5 de octubre de 2022
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

Organizaciones humanitarias, campesinas, indígenas y gays reclaman cupo en Consejo de Paz

30 de marzo de 2014
30 de marzo de 2014

 

La solicitud por separado “Colombianas y Colombianos por la Paz” y 35 organizaciones similares.

La misiva de Colombianas y Colombianas por la Paz está firmada por la excongresista Piedad Córdoba, quien señala:

Compartimos con usted que la paz no es sólo el silenciamiento de los fusiles: la paz se construye desde las regiones, con inclusión, desarrollo humano sostenible y sustentable, educación y salud para todas y todos los ciudadanos de esta nación. La paz es aprender a vivir con las diferencias, es aceptar la diversidad y también es participar en los asuntos de interés común.

Sabemos de su compromiso con la paz y, en este cometido puede estar seguro, señor Presidente, de que no escatimaremos esfuerzos para apoyar todas las iniciativas que contribuyan a la consecución de este derecho y de este bien colectivo.

Teniendo como horizonte el logro de la paz y la necesidad de fortalecer el apoyo ciudadano a través de una participación amplia y pluralista, que incluya la diversidad política, regional, étnica, de mujeres y jóvenes, nos es grato conocer que usted ha hecho eco del clamor de sectores sociales, políticos y de militantes de la paz, al anunciar que convocará al Consejo Nacional de Paz.

Señor Presidente, consideramos que no se trata solo de convocarlo, sino de crear las condiciones políticas e institucionales que permitan hacer realidad el espíritu de la Ley 434 de 1998 que en el Artículo 1, plantea: “La política de paz es una política de Estado, permanente y participativa. En su estructuración deben colaborar en forma coordinada y armónica todos los órganos del Estado y las formas de organización, acción y expresión de la sociedad civil, de tal manera que trascienda los períodos gubernamentales y que exprese la complejidad nacional”. En el Artículo 2, numeral d, se afirma “Alcanzar y mantener la paz exige la participación democrática de los ciudadanos, el compromiso solidario de la sociedad y la concertación de las políticas y estrategias para su consecución”.

El Consejo de Paz, tanto en lo nacional como en lo territorial, es un instrumento político importante para garantizar que la sociedad colombiana respalde los acuerdos que se deriven del pacto para dar por terminado el conflicto y participe de manera organizada, concertada y pluralista en la construcción de la paz. Para lograr que este mecanismo cumpla su función, proponemos sea revisada la Ley 434 de 1998, buscando que se adecue a las nuevas realidades del país.

En esta dirección consideramos que el Artículo 4 debe ser ajustado de manera que se acojan expresiones y movimientos como el Congreso de los Pueblos, la Marcha Patriótica, los miembros de la insurgencia que se vinculen nuevamente a la sociedad colombiana, una más amplia representación de las organizaciones de mujeres; las organizaciones de víctimas, las y los jóvenes, organizaciones ambientalistas, CONPAZ -Comunidades Construyendo Paz en los Territorios-, representantes de las comunidades LGTBI. Asimismo, es necesario analizar y ampliar la participación regional y determinar sus mecanismos; así como el fortalecimiento de los Consejos Territoriales de Paz.

Es nuestro interés, señor Presidente, continuar contribuyendo en la construcción de la paz y poder participar en el Consejo Nacional Paz.
Respetuosamente, Piedad Córdoba Ruíz

Mientras tanto, la carta de CONPAZ señala:
Presidente de la República
Juan Manuel Santos
Referencia: Solicitud Asiento en Consejo Nacional de Paz de CONPAZ
Reciba un cordial Saludo

Nosotros somos integrantes de la iniciativa que desde el 2001 hemos conformado Comunidades Construyendo Paz en los Territorios, CONPAZ, en la que participamos más de 32 iniciativas rurales de protección territorial, apuestas ambientales, agroecológicas, iniciativas de Comisión de la Verdad, de humanización y terminación del conflicto armado, hemos dirigido más de tres comunicaciones al Alto Comisionado de Paz, solicitando intervención nuestra en las mesa de conversaciones.

Queremos manifestar nuestro respaldo a su decisión de convocar nuevamente al Consejo Nacional de Paz, además de saludar su decisión para iniciar el diálogo con las FARC E.P, esperamos que prontamente se inicien con el ELN.

Queremos solicitar a través de esta misiva nuestra participación en el Consejo Nacional de Paz, desde la creación de esta figura, muchas iniciativas de paz se han constituido, nosotros somos parte de estas iniciativas y por eso hacemos la solicitud.

En tres ocasiones hemos dirigido comunicación al Alto Comisionado de Paz solicitando participar en los escenarios que se abran para las víctimas y organizaciones en el marco de las conversaciones para la Paz, de las cuales no hemos tenido respuesta
Agradecemos su atención y quedamos atentas y atentos a su comunicación.
Por CONPAZ
Marco Velásquez
Suscriben:

• Asociación agroecológica Esther Cayapú, ASOESCA,Trujillo, Valle.

• Asociación agroecológica de familiares de víctimas de Playa Rica – ASAVIP – Trujillo,
Valle.

• Asociación Agroecológica Koinonia – ASOKOINONIA, Trujillo, Valle.

• Asociación Campesina Agroecológica Bien Andante, Sucre, Cauca.

• Asociación Campesina Agroecológica Huerto Renacer, Sucre, Cauca.

• Asociación Campesina de Desarrollo Sostenible de San Salvador, ASCADES, Puerto Asís,
Putumayo.

• Asociación Campesina en la memoria de Dumar Aljure, Mapiripán, Meta.

• Asociación de familias víctimas de desplazamiento forzado de Argelia, Cauca.

• Asociación de familias víctimas de ejecuciones extrajudiciales “Sembradores de Paz”, San
Antonio, Inza, Cauca.

• Asociación de Productores y Procesadores “Camino al Futuro”, ASPROCAF, Puerto Asís,
Putumayo.

• Asociación de Víctimas de la Violencia de Riosucio, CLAMORES, Municipio de Turbo,
Antioquia.

• Asociación de Trabajadores del Campo (ASOTRACAMPO), Galapa – Atlántico.

• Comunidad Civil de Vida y Paz, CIVIPAZ, municipio de El Castillo, Meta.

• Comunidad de Vida y Trabajo “La Balsita”, municipio de Dabeiba, Antioquia.

• Comunidades de Autodeterminación Vida y Dignidad, CAVIDA, municipio Riosucio,
Chocó.

• Comunidades de Nueva Unión, Pedeguita y Mansilla, Carmen del Darién, Chocó.

• Comunidades de Santa Rosa del Limón y Vigía del Curvaradó, Carmen del Darién, Chocó.

• Consejo comunitario de la comunidad negra del río Naya, Buenaventura, Valle.

• Consejo comunitario y biodiverso El Porvenir del bajo Calima, Buenaventura, Valle.

• Consejo Regional del Pueblo Nasa del Putumayo.

• Familia Martínez, finca la Alemania, municipio de San Onofre, Sucre.

• Familia Mausa, Blanquicet y municipio Carmen de Bolívar, Bolívar.

• Familias de los Consejos comunitarios que habitan en Zonas Humanitarias y Zonas de
Biodiversidad de Curvaradó, municipio Carmen del Darién, Chocó.

• Familias de los Consejos comunitarios que habitan en Zonas Humanitarias y Zonas de
Biodiversidad de Jiguamiandó, municipio Carmen del Darién, Chocó.

• Familias del consejo comunitario de Bijao, Onofre en Pedeguita y Mansilla.

• Familias del consejo comunitario de Nueva Unión en Pedeguita y Mansilla.

• Fundación de Desplazados y Personas Vulnerables (FUNDAPAD) Zona Bananera –
Magdalena.

• Jóvenes Unidos por el Bajo Calima, JUBCA, Buenaventura, Valle.

• Los familiares de once jóvenes asesinados por el ejército, en los conocidos como “falsos
positivos”, municipio de Tolú Viejo, Sucre.

• Pueblo Kamëntsá Valle de Sibundoy, Putumayo.

• Resguardo Humanitario Ambiental – Urada Jiguamiandó, So Bia Drua, Pueblo Embera,
municipio Carmen del Darién, Chocó.

• Resguardo Humanitario y Biodiverso Santa Rosa Guayacán Pueblo Nonam,
Buenaventura, Valle.

• Zona de Reserva Campesina Perla Amazónica, ADISPA, Puerto Asís, Putumayo.

• Zonas de Biodiversidad “Grupo Porvenir”, Puerto Asís, Putumayo.