7 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Radican demanda de pérdida de investidura contra presidente del Senado

2 de octubre de 2013
2 de octubre de 2013

 

En la acción judicial tiene como base las declaraciones presentadas por el exsecretario de salud de Bogotá, Héctor Zambrano quien indicó que un grupo de congresistas habrían resultado beneficios con contratos del sector Salud.

“Tengo entendido de acuerdo a la declaración del doctor Héctor Zambrano, que estos congresistas, recibieron unas prebendas por parte de los contratistas al estar participando en la contratación ante del Distrito de Bogotá”, aseguró el accionante.

En este sentido el jurista indicó que los congresistas habrían utilizado su posición social e investidura para presionar al entonces secretario de Salud y demás personas que tuvieran responsabilidad de estos convenios del sector salud para beneficiar a un tercero.

En la demanda se solicitó escuchar el testimonio de Zambrano, quien hace poco firmó un preacuerdo con la Fiscalía en la investigación penal que se le adelanta por cuatro delitos por las irregularidades que rodearon la licitación y celebración del contrato para la prestación del servicio de ambulancias el cual tuvo un costo de 67 mil millones de pesos.

Esta acción también va dirigida a los contratistas Samuel Arrieta y Plinio Olano Becerra, quienes fueron señalados por Zambrano quien se encuentra en colaboración y entrega de información a la Fiscalía en el marco de las negociaciones que adelanta para conseguir un preacuerdo o un principio de oportunidad.

Zambrano salpicó al actual presidente del Congreso, Juan Fernando Cristo, y al senador Samuel Arrieta. «Solicitaban dinero para el Hospital de Suba, para sus campañas», dijo.

El exfuncionario mencionó a Roy Barreras, a quien relacionó con un supuesto «manejo de contratos» en Caprecom «con los señores Mario Durán y Mario Alberto Posada».

Se ha podido establecer que en su declaración Zambrano aseguró que el presidente del Senado habría presionado para el nombramiento de una persona cercana en un alto cargo en el Hospital de Suba.
Mientras que en el caso de Barreras, según el exfuncionario, habría intervenido para beneficiar a un grupo de personas cercanas en convenios con el sector de la salud.