18 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Crecen los reportes de cáncer de piel no melanoma en Colombia

24 de marzo de 2014
24 de marzo de 2014

cancer de piel

El cáncer de piel no melanoma (CNM) es la patología tumoral más maligna en personas de raza blanca, que se puede encontrar de dos formas: el carcinoma basocelular (CBC) y el carcinoma escamocelular (CEC).

El primero (CBC) es un tumor maligno de lento crecimiento, rara vez genera metástasis, tiene capacidad de producir destrucción tisular (de los tejidos) local extensa y es causa de morbilidad considerable. El segundo (CEC) es un tumor más agresivo, con mayor capacidad para la generación de metástasis y, por lo tanto, de mayor mortalidad.

En Colombia, a pesar del incremento progresivo de las tasas de CNM, no se conocían las características y las condiciones propias de nuestra población relacionadas con el riesgo de desarrollar la enfermedad. Por eso, es importante tener en cuenta apartes del estudio hecho por Guillermo Sánchez Vanegas, médico colombiano, magíster en Epidemiología Clínica y doctor en Salud Pública de la Universidad Nacional de Colombia.

Algunos de los hallazgos más relevantes se centran en el riesgo frente a la exposición laboral en actividades que obligan al trabajador a permanecer largas jornadas al aire libre. Quienes lo han hecho durante 15 años o más tienen casi tres veces el riesgo de desarrollar CEC y casi dos veces de desarrollar CNM. El 80% de los casos que se estudiaron pertenecían al sector agropecuario.

Los niños se exponen a altos niveles de rayos ultravioleta (o radiación UV), sin embargo los niveles de exposición en las áreas rurales son mayores, producto de sus actividades recreativas, laborales en el campo y las grandes distancias que recorren bajo el sol.

“En el ámbito rural se reúnen condiciones como el pobre acceso a campañas preventivas, a los servicios de salud y a los medios de comunicación. Estas situaciones acentúan el riesgo en la población”, explica Sánchez.

Además, hay que tener en cuenta la interacción entre el cigarrillo y el trabajo al aire libre. De acuerdo con el estudio, personas que fumaban más de 10 cigarrillos al día habían trabajado al aire libre durante más de 15 años. Así el consumo de esta cantidad de cigarrillos está asociado al CNM.

De acuerdo con el especialista, se estableció que el CNM es producto de una interacción compleja que involucra diferentes elementos, entre los que se destacan la infancia, el ámbito rural, las condiciones laborales, la economía del sujeto, el trabajo al aire libre y las posibilidades de acceder a la prevención.

Es así como las estrategias actuales de prevención están mal enfocadas, puesto que han sido lideradas desde la perspectiva de la industria, con un interés marcadamente comercial y dejando de lado la verdadera población vulnerable.

(Por:Fin/hesp/sup/pb)
Agencia de Noticias U. Nacional