7 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Colombia debe apostarle a un modelo económico basado en conocimiento y talento

30 de octubre de 2013
30 de octubre de 2013

conocimientoEs evidente que en los últimos veinte años se ha avanzado de manera importante al duplicar el tamaño de la economía nacional, al incrementar el ingreso per cápita y el número de hogares que pertenecen a la clase media. Sin embargo faltan aún retos para dar un gran salto hacia un país desarrollado,., el ingreso per cápita de Colombia, medido como porcentaje de lo de EEUU, ha permanecido estable en 20%  en estos 20 años.

Así lo considera, Rafael de la Cruz, Representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el país, quien en el marco del encuentro “20 años de Competitividad en Colombia” destacó que para llegar a la meta de tener una economía desarrollada, se debe hacer una transición hacia un modelo económico basado en conocimiento, talento humano e innovación, con fuerte acento en el desarrollo de instituciones eficientes e infraestructura moderna.

“Hoy, el desafío es financiar las inversiones necesarias en estas áreas, manteniendo el equilibrio macroeconómico logrado en estos años. El papel del Estado es crucial y su capacidad depende de una mayor eficiencia del gasto y mayores niveles de recaudación”, precisa el economista.

Según de la Cruz, el éxito de las economías desarrollada se ha basado en el aumento de sus capacidades de innovación, manteniendo al mismo tiempo un marco macroeconómico sostenible. Esto implica contar con un capital humano de alto nivel y una infraestructura moderna. En consecuencia es clave aumentar la calidad de la educación a todos los niveles, así como mejorar la infraestructura, en particular la de transporte, para garantizar costos comerciales más bajos y un acceso eficiente a los mercados.

Colombia enfrenta un reto importante en cuanto al aprendizaje de sus estudiantes en el sistema escolar. A pesar de los significativos avances en materia de cobertura y calidad en los últimos años, el país aún se encuentra entre los países con los rendimientos más bajos en materias básicas como comprensión lectora, matemáticas y ciencias, según los demuestran los resultados del Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA). En general, el crecimiento económico está asociado con una mayor acumulación de factores de producción y con mayores niveles de productividad. En este sentido, los desafíos en la calidad educativa están frenando el potencial productivo de la economía colombiana, y limitando su capacidad de generar más y mejores empleos, asociados con la el sector servicios y la economía del conocimiento.

Además, en la moderna economía del conocimiento es necesario el desarrollo de redes de comunicaciones de alta velocidad y el despliegue de tecnología de banda ancha, para la generación y la rápida circulación de la información. “En esto Colombia ha avanzado en la dirección correcta. Sin embargo, para aprovechar plenamente las ventajas de la apertura internacional, es necesario disponer de mercados laborales flexibles, que permitan la reasignación de mano de obra entre sectores, hacia ocupaciones más calificadas y de mayor valor agregado”, añade el representante en Colombia.