8 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Magistrado Villarraga pide tres meses de licencia para defenderse

31 de octubre de 2013
31 de octubre de 2013

Villarraga radicó la solicitud ante la presidencia del Senado de la República, órgano que lo nombró, y al que le pide que se haga efectiva la licencia a partir del 5 de noviembre, o cuando esa corporación disponga, y que además no sea remunerada.

Henry Villarraga tomó la decisión horas después de que sus compañeros de la Sala Disciplinaria de la Judicatura, le pidieran que se apartara del cargo mientras avanzaba la investigación, que ya reposa en la comisión de acusaciones tras compulsa de la Fiscalía.

“Solo le puedo decir que someto a examen mi conducta y que espero que con este acto cese la persecución contra mí y contra mi familia”, dijo Villarraga.

Esta es la segunda vez que Villarraga pide licencia para aclarar un escándalo del que es protagonista.
El año pasado pidió otra licencia similar, cuando estalló la polémica por el carrusel de pensiones en la Sala Disciplinaria.

La siguiente es la carta que Villarraga radica ante la presidencia del Senado.

Doctor Juan Fernando Cristo
Presidente del Honorable Senado de la República

En atención a los últimos acontecimientos, en virtud de los cuales mi nombre y el ejercicio de mis funciones jurisdiccionales como magistrado del Consejo Superior de la Judicatura han sido objeto de implacables cuestionamientos por diferentes sectores de la opinión pública, me dirijo a usted en calidad de presidente del Senado de la República con el fin de solicitar a esa honorable corporación me sea concedida una licencia no remunerada por espacio de tres meses, de conformidad con lo previsto en los artículos 142 y 143 de la Ley 270 de 1996, a partir del 5 de noviembre de 2013 o el día que así sea autorizada.

Estimo que de esta manera podré ejercer la debida defensa de mis derechos, respondiendo al país por los señalamientos que se me han hecho, como lo he manifestado públicamente en el seno de la instancia que la institucionalidad ha previsto para ese fin.

De igual modo considero oportuno reiterar que me someto al examen de mi conducta con absoluta confianza en la justicia, a la espera de que me sean respetada la integridad de mis derechos y gartantías procesales y cese la persecución contra mi familia.

Cordialmente,

Henry Villarraga