15 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La industria relegada

25 de febrero de 2014

Según el DANE, la producción industrial manufacturera sin trilla de Café disminuyó 1.9% frente al 2012. Los sectores que más contribuyeron a la caída de la industria, debido a una menor producción fueron: la fabricación de vehículos que disminuyó en casi el 20%; la de las actividades de edición e impresión que se redujo en 13%; la producción de papel, cartón y similares que cayó 7% y la de confecciones en un 5.6%. El personal ocupado en la industria se redujo 2.2%, el personal contratado a término fijo disminuyó 4,5% y el de término indefinido 0,2%.

Los datos de la producción manufacturera tuvieron una leve mejoría para diciembre, crecieron 1.5% frente al mismo mes de 2012. Sin embargo el buen desempeño de uno o dos meses (noviembre y/o diciembre) no compensó el mal desempeño de los meses anteriores. Diciembre siempre es un mes de datos atípicos pues por navidad hay mayores consumos.

Las ventas del sector industrial cayeron 1.7% en el año 2013. Las ventas al mercado exterior se redujeron 2.2% frente al 2012. Del anterior porcentaje las ventas a Estados Unidos cayeron en 15.5%, la mayoría en combustibles y aceites minerales. Según el DANE el mayor valor se exportó durante noviembre y diciembre.

De otro lado, las importaciones crecieron 0,5% frente al año 2012; de este porcentaje la mayor participación fue en manufacturas con un 76.8%. El 30% de todas las importaciones provinieron de Estados Unidos. Para algunos productos el nivel de importaciones es preocupante: el 40% del consumo de frutas, hortalizas, legumbres y aceites fue importado en el segundo trimestre de 2013; para algunos productos textiles esto fue más del 50%, similar ha sido para el calzado; para otros como autopartes ha sido el 78.03%.

Según FEDESAROLLO el índice de confianza comercial para diciembre de 2013, construido a partir de la percepción de los empresarios en el comercio, sobre la situación económica de la empresa, el nivel de las existencia y sus expectativas frente al próximos semestre fue 22%, esto es 1,2 puntos por debajo del valor obtenido en 2012 (23,2%).

Frente a 2012 las percepciones que mantienen la confianza por debajo son el de la situación económica de la empresa y las expectativas para el próximo semestre. Para los empresarios es claro el deterioro de la economía, no tienen confianza en que el primer semestre de este año les traiga buenos resultados.

Por el lado de la confianza del consumidor los resultados son apenas un poco mejores. Sin embargo cuando se trata de la pregunta «dentro de 12 meses, ¿cree usted que las condiciones económicas del país en general estarán mejores?» el resultado es favorable apenas en un 11% es decir, la gran mayoría considera que la economía del país tiende a no mejorar.

Si bien una tasa de cambio devaluada como la que hoy tenemos en comparación con los meses anteriores, debe beneficiar la industria, no es el único factor a tener en cuenta. El gobierno del Presidente Santos ha relegado el apoyo a la industria y a la agroindustria, minando su competitividad y desestimulando nuevas inversiones, lo que está generando la reducción de puestos de trabajo en sectores intensivos en mano de obra, tan necesarios en la economía del país.

José Darío Salazar
Senador de la República