17 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Explosión dejó cuatro habitantes de calle muertos en Medellín

23 de marzo de 2014
23 de marzo de 2014

 

“Todos nos despertamos. Me acerqué y vi el cuerpo de un hombre boca arriba, con la cabeza descolgada. Había varios policías y personas heridas. Un compañero que estaba más cerca dice que le alcanzó a caer carne humana”, narró Londoño.

Los hechos se presentaron en la zona de acceso del Centro Día Número 1, perteneciente al Sistema de Atención al Habitante de Calle de la Alcaldía. En el lugar estar personas pueden asearse y reciben alimentación y capacitación, pero la mayoría no pasa más de una semana en estos sitios.

El personero de Medellín, Rodrigo Ardila, confirmó que murieron cuatro personas. “Con la intervención de algunas ollas de vicio, muchas de estas personas se han desplazado a zonas cercanas a la Plaza Minorista y al río Medellín y también han intentado cooptar otras”, agregó el funcionario.

Las autoridades investigan la hipótesis de que la carga explosiva, detonada a control remoto, estaba dentro de uno costal que portaba una de estar personas que se disponía a ingresar al sitio y que pudo haber sido colocada por expendedores de estupefacients que se sienten afectados por los operativos de los últimos días.

“Se trata de alrededor de un kilo, de un tipo de explosivo por confirmar. La onda afectó al ciudadano que llevaba la carga y a otros que estaban cerca. Estamos hablando de seis civiles que fueron trasladados a Clínica Soma y a otros centros asistenciales; y 6 policías que hacían operativos”, sostuvo el general José Ángel Mendoza, comandante de la Policía Metropolitana.

Un guarda se seguridad que estaba de turno también resultó afectado, pues perdió parte de la audición. Fue conducido a la Clínica Medellín, pero ya fue dado de alta.

El vicealcalde de Gobernabilidad, Luis Fernando Suárez, dijo que pudo haberse tratado de una retaliación contra la acción que realiza las secretarías de Inclusión Social y de Espacio Públicos, junto con la Policía, para evitar el origen de nuevas plazas de vicio. En la ciudad deambulan cerca de 3.381 habitantes de calle.

Londoño, quien prefiere vivir en la calle “para estar libre y no pagar arriendo”, expresó que en la última semana han aumentado los operativos de la Policía, y que no siempre ellos van de forma voluntaria a los centro día. “A veces uno se deja montar al camión para evitar que lo maltraten”, dijo.

Por su parte, los concejales Luis Bernardo Vélez y Miguel Quintero, denunciaron que los eventos de internacionalización y la programación de grandes eventos mundiales –en alusión al Foro Urbano Mundial que se avecina-, no pueden realizarse a costa de acciones de represión y violencia contra poblaciones vulnerables, “al considerar que deterioran el paisajismo y la percepción de seguridad frente a turistas”.

Los corporados pidieron a la Administración Municipal coordinar acciones con municipios del Área Metropolitana y solucionar el déficit presupuestal para el 2014, de cerca de 6 mil millones de pesos, para ofrecer una atención en rehabilitación y resocialización oportuna a estar personas.

Para Ardila, es deber del Estado restablecer los derechos a los habitantes de calle, pero no a la fuerza, y agregó que los controles de las autoridades locales con permanentes y no hay elementos para decir que hay mayor represión por la proximidad del Foro Urbano Mundial, el certamen de arquitectura más importante del planeta.