28 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

De Cuba, de súbito, puede llegar la paz

3 de noviembre de 2013

Aunque no recuerdo que pueda estar siguiendo el ejemplo de alguien , hablaré de lo que nadie habla en público, de sus sueños, que son conformados por lo que se desea o  se teme, para contarles a los lectores que  me la pasé toda la noche anterior con un profesor de matemáticas, llamado Nicéforo Agueros  –así con el nombre de varios emperadores bizantinos– haciendo cábalas sobre lo que pareciera que va a suceder con el acuerdo de paz en Cuba que según él, si Santos pone en marcha todos los instrumentos jurídicos  que le atribuirían de acuerdo con necesidades de Estado, podría finalmente dotar a su gobierno de  los elementos suficientes para que sea cierta la promesa de conseguir una prosperidad para todos, con base en el acuerdo de  desarrollo social que iniciaría luego de que se los acepte a los representantes de la reclamante guerrilla.

–El poder presidencial –me dijo—es inmenso, tan inmenso como el deseo de unos pocos informados en política que entienden lo que ganaría Colombia en economía, todos sus territorios, si consiguen vivir libres de temores de terrorismo. La economía toda se dispararía, especialmente la agraria. Después el turismo, el goce.Eso es posible porque la guerrilla ha dicho varias veces que no se levantará de la mesa.

–Y sí es el gobierno el que se levanta…?

–No creo que pueda levantarse porque la paz hecha realidad es el arma única de que dispondría Santos para enfrentarse al Uribe que actuará  con base  en el ánimo de rencor y odio y el de venganza contra las Farc porque nunca ha sabido lo que sería  el disfrute de la reconciliación buscada.

–Por qué habla de pocos al referirse al deseo de paz…?

–Porque así es, son pocos los que han avizorado el futuro que vendría..Los demás, tal vez, más de cuarenta y cuatro millones de colombianos, casi toda la nación, no saben lo que es la paz, no la conocen. Nacieron  después de 1938, cuando en el país empezó la violencia política, la que pronto ensangrentaría todo lo que llamamos patria.

—Eso quiere decir que para Santos sería difícil conseguir el perdón total, sembrar lo que consideran las Farc como  una base democrática para que se pueda convocar a un referéndum…?

–Difícil un referéndum  porque lleva un año sin emprender  la tarea de vincular a la gente a  una especie de operación de ansiedades por la paz…Debió iniciarla hace un año cuando  los inter actuantes se  sentaron a la mesa de negociaciones. Hizo lo contrario. No quiso aceptar un llamamiento al cese al fuego de los guerrilleros y entró a hablar de una victoria como meta para llegar la paz, es decir una paz impuesta, y entonces siguió el derramamiento de sangre, que para el Ministro de Defensa, el señor Pinzón, es acto criminal cuando lo producen  los guerrilleros y acto heroico de los soldados cuando estos acaban con la vida de insurgentes…Pero en este caso nada es imposible y  aún sin referéndum  puede llegar   la paz..Querer es poder…

–El doctor Darío Echandía en este caso preguntaría, el poder para  qué si el acuerdo debe ser aprobado por el pueblo?

–Ese es un decir. Santos cuando habló de la victoria sugirió, en mi concepto, la posibilidad de imponerla, para la felicidad, digo yo, de un pueblo que en menos de tres meses de conocerla y de no sentir más miedos se  declararía tranquilo y así asistiría  a las votaciones de congreso y a las presidenciales..

–Puede deciser que el hermano del presidente, el de Contraescape, no dijo mentira alguna cuando afirmó que la paz de Colombia está amarrada a la re elección del presidente?..

–Yo creo que Enrique Santos sabe más   de política que el gobernante. Recuerde justamente que su columna Contraescape figuraba en las preferencias de muchos, inclusive personas de derecha, por lo acertada que era en análisis desapercibidos de apasionamientos.

–Hay que mirar entonces la re elección como una realidad..?

–No, señor..Y eso ni lo pensó Enrique. Creo que al hablar de re elección se refería a una fecha, a un día, el día de las votaciones, a las cuales podemos llegar en paz si Santos acude a figuras como el indulto, la amnistía, a los decretos. Para eso dispone de  buenos asesores, para eso tiene a un ministro como Alfonso Gómez, a un Fiscal como Montealegre. Nada está seguro, la re elección no está garantizada por la paz.

–Que garantizaría la reconciliación entre hermanos, si el autor no se beneficia…?

–La paz, Elkin, debe ser un bien común, una política de Estado, y si decidiere hacerla, Santos todavía sería el presidente; ella puede ser un facilitador de su re elección pero  tenga en cuenta que hacerla es casi una obligación presidencial, y además  sería un  éxito suyo sentar las bases de una grandiosa transformación nacional…No importa que Uribe lo califique de traidor por haber distraído la tal seguridad democrática que no fue  segura con él ni lo ha sido con este.

–Habría un Premio Nobel de Paz?..

–No lo dude. Santos podría perder la re elección pero sería muy difícil negarle esa distinción a quien ha conseguido que su país vuelva a vivir en paz después de 60 años de tener todos sus caminos ensangrentados.

-El triunfador sería Uribe con  Oscar Iván Zuluaga..?

–Pues no, Uribe tendrá una muy buena votación con los aspirantes a las dos cámaras, y dispondrá de una gran bancada para entorpecer los proyectos que no le gusten, pero es casi imposible que gane las presidenciales. Si logran hacerle ver a la gente las omisiones e indiferencias sociales de Santos para con los campesinos, pobres, negros y los nativos de San Andrés, podrían quitarle muchos votos pero no más.

–Y si Santos no es re elegido y si Zuluaga no gana con Uribe, quien será el presidente….

–Una tercería, pero no sé…Apenas hemos especulado..Piense más en la paz, lo que sí es trascendental…Es lo que está por venir. Los guerrilleros no están pidiendo nada imposible de conceder…Nada que atente contra la libre empresa, ni contra el funcionamiento de la democracia, ni contra la moral de los colombianos. Ellos estarían mejor en el congreso  que en la selva.

–El problema de la tierra parece insoluble…

—El desarrollo social reclamado por las Farc estaría sustentado por ideas que no son exclusivamente de izquierda, que originalmente fueron propuestas por un hombre de derecha como lo fue Hernán Echavarría Olózaga, respecto de la tenencia y pertenencia de las tierras, sus tributos y los destinos que debe tener para una mayor producción agraria…

–Usted lo ve fácil….

–Lo veo posible…En un país que tiene tanta tierra,  las Farc  parecen invitar  al Padre  Nuestro…Récelo…..Récelo usted y si Uribe no lo rezara  sería porque ahora es muy ateo…

Blog..elkinenpantalla.