7 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Proyecto de conductores ebrios será debatido en Comisiones Primeras este miércoles

27 de noviembre de 2013
27 de noviembre de 2013

 

«Este proyecto es muy importante para el país que tiene grandes expectativas por la importancia social de esta iniciativa. Es muy positivo para Colombia que se esté ya discutiendo un tema tan importante como el de los conductores ebrios que cada año causan miles de víctimas por su irresponsabilidad», dijo el senador Carlos Baena (MIRA).

El legislador dijo que lo que se busca es que los conductores sepan que si causan un accidente vial bajo los efectos del alcohol o de las drogas habrá duras consecuencias económicas, administrativas y penales.

«Aunque no tenemos un cálculo sobre el porcentaje en que podría disminuir la accidentalidad por una iniciativa de este tipo, hay experiencias internacionales en países como España en donde se aplican medidas similares con resultados muy positivos», agregó el senador Baena.

«Que el propio Presidente Santos haya dado su apoyo incondicional a un proyecto de esta naturaleza demuestra la gran importancia que tiene para la vida nacional. Sin duda será un gran regalo para los colombianos», reiteró el senador Baena.

Por su parte el senador Jorge Guevara (Polo Democrático) aseguró que es importante que el Congreso de la República tome medidas concretas como la aprobación de este proyecto para disminuir un problema social tan grave como lo es el de las víctimas causadas en accidentes de tránsito por conductores ebrios o bajo influencia de drogas alucinógenas.

«La discusión y aprobación de este proyecto es de gran importancia para el país debido a su gran impacto social. Seguramente aprobando una ley como esta evitaremos una gran cantidad de accidentes con un número elevado de víctimas», dijo el senador Guevara.

El pasado 1 de octubre el Gobierno Nacional radicó ante el Congreso un mensaje de urgencia para que el proyecto de ley que endurece las penas para los conductores borrachos se convirtiera en una de las iniciativas prioritarias de la agenda legislativa.

El proyecto plantea la detención por 24 horas y el pago de una multa equivalente al 25% del valor comercial del vehículo para quien sea sorprendido la primera vez manejando borracho y el aumento gradual de la sanción.

Para la segunda detención por el mismo hecho la sanción será del 50% del valor del vehículo, la detención transitoria y la firma de una carta compromiso. La tercera vez que un conductor sea sorprendido en estado de ebriedad se enfrentará al decomiso definitivo del vehículo y a un inmediato proceso penal.