22 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Buscan aprovechar mejor pequeñas centrales hidroeléctricas en Manizales

25 de enero de 2014
25 de enero de 2014

Sancancio, Intermedia y Municipal son los nombres de las tres PCH de la CHEC (Central Hidroeléctrica de Caldas) instaladas en Manizales desde los años 40, las cuales tienen una capacidad instalada de 2.2, 1.1 y 1.3 MW respectivamente.

Si estas pudieran operar en forma de islas eléctricas controlables, conocidas como microrredes, en caso de una falla del Sistema Interconectado Nacional sería posible continuar suministrando energía a aproximadamente 3.500 usuarios.

Sin embargo, sus equipos son obsoletos y no cuentan con dispositivos para el control de frecuencia y de tensión que son indispensables para lograr la operación en forma de microrredes.

“En procura de un mayor aprovechamiento de estas plantas y que no se queden en el olvido, se estudian aspectos técnicos para modernizarlas, pasando de una eficiencia actual del 30% para llegar aproximadamente hasta un 80%”, indicó Sandra Ximena Carvajal Quintero, doctora en Ingeniería – Línea Automática de la Universidad Nacional de Colombia en Manizales.

Igualmente, se analiza si con la inclusión de nuevas herramientas dentro de las PCH, como control de tensión y frecuencia, se podrían beneficiar las redes locales debido a que, de este modo, aumentarían los índices de confiabilidad, seguridad y continuidad.

“A través de simulación en estas PCH hemos revisado cómo están las redes de distribución para establecer si en caso de una desconexión, es posible que no se interrumpa el servicio a todos los usuarios, sino que queden sectores operando en forma de islas eléctricas controlables”, manifestó Carvajal Quintero, docente de la U.N. en Manizales.

Por otra parte, se estudia la viabilidad de incorporar a futuro un sistema de redes inteligentes, donde se controle la generación y demanda a través de plantas virtuales, las cuales propenden porque el suministro y consumo de la electricidad sea flexible, es decir que en caso de una falla el sistema pueda regenerarse autónomamente, y que además la prestación del servicio se haga de manera controlada y con medidas en tiempo real.

(Por:Fin/amej/sup)
Universidad Nacional Manizales