5 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Luisa Sossa y su bisabuela Inés

15 de marzo de 2014
15 de marzo de 2014

Se trata de una película documental en la que Luisa es la narradora, el hilo conductor, que muestra las opiniones de una familia tradicional paisa valluna integrada por los padres y veinte hijos, algunos de los cuales se atrevieron ante las cámaras a desnudar la verdadera historia de un hogar disfuncional en el que a través de varios años se sufre, se padece, se soporta, el comportamiento machista del padre y esposo, mujeriego , parrandero y jugador como pregona la canción mejicana. Y violento.

Luisa recogió el material para su película durante cinco años y el resultado es un filme que sorprende por varios aspectos. Diríamos que el principal es el de la frescura. Documentales y películas entrabadas que pretenden ser intelectualistas, aburren al espectador por lo abstrusa de la narración y la oscuridad de los personajes. En el documental de Luisa Sossa las circunstancias fluyen naturalmente y los espectadores reflexionan sobre los problemas que plantea con una profunda elementalidad. La historia que se narra puede ser la misma de la familia de cualquier asistente al teatro. Los actores, que no son actores, son tíos, primos, tíos abuelos que merced al impulso inicial de Luisa, con dramáticas recordaciones no exentas de humor, nos aproximan a la denuncia de una violencia familiar y machista que se asimilia con resignación por la clara influencia religiosa que predica la indisolubilidad matrimonial. Durante los setenta y dos minutos de duración de la película, se matizan los monólogos con una sobria pero poética fotografía que termina en un bella escena ceremonial interpretada por la misma Luisa, quien aspira a exorcizar el dolor que le produjo el encuentro con la experiencia de su antepasada y desear con toda vehemencia que la historia no se repita en las generaciones por venir, todo basado en el testimonio manuscrito que legó su bisabuela Inés y que la directora conoció casualmente.

Valiente además Luisa Sossa. Eso de exponer a la luz pública la violenta saga familiar no debe ser fácil. En su exitosa experiencia se llevan los laures igualmente los integrantes de la familia Peláez Rodriguez, que si no hubiera sido por ellos la original y creativa idea de Luisa Sossa no hubiera sido posible.

Ojalá que los empresarios y distribuidores se fijen en esta producción y que se logre difundir ampliamente, Inés o recuerdos de una vida. Fue rodada en Tuluá,Cartago y Andalucía, poblaciones del Valle del Cauca, en Colombia, pero por su contenido puede llegar a un grueso público. Y que se pueda cumplir el anhelo de su directora de ir con su película ¨ a pueblos pequeños y machistas para conversar con maltratadores, víctimas o testigos de la violencia de género porque hay que sacar el tema de la oscuridad que muchas mujeres lo viven en silencio y porque además todos hemos tenido un pasado de violencia machista en nuestro entorno cercano y familiar ¨, según sus propias palabras.

Se hablará mucho de la original propuesta de Luisa Sossa, para la que no dudamos en calificar con un 5 en la votación del público recogida a la salida de los teatros.