8 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Asegurado por el secuestro de mujer que apareció en un ataud artesanal

12 de noviembre de 2013
12 de noviembre de 2013

El fiscal, durante audiencia pública, señaló que Tafur Narváez sería el presunto responsable del  secuestro de Catalina Díaz Ballesteros, quien fue plagiada en un centro comercial de la localidad de Suba el pasado 31 de octubre y por cuya libertad se exigía la suma de 100 millones de pesos.

El fiscal señaló que el pasado 4 de noviembre, el imputado realizó varias llamadas al esposo de la víctima en donde se identificó con el apodo de El Mono y le dijo que debía girar a través de una empresa de correos la suma de 3 millones de pesos.

Al día siguiente, de nuevo llamando desde el celular de la secuestrada, exigió 6 millones de pesos como adelanto de los 100 millones de pesos que debía cancelar su esposo, so pena de no solo dar muerte a la plagiada, sino también a sus hijos e inclusive a la madre del esposo.

Durante los 4 días siguientes, el imputado logró que el esposo de la víctima le enviara por  correo la suma de dos millones de pesos.

Según la Fiscalía, el imputado, en una de las llamadas al esposo de la secuestrada, señaló que sabía muy bien que tenía plata para pagar el rescate, pues conocía sobre la negociación que iba a adelantar para comprar una finca en zona rural del municipio de Lorica (Córdoba).

Para el día 7 de noviembre, una llamada anónima a la Policía informa del secuestro de una mujer en un sector de Suba, dando a conocer datos sobre dos de las personas que vigilaban y cuidaban a la mujer secuestrada.

Tras  los datos  recogidos, la Fiscalía, con el apoyo de la Policía, inició la investigación y estableció que el responsable de las llamadas extorsivas había viajado a Cartagena, en donde el 9 de noviembre fue capturado en un sector de Bocagrande, cuando salía de un café internet junto con otra persona.

Sin embargo, un informe de las autoridades dice que en un caño del Barrio San Jose de Bavaria, al norte de Bogotá, el pasado 7 de noviembre se había hallado un cadáver en un ataúd artesanal que posteriormente fue identificado como Catalina Díaz Ballesteros.

Según el dictamen forense, la mujer murió el pasado 4 de noviembre.

Al final de la audiencia, en la que el imputado no aceptó los cargos, este fue enviado a la cárcel la Picota, de la capital del país.