18 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Hay que elegir un buen Congreso

7 de marzo de 2014

Participando en este debate electoral, los colombianos estaremos apostándole a cambiar un poco la imagen de una corporación que desde hace muchos años viene siendo  cuestionada por las prácticas corruptas de muchos de sus integrantes.

Para que podamos lograr la renovación del Congreso de la República necesitamos que el ciudadano tome conciencia de la importancia de su voto. Debe saber que es un derecho que le da la democracia para que participe en la escogencia de los integrantes de una corporación que legisla sobre los derechos de todos los colombianos. Por lo tanto, el voto se debe depositar a conciencia, convencidos de que al Congreso de la República se deben llevar ciudadanos íntegros, comprometidos con el crecimiento de Colombia, que sean reconocidos por su honestidad. Líderes que se preocupen por el desarrollo del país en todos los sentidos.  

Este domingo la cita es con la democracia. En  razón a ello, los colombianos debemos acudir a las urnas para elegir parlamentarios con formación académica, que tengan clara su visión del país. Líderes que trabajen para construir un país con justicia social. Un país donde se respeten los derechos humanos, donde la convivencia pacífica sea garantía de tranquilidad para los ciudadanos, donde la tolerancia nos permita vivir en paz. Al Congreso de la República debemos llevar ciudadanos íntegros, no políticos cuestionados por sus prácticas corruptas. Hombres formados para legislar, que se preocupen por construir una sociedad con valores.

Preocupa a los medios de comunicación que en las listas de candidatos aparezcan nombres de personas que tienen nexos de familiaridad con políticos condenados por el delito de concierto para delinquir. ¿Por qué razón los partidos políticos extendieron avales a esas personas? La llegada de estos parlamentarios permitirá a los condenados legislar en cuerpo ajeno. Y esto es algo que los ciudadanos de bien deben rechazar. Al Congreso de la República deben llegar personas de elevadas calidades morales, ciudadanos sin mácula alguna, que sean garantía de transparencia. Estos  comicios son la oportunidad para impedir el ingreso a esa corporación de políticos cuestionados por prácticas corruptas.

Colombia debe elegir este domingo un Congreso admirable. Si se llevan a este recinto de la democracia personas comprometidas en trabajar por una Colombia incluyente, con oportunidades para todos, el Congreso recuperará la admiración de los colombianos. Pero si regresan parlamentarios que nunca se han preocupado por presentar un proyecto de ley, que solamente les importa cobrar su elevado salario, que aprovechan su investidura para esquilmarle recursos al Estado, esta corporación seguirá siendo la más desprestigiada del país. Como electores, en nuestras manos está ayudar a recuperar el prestigio del Congreso. Votar bien es un compromiso que tenemos los colombianos si queremos cambiarle la imagen a una institución cuestionada.