4 de octubre de 2022
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

Comportamiento sexual de aves varía según estímulos que reciban

24 de marzo de 2014
24 de marzo de 2014

codorniz

El estudio buscaba analizar el aprendizaje de conductas mediante ejercicios que asocian un estímulo–respuesta (tal como un humano comprende que con girar una llave se puede abrir la puerta), enfatizando en los efectos que se producen cuando los estímulos son suspendidos.

Para ello, Germán Gutiérrez, profesor de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá, trabajó con una especie japonesa de estas aves, dado que ofrecen un buen modelo para identificar cómo ocurren los mecanismos de aprendizaje; además, se reproducen constantemente y son fáciles de cuidar en un laboratorio.

El investigador representó a la codorniz hembra en un modelo abstracto en tela, el cual era mostrado al macho antes de su acostumbrado ritual para copular. De esta prueba se obtuvo como resultado que el macho aprendía a reconocer el objeto y empezaba a mostrar respuestas que solo aparecían ante la hembra real.

“Sin embargo, contrario a lo que podría pensarse, cuando se extingue el estímulo o deja de asociarse con la codorniz real, la conducta no desaparece sino que se incrementa, un fenómeno que resulta interesante porque describe una serie de comportamientos inesperados que aportan al estudio conductual en otras especies ”, indicó el docente del Departamento de Psicología de la U.N.

El profesor Gutiérrez agregó que la adquisición y extinción del estímulo puede ayudar a entender por qué fenómenos que aparentemente deberían tener el efecto contrario, tienden a incrementarse hacia el futuro.

“Por otra parte, también se observó que la conducta sexual de las codornices y otras especies de aves disminuye según la cantidad de luz en el ambiente, por tanto a menor exposición a la luz, se reduce la cantidad de testosterona en pocas semanas y en consecuencia baja la conducta reproductiva del animal”, precisó el experto.

Estos hallazgos contribuyen al estudio del comportamiento en otras especies, aunque también son un insumo para investigadores de otros campos, enfocados en el área del fetichismo y los procesos de aprendizaje en torno a la disminución de determinados comportamientos, sin necesidad de recurrir a castigos o medidas de fuerza, sino usando las estrategias de extinción.

Los procesos se adelantaron en el del Laboratorio de Aprendizaje y Comportamiento Animal de la sede Bogotá.

(Por:Fin/FLPV/CAPG/AC)
Agencia de Noticias UN –