7 de octubre de 2022
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

Gobierno de Santos de espaldas frente a tragedia humanitaria en Buenaventura y crisis ambiental en Casanare: Clara López

22 de marzo de 2014
22 de marzo de 2014

 

La preocupante situación del puerto de Buenaventura no da espera, dijo López Obregón, quien hizo énfasis en que prácticamente esta ciudad del Valle del Cauca está abandonada a su suerte, pues el gobierno no está haciendo frente a los espeluznante casos de desmembramiento de cuerpos que vienen ocurriendo de tiempo atrás, el desplazamiento forzado, la inefectividad de la Policía y el accionar cada vez más violento de los grupos paramilitares.

Es inconcebible que las autoridades no hayan frenado el atroz fenómeno de las denominadas “casas de pique” en las que se descuartizan seres humanos en el puerto del Pacífico, y donde según la investigación de la organización Human Rights Watch, es el lugar del país con más víctimas de desplazamiento por la generalización de la violencia, afirmó la aspirante presidencial.

Si el gobierno colombiano no es capaz de enfrentar tamaña crisis humanitaria que está asolando al principal puerto sobre el Pacífico, dijo López Obregón, no queda otra alternativa que solicitar apoyo a los organismos internacionales de derechos humanos.

“Una vez que lleguemos al gobierno, como estoy segura que lo lograremos, vamos a elaborar un programa de rehabilitación urgente no solo para enfrentar el problema de orden público sino para atender con políticas efectivas la pobreza extrema de las mayor parte de habitantes de Buenaventura, que es una de las causas principales del desquiciamiento social que lleva a que se disparen los fenómenos de violencia”, puntualizó la dirigente política.

Negligencia en crisis ambiental de Casanare

La candidata presidencial del Polo también se refirió a la crisis ambiental en la región de la Orinoquía, afectada por una grave sequía que ha cobrado la vida de veinte mil animales entre chigüiros, tortugas y ganado, especialmente en el departamento de Casanare. Dijo que asombra el grado de desidia oficial pues las autoridades ambientales del orden nacional en su incapacidad no están ofreciendo ninguna alternativa a los habitantes, lo que evidencia que este gobierno carece de una política pública en materia ecológica.

El gobierno no puede limitarse a un simple pronunciamiento del Ideam para tratar de explicar que esta tragedia ambiental se debe solamente a un fenómeno de sequía, dijo López Obregón, al señalar que lo que está ocurriendo es consecuencia de la crisis climática que en esta región del oriente del país es generada por las petroleras, las empresas mineras y la ganadería extensiva, como lo han demostrados varias investigaciones.

En efecto, la candidata del Polo citó los estudios que sobre el particular ha realizado la Asociación de Protectores de la Fauna Colombiana y del Medio Ambiente para señalar que las actividades petroleras, mineras y ganaderas han afectado en grado superlativo el medio ambiente de la región, cambiando los cauces de los ríos, contaminando sus reservorios y generando una  emergencia ecológica de grandes proporciones, ante la mirada pávida del gobierno que sigue empeñado en garantizar la confianza inversionista a las transnacionales y a los grandes empresarios sin importarle las graves consecuencias medioambientales.