7 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Por el apodo los conoceréis

18 de agosto de 2013
18 de agosto de 2013

iglesia aranzazuAquí los apodos brotan casi en forma silvestre. Nacen en las escuelas, los colegios, el lugar de trabajo o en la propia casa, en donde han sido rebautizados por la tradición cientos de aranzazunos.

El forastero que llega a Aranzazu puede pasarse toda la vida preguntando por la persona que busca si no conoce su sobrenombre. Esta costumbre se ha transmitido de generación en generación para integrarse a la cultura y la idiosincrasia del pueblo.

Al parecer, en el gremio de los choferes es donde se encuentran los apodos más feos. Entre los conductores se pueden encontrar apelativos como Carelápida , Caremarrano , Malaria , Lloviznao o Carequeso .

Incluso, los conductores de camperos de servicio público que viajan de Manizales a ese municipio se identifican con el apodo cuando alguien que les entrega una encomienda les pregunta por su nombre: Puede avisar allá que la lleva Carialbóndiga o Sapo triste .

Según Octavio Hernández Jiménez, quien ha publicado trabajos sobre las chapas en Caldas, los apodos son fórmulas lingísticas con las que el pueblo pretende describir, por lo general, una característica acentuada en el aspecto físico o perceptible de un sujeto: Fosforito, el Mudo, Patecumbia, Bozoebrocha.

Y llegan a traginarse tanto por el uso y abuso sociales que, en muchas ocasiones, eclipsan al nombre, lo más personal e intransferible lingísticamente hablando que posee un sujeto , señala.

De este modo, es normal que el pueblo recuerde con apodos unas elecciones en Aranzazu, ocurridas hace 30 años, cuando Carepingo , aliado con Patetranca y El Escupidorcito , les ganó la partida a Macho flaco , Ternura y Pabeza , gracias al apoyo que les dieron Patisucio , Perra flaca y Tocino .

Con los sobrenombres, como en los refranes -dice Hernández- el pueblo hace gala de gran economía verbal: con una palabra sonora pinta de cuerpo entero a un sujeto indefenso ante quien otros, más sagaces que él en ese instante, supieron salirle adelante .

En Aranzazu cuando el muchachito viene en camino, ya está bautizado. Por algo el escritor antioqueño Fernando González, en su libro Mi viaje a pie , escribió que Aranzazu es el pueblo más pueblo de los pueblos de Colombia .

Qué dijo la Whiska

En Aranzazu es muy conocida la anécdota de una prostituta que fue llamada por el Alcalde a declarar en relación con una trifulca en la zona de tolerancia. La confesión fue así: Siéntese señora y me dice usted cómo se llama, le dijo el Alcalde.

Para qué me llaman aquí? Para atestiguar sobre la pelea que hubo en Cachipay (la zona de tolerancia), le dijo el Alcalde.

A mi me llaman la Whiska ; yo estaba en la cantina de Preseras , en compañía de Tomate , Apicalá , Gualdrapa y El Bozudo , cuando sentimos una pelotera al frente. Nos pasamos pa allá a donde ya habían llegado Manzur , Pistón de burro y Caretigre . Entramos todos a la cantina cuando estaba cuajada una pelea entre La Loca y La Huesuda .

Pero tanto sobrenombre no me sirve aquí , le dijo el Alcalde. Vamos a principiar de nuevo pero ya citando los nombres de las personas. Quién es Apicalá , por ejemplo.

Pues Apicalá es el hermano de Metemonos .

Y quién es Metemonos ? Metemonos es el hijo de Calentusio .

Y quién es Calentusio ? Pues el hermano de Chupa Chupa .

Y quién es Chupa Chupa ? El papá de Suramérica .

Y quién es Suramérica? Un jugador de dados.

Váyase pa la m…, vieja pendeja, le dijo el alcalde a la Wiskha , mientras se preguntaba cómo le dirían a él.

Publicación
eltiempo.com
Autor EVELIO GIRALDO