6 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Trece suicidios se han registrado este año en Armenia

15 de noviembre de 2013
15 de noviembre de 2013

 

Esta situación puede tener causas diferentes y los casos pueden responder a factores totalmente distantes unos de otros, no obstante factores como depresión, enfermedad mental, condiciones socioeconómicas y consumo de sustancias psicoactivas aumenta la posibilidad de estas acciones.

Con el propósito de generar acciones preventivas relacionadas al suicidio e intento de suicidio, las auxiliares de enfermería y profesionales del trabajo social de la dependencia de salud, así como aquellas personas interesadas y relacionadas con el campo de la salud, la Secretaría de Salud Municipal y el Servicio Nacional de Aprendizaje SENA, finalizaron el curso en prevención y atención de suicidio e intentos de suicidio que se llevó a cabo desde el mes de octubre.

Si bien los factores preponderantes o factores de riesgo relacionados a esta problemática varían dependiendo de las condiciones de vida de cada individuo, estar al tanto de los procesos que ayudan a identificar y a prevenir estas acciones para quienes realizan captaciones en campo de posibles casos de suicidio, son una prioridad para la secretaría.

Además del curso, las actividades constantes que la dependencia realiza para prevenir este problema, como campañas con docentes, capacitaciones en instituciones educativas, hogares fami, grupos de apoyo, donde se entregan datos básicos para aprender a identificar estas situaciones, han logrado beneficiar aproximadamente 2100 personas en la ciudad quienes ahora ayudan a la prevención del suicidio desde sus respectivas labores.

El curso dictado por la Secretaría de Salud y certificado por el SENA en prevención de suicidio logró que las personas asistentes adquieran conocimientos básicos para la atención previa ante estas acciones y se puedan aplicar en el campo de acción.

Es necesario vincular a la comunidad en general, a las instituciones prestadoras de servicios de salud, familias, instituciones educativas de educación básica primaria, secundaria y superior, para que sean todos y cada uno de ellos partícipes en la disminución considerable de casos de suicidio en la ciudad, para que desde la escuela y el colegio se hagan seguimiento a niños y niñas que presenten problemas depresivos o que consuman SPA, todo esto puede contribuir a detectar a tiempo indicios de una conducta suicida.