7 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Terminal mixto de pasajeros?

17 de octubre de 2013

octavio cardonaDicho espacio o terminal, que realmente no es un terminal porque no cumple con esas condiciones técnicas,  está ubicado en lo que antes fuera la Escuela Jorge Robledo, adyacente a lo que todos conocemos como el sótano y que para ser más precisos está en plena galería de esta ciudad.

El terminal mixto fue una iniciativa que buscaba ordenar el sistema de prestación del servicio a zonas veredales, especialmente recuperando las calles sobre las cuales se ubicaban las empresas de camperos, para de esta manera evitar trancones y garantizar un excelente servicio, eso fue lo que dijeron y eso fue lo que promovieron.

Vistas las cosas como las ofertaron, el proyecto era del todo saludable para los campesinos que se sirven de los jeeps y adicionalmente para los turistas que viajan en camperos con destino a lugares de descanso como Santagueda y el Km 41.

Lo que no dijeron es que este lugar iba a ser muy bonito solo en la maqueta, nada más, pues el entorno es crítico en muchos aspectos y ello va en contra vía del proyecto y va en contra de los intereses de los que se sirven de este sistema de transporte, como lo veremos enseguida.  

Se manifestó que la ubicación de dicho terminal implicaría zonas limpias de acceso, cosa totalmente incumplida, hoy no cabe una basura más en la calle, hoy no hay una sola cuadra cercana que pueda predicarse de limpia, hoy no cabe más basura en los andenes de acceso al terminal mixto, de hecho en la esquina del dicho inmueble se deposita una cantidad de basura, tirada en la calle, proveniente de frutas y verduras podridas.

También se habló de un CAI permanente y agentes encubiertos para garantizar la seguridad de los pasajeros. Otro asunto totalmente incumplido. Nunca ha existido el CAI y menos hoy, y nunca se han visto los policiales encubiertos, solo por excepción se ven los de tránsito infraccionando a los conductores de los jeep. Es una de las zonas más inseguras de la ciudad y con mayor índice de delitos, especialmente hurtos y venta de alucinógenos.

Se ofreció un sistema de vías desocupadas en los andenes para que los pasajeros pudieran llegar hasta la nueva instalación, asunto que ha resultado del todo falso. Los andenes están totalmente invadidos de frutas, verduras, bananos, plátanos, bultos, cajas y desechos de estos procesos. ¿Cuáles andenes?, ¿cuáles espacios?. Desde la inauguración, los pasajeros siempre han tenido que transitar por la calzada, pues no hay andenes para caminar. Los andenes están secuestrados por las ventas informales y por los comerciantes de chatarra que se han adueñado de esos espacios sin que haya autoridad que haga nada por hacer respetar al ciudadano.

La Administración se comprometió a establecer rutas urbanas de transporte colectivo para hacer más fácil la llegada al lugar y, si bien funcionaron durante un tiempo, hoy no existen.

Se planteó el mantenimiento rutinario de las luminarias, que son los  aparatos que sirven de soporte y conexión a la red eléctrica para  el alumbrado público de las calles adyacentes, buscando de esta manera garantizar la seguridad de pasajeros y conductores, asunto este que no es constante toda vez que en ocasiones no funciona de manera adecuada y parece que a nadie le importa.

EMAS como empresa encargada de la recolección de basuras manifestó que dispondría de una tolva en lugar cercano para que las múltiples basuras fueran depositadas allí, evitándose que la zona se convirtiera en un muladar, asunto igualmente incumplido. Hoy la zona es crítica en desaseo y malos olores.

No se trata pues de criticar por criticar, se trata de recordar a los administradores municipales que la palabra debe tener valor, pero mientras se hagan promesas para después incumplirlas, el ciudadano seguirá desconfiando, y la verdad lo hace con toda razón y con todo el derecho.