9 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

En Salamina, se posesionó el alcalde más joven: Juan Pablo Ospina Rosas

14 de febrero de 2014
14 de febrero de 2014

 

Cuando el Embajador de Colombia en Estados Unidos, Luis Carlos Villegas se preguntó en alguna oportunidad ¿qué hacer con el futuro del municipio de Salamina, en el de Departamento de Caldas, en búsqueda de una respuesta a la violencia que le sacudía y los problemas de orden social y económico, derivada de la crisis “cafetera”, jamás imaginó que ese interrogante sería contestado en el acto de posesión de joven de su tierra como Alcalde encargado: Juan Pablo Ospina Rosas.

Ante el notario del municipio de Salamina Aldemar López, en las instalaciones del Teatro, teniendo como testigo a su familia, autoridades del orden departamental, nacional, eclesiástico y de la policía, asumió los destinos de la ciudad que lo vio nacer, la cual conducirá su destino con apenas 27 años de edad.

El entrante burgomaestre tiene el reto de devolverle la confianza y la trasparencia a la administración pública, proyectando a uno de los pueblos patrimonios del país,  de la mano de su historia, sus habitantes y su riqueza natural. “El principal compromiso que asumo como Alcalde (e) de Salamina es contribuir a fortalecer la gobernabilidad, bajo el marco de una nueva institucionalidad, a través de mayor participación ciudadana”, dijo.

Dos décadas atrás, el Departamento de Caldas y en particular el municipio de Salamina, eran el corazón de un modelo económico que traspasó fronteras: el café. Hoy, esa realidad –en pleno siglo XXI- es muy diferente, como consecuencia de la presencia en la región de la delincuencia, el la guerrilla y los grupos paramilitares, que invitaron a los productores del grano a racionalizar los procesos de producción, bajo cuyo escenario muchos de sus protagonistas se vieron obligados a cambiar de actividad.

El Alcalde más joven de Colombia Juan Pablo Ospina Rosas es consiente que la tarea que tiene en rente no será fácil. Sin embargo, su formación académica y el compromiso con su tierra, le dará no solo respuestas al Embajador de su país en Estados Unidos Luis Carlos Villegas, sino a sus coterráneos, a través de programas que apunten a la recuperación agropecuaria, el incremento de las exportaciones y la defensa de la naturaleza y del patrimonio.

“Tengo el propósito de trabajar hombro a hombro con mis conciudadanos para construir un nuevo municipio de Salamina, donde se irradie la paz, de la mano del desarrollo y las oportunidades. Si se genera más riqueza, se generaran más ingresos, se sanear las finanzas públicas y se dará apertura a más empleo y mejor calidad de vida”, anotó.

Para el mandatario municipal –en la tierra del café- el recurso más valioso que tiene Salamina es su gente. “Bajo esta premisa me propongo liderar una administración donde la inversión de la educación sea el eje. La inversión en educación es la tarea más rentable para el futuro de este hermoso lugar de Colombia. Ningún país o región ha alcanzado el desarrollo y el bienestar familiar de sus ciudadanos, ni la igualdad de oportunidades, ni la estabilidad social sin haber hecho una considerable inversión en la formación del capital humano”, aseveró .

El Alcalde (e) de Salamina sostuvo que en su primera semana de Gobierno comenzará a diseñar una nueva relación entre la administración pública, el sector privado y la academia. “Al dar ese paso, se enfrentará con éxito los retos y oportunidades que ofrece el turismo, el TLC entre Colombia y los Estados Unidos, la Alianza Pacifico, y la posibilidad que se abre para el país, si se firma la paz entre el Gobierno Santos y la guerrilla de las FARC, es decir un escenario de posconflicto.

“Mi compromiso es con el presente y futuro del municipio de Salamina, con Caldas y con mi país, fruto de mí convicción política de servicio, además porque estoy convencido que esta histórica y rica región es pilar fundamental para fortalecer la cohesión y la unidad nacional, bajo el lenguaje de la paz, la tolerancia y el respeto”, concluyó.