16 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Oferta hídrica está en crisis en la cuenca del río Chinchiná

25 de febrero de 2014
25 de febrero de 2014

 

Este diagnóstico fue dado a conocer a la comunidad que vive en las regiones por donde transita la cuenca del río Chinchiná, como parte del compromiso de la Universidad Nacional en Manizales por desarrollar el Plan de Ordenación y Manejo de este valiosísimo ecosistema.

Entre otros resultados de la etapa de diagnóstico, se evidencia que la oferta hídrica es altamente vulnerable a problemas de disponibilidad del agua.

En cuanto a la situación de la fauna, se encontró que de las familias de aves, ocho son vulnerables, tres se encuentran en peligro y dos más (el loro coroniazul y el loro orejiamarillo) están en peligro crítico.

De los peces, dos familias presentan vulnerabilidad, una en peligro y la conocida como guppy en peligro crítico. En cuanto a los mamíferos, encontraron cuatro familias vulnerables, entre ellas el tapir, que se encuentra en peligro crítico. Sobre los Herpetos (anfibios), la ranita de colores está en peligro crítico, la rana cazador está en amenaza y tres especies más están en peligro.

La entrega del diagnóstico, enfocado en siete componentes, arrojó alrededor de 23 problemas. Estas conclusiones las entregará la U.N. a Corpocaldas, entidad ambiental responsable del proceso. Posteriormente, continuará la etapa de zonificacion ambiental, que definirá proyectos viables para equilibrar la cuenca y hacer que los servicios que se manejen se preserven por muchos años más.

Para ello, el equipo interdisciplinar de la U.N. en Manizales, junto con la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas), puso en común los aspectos técnicos y físicos que componen la cuenca, para exponer a las comunidades cómo se encuentra el ecosistema en este momento, cuáles son los problemas más críticos que allí se presentan y cuáles son las visiones sobre lo que se quiere lograr a través de este estudio.

“Con el evento denominado ‘Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar’, quisimos mostrar a los participantes que lo que busca el ordenamiento es que los ríos tengan el espacio de los ríos, que los bosques tengan el espacio de los bosques y que estos ecosistemas puedan albergar especies sin problema. Lo importante es enseñar a la población cómo es la cuenca, sus formas, sus pendientes, su cantidad de agua, entre otros rasgos”, afirmó Adela Londoño Carvajal, profesora de la U.N. en Manizales y directora del proyecto.

Además, agregó que existe la idea errada de que los humanos son los únicos que necesitan el recurso hídrico, pues se olvida que son miles las especies vegetales y animales que también lo necesitan.

“Somos 500 mil habitantes que vivimos cerca de la cuenca del río Chinchiná, pero también viven allí más de dos mil especies de pájaros, 300 especies de mamíferos, así como otros elementos relacionados con flora, fauna y biodiversidad”, señaló Londoño.

(Por:Fin/FLPV/CAPG/AC)
Agencia de Noticias UN