23 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Jefe de Inteligencia y director del CITEC fueron relevados por chuzadas

5 de febrero de 2014
5 de febrero de 2014

Jefe de Inteligencia y director del CITEC dejarán el cargo, más no saldrán de la institución.

Luego de que la revista ‘Semana’ relevara un nuevo escándalo por supuestas ‘chuzadas’ desde una oficina clandestina en Bogotá, y en las que habrían interceptado a miembros del equipo negociador del Gobierno en el proceso de paz con las Farc, así como a funcionarios de la Fiscalía y la Policía, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, afirmó que se relevarán de sus cargos a los generales Mauricio Ricardo Zúñiga, jefe de inteligencia del Ejército, y a Jorge Andrés Zuluaga, director del CITEC.

Pinzón reiteró que los procedimientos de inteligencia que realizan las Fuerzas Militares se adelantan bajo el marco de la ley. Incluso, señaló que muchos de los golpes al terrorismo han sido, en parte, gracias a los hombres y mujeres de la inteligencia colombiana.

“Es necesario que ante las denuncias se aclare si lo que realmente se ha dicho es cierto o no”, dijo el Ministro. Así mismo, confirmó que, siguiendo las instrucciones del Presidente, se tomarán cuatro acciones como medidas consecuentes del escándalo.

La primera de ellas fue la apertura de una investigación disciplinaria. Se espera entonces, a comienzos de la próxima semana, un informe detallado sobre la situación. La segunda es la apertura, de parte de la justicia penal militar, de indagaciones preliminares. El tercer aspecto es facilitar a la Fiscalía toda la colaboración para que adelante las investigaciones que permitan verificar si hubo o no extralimitaciones. Y por último, el relevo de los dos generales Zúñiga y Zuluaga.

A su turno, el fiscal Eduardo Montealegre aseguró que si bien las interceptaciones incluyen la posibilidad de hacer rastreo del espectro electromagnético y está permitido por la Constitución y ordenamiento jurídico colombiano, lo que no se puede hacer es interferir en el derecho a la intimidad y el buen nombre de las personas, porque para eso se requiere siempre una orden judicial.

«Hay que resaltar que la Corte Constitucional ha dicho que la inteligencia del Estado tiene límites predeterminados en el ordenamiento jurídico. Uno de esos límites es que no pueden existir invasión, injerencia en los derechos fundamentales e individuales de las personas», dijo el Fiscal.

Sobre la base de los lineamientos señalados, advirtió Montealegre, adelantará esta investigación para determinar si existió o no extralimitación de funciones por parte de los medios de inteligencia pública que intervinieron en el hecho denunciado.

«La Fiscalía ya tiene en su poder varios elementos producto del allanamiento. Contamos con autorización de un juez de control de garantías para hacer un examen minucioso a los computadores incautados. Vamos a determinar si las labores de inteligencia se desviaron a actividades prohibidas por la Constitución, como injerir en derechos fundamentales como el derecho a la intimidad», advirtió.

¿Quién es el general Zúñiga?

Mauricio Ricardo Zúñiga Campo ascendió a finales de noviembre del 2011 al grado de general y es oficial del arma de inteligencia. Es administrador de empresa y adelantó curso de Lancero, Básico de Inteligencia y Contrainteligencia y Operaciones de Paz.

Se desempeñó como Ejecutivo y Segundo Comandante de la Regional de Inteligencia Militar No. 4, siendo luego su comandante. También ocupó el cargo de Director de Inteligencia y Contrainteligencia del Ejército.

Por cuarta vez, le fue otorgada la Medalla Servicios Distinguidos en Orden Público. Además, recibió la condecoración Orden del Mérito Militar ‘Antonio Nariño’ y Orden del Mérito Militar ‘José María Córdova’, en el grado de Comendador.

De igual forma, le ha sido conferida la Medalla Distintivo Batallón Colombia No. 28, Medalla Unidos al Servicio por la Paz, Medalla Militar Ministerio de Defensa Nacional, Medalla Orden al Mérito Coronel Guillermo Fergusson, entre otras.

Antes de regresar a la Dirección de Inteligencia se desempeñó como Agregado Militar de Colombia en El Salvador.