14 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Uribe presentó novela paraguaya sobre la dictadura de Stroessner

20 de septiembre de 2013
20 de septiembre de 2013

alvaro uribe

Uribe, que acompañó y agasajó al autor en una multitudinaria presentación celebrada en el Teatro Municipal de Asunción con la presencia de decenas de autoridades, destacó que «no es frecuente que un político exitoso tenga éxito como novelista» y que Balmelli es una «excepción».

«La pasión de Lucrecia» describe la última década de la dictadura de Stroessner (1954-1989), a través de una apasionada historia de amor de una joven de la alta alcurnia asuncena que es engañada por un joven guerrillero paraguayo del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) argentino, dentro de un plan político para desestabilizar el régimen.

La novela hila recuerdos ficcionados de Stroessner con hechos históricos reales como el atentando del ERP contra el dictador nicaragüense Anastasio Somoza Debayle en Asunción el 17 de septiembre de 1979, o los encuentros del tirano paraguayo con el argentino Juan Domingo Perón y el español Francisco Franco, entre otros.

El autor dijo que puso, en el libro publicado por la editorial Santillana bajo el sello Suma de Letras, «la belleza y el sentimiento al servicio de la historia».

Balmelli, tradicional miembro del Partido Liberal paraguayo, ocupó cargos como presidente del Congreso y director de la hidroeléctrica Itaipú, que comparten Paraguay y Brasil. Además, ha escrito varios libros sobre ciencias políticas, y este es su estreno con una novela.

Uribe destacó que le «honra muchísimo» visitar nuevamente Paraguay y que los colombianos tienen «por esta nación un afecto histórico profundo sin altibajos que nunca desvanece».

«Yo particularmente miro al Paraguay con devoción por lo que ha sido su coraje histórico, su capacidad de independencia, su decisión de estar ajena de los fundamentalismos y su actitud de asumir su destino sin ser servil a alguien foráneo», añadió el exmandatario colombiano (2002-2010).

«No es frecuente la historia de los políticos exitosos que tengan éxitos como novelistas, y también cuando los novelistas han intentado entrar en la política, a pesar de haber ganado premios Nobel de Literatura, en la política no han tenido mucho éxito, estamos ante una excepción, Carlos Mateo Balmelli», dijo Uribe, quien leyó la novela «con fruición, deleite y angustia».

Balmelli concluyó el acto alabando la gestión de Uribe y lo califico de «líder demócrata de toda América».