16 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Agua de acueductos rurales no es potable en cuenca del río Chinchiná

15 de marzo de 2014
15 de marzo de 2014

Así lo expresó Martha Helena Barco Vargas, coordinadora del componente socioeconómico del Plan de Ordenación y Manejo Ambiental de la Cuenca Hidrográfica del Río Chinchiná (POMCA), el cual es ejecutado por el Instituto de Estudios Ambientales (IDEA) de la Universidad Nacional de Colombia en Manizales.

La experta asegura que, a pesar de la buena cobertura observada en el ítem de servicios públicos, hay deficiencias en la calidad del agua de los acueductos rurales de los municipios pertenecientes a la cuenca del río Chinchiná: Manizales, Neira, Palestina y Villamaría, que además hacen parte del área metropolitana del suroccidente caldense.

Para muchos habitantes de las áreas rurales de la región es normal tomar el agua directamente de los nacimientos o quebradas y conducirla a sus viviendas sin ningún tratamiento previo.

“Esta particularidad es una de las causas de la enfermedad diarreica aguda (EDA), afección que se podría evitar con mayor inversión en obras de saneamiento básico y políticas de potabilización del agua. Esto conllevaría al ahorro de recursos destinados a la detección, diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad”, precisó la profesora Barco Vargas.

Igualmente, el estudio evidenció que los municipios de la Cuenca, Neira y Palestina son los que presentan mayores índices de pobreza y miseria, según datos orientados con base en el indicador de necesidades básicas insatisfechas (NBI).

Esta información hace parte de los estudios adelantados en el marco del Plan de Ordenación y Manejo Ambiental de la Cuenca Hidrográfica del Río Chinchiná (POMCA), liderado por la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas) con la participación de la U.N. sede Manizales.

(Por:Fin/AMEJ/CAPG/AC)