3 de octubre de 2022
Directores
Juan Sebastián Giraldo Gutiérrez
Ximena Giraldo Quintero

Candidata del Polo plantea que para eliminar la pobreza, todos los mecanismos del Estado deben enfocarse al pleno empleo

20 de marzo de 2014
20 de marzo de 2014

 

El planteamiento de López Obregón suscitó aplausos entre el auditorio en el que se encontraban otros aspirantes presidenciales, al argumentar que uno de los fundamentos de su estrategia económica se basa en el fortalecimiento del mercado interno del país, como requisito para el mejoramiento de las condiciones de vida de la mayoría de la población.

“Para conseguir el pleno empleo tenemos que hacer reformas sustanciales como la renegociación de los tratados de libre comercio, que no es una tesis testaruda ni una consigna política, sino que ante la crisis cambiara que se avecina, según ha señalado el FMI, el TLC con EE.UU., por ejemplo, limita la capacidad del país para crear mecanismos que permitan sortear esas crisis con mecanismos básicos como la intervención de las tasas de cambio”, dijo la candidata del Polo.

Explicó que el pésimo índice de crecimiento industrial en Colombia obedece en buena medida a la competencia extranjera y a la falta de incentivos por parte del Estado para fortalecer el sector.

“Creemos en un modelo económico colombiano para colombianos,  no me gusta la estigmatización de asociarnos con experimentos que han sucedido en el continente, pero es necesario saber que Colombia tiene un enorme historia económica que se ha echado de lado y que debemos reestructurar. Se necesita un Estado fuerte para que funcione el mercado, un Estado protector para que haya justicia social y un Estado interventor que respete la propiedad privada, garantizándole los derechos a quienes la tienen y posibilitando el acceso a quienes no”, precisó.

Como parte de las propuestas, y ante las preguntas de los asistentes que inquietaron a la candidata sobre la forma de ejecución de su política económica, López Obregón hizo énfasis en la necesidad de una relación tributaria progresiva de acuerdo con las capacidades y según el tamaño de las empresas, “porque hoy los que no pagan impuestos, son los que mayor capacidad tienen”.

Finalmente, la aspirante presidencial afirmó que no se puede pretender que el campo colombiano compita con los agricultores extranjeros, teniendo en cuenta que en Estados Unidos “el presidente Obama aprobó la inversión de 200 mil millones de dólares anuales para subsidiar a sus agricultores”, mientras que los productores colombianos enfrentan dificultades para el sostenimiento de sus familias.