7 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Filadelfia entre los 13 municipios de Caldas que no se beneficiaron de la vivienda gratuita

3 de noviembre de 2013
3 de noviembre de 2013

Aunque el Concejo Municipal estudió dos ocasiones un proyecto en este sentido, la iniciativa no alcanzó a coronar los debates reglamentarios por falta de voluntad política, según Henry Sierra Padilla, propietario de la empresa Diseños y Construcciones Sierra.

¿Qué le pasó a Filadelfia con el programa de las Cien Mil Viviendas del gobierno. ¿Por qué Fildelfia no quedó incluido?, le preguntó RONDA LIBRE a Henry Sierra.
“El problema se generó por dos situaciones. En primera instancia, la Ley 1537 de 2012 dio un tiempo prudencial a gobernadores y alcaldes en  una circular que se venció el 3 de julio de 2012 según la cual debían hacer un pronunciamiento ante el ministerio de Vivienda donde se dejara constancia del interés del municipio en articularse a ese programa. El municipio fue invitado por el ministerio de Vivienda y aquí sucedieron dos situaciones.

Faltó el pronunciamiento que debió haber hecho el alcalde municipal por escrito. Lo estipula la norma. Insistimos en varias oportunidades. Lo otro fue que el año inmediatamente anterior presentamos el proyecto ante el Concejo municipal para que autorizara al alcalde el proyecto y fue negado.  Yo abrí techo presupuestal y la propuesta quedó viva ante el ministerio de Vivienda”.

Sierra agregó: “La  comisión tercera,  a la que le correspondió su estudio,  dio concepto negativo y el proyecto fue  archivado.  Esta célula estaba compuesta por los concejales Gustavo Murillo, Resfa Loaiza y Jesús Alzate. Posteriormente se presentó nuevamente y el proyecto fue derrotado en plenaria”.

“Estamos por fuera de estos programas por falta de voluntad política y no solo en vivienda urbana. En el caso de la vivienda rural hemos tenido cuatro convocatorias para vivienda rural de interés social y tampoco  ha habido eco, ni colaboración, ni participación”, dijo Sierra.

El viacrucis de Filadelfia en materia de gestión de vivienda es bien lamentable. Sierra contó que en la administración que dejó Román Aristizábal en 2007 quedó un proyecto de vivienda aprobado pero sin recursos.  “En el gobierno de Álvaro Uribe yo encontré aprobado ese proyecto en Findeter y en el ministerio de Vivienda. ¿Qué hice? Lo actualicé y le envié un comunicado al presidente Uribe. No le hizo la asignación de recursos lamentablemente por la mala selección de las familias. Se perdió una maravillosa oportunidad”.

Después el gobierno hizo una asignación de 187 millones de pesos para un programa de mejoramientos de vivienda de los cuales sólo se utilizaron 47 millones de pesos.  En otra oportunidad  asignó 370 millones  para un proyecto de vivienda nueva  y se utilizaron 180 millones de pesos. Este fue otro fiasco, pues se perdieron los restantes recursos porque no hubo una adecuada selección de las familias.