5 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Nueva ley les despeja el camino a mipymes hacia más crédito

29 de agosto de 2013
29 de agosto de 2013

 

Se trata de la Ley 1676 conocida como Ley de Garantías Mobiliarias, que fue sancionada ayer por el Presidente Juan Manuel Santos, y que constituye una de las reformas legislativas más ambiciosas del Gobierno Nacional, por los efectos positivos que tendrá en los empresarios más pequeños.

“Es una reforma que ubica al país a la vanguardia en acceso al crédito, constitución y ejecución de garantías mobiliarias», señaló el Ministro, al recordar que corresponde a una iniciativa que contó con la participación de una comisión de expertos conformada por el Ministerio de Comercio Industria y Turismo, la Superintendencia de Sociedades y otras entidades del orden nacional, con el apoyo de especialistas en derecho civil y mercantil.

Según explicó, esta reforma el sistema de garantías mobiliarias mediante la ampliación conceptual de las mismas, lo cual significa que los pequeños empresarios podrán respaldar sus obligaciones sobre un extenso universo de bienes muebles, respecto del que antes no había suficiente claridad. Por ejemplo, se podrán constituir, sin duda sobre su validez, garantías sobre activos circulantes o sobre los bienes derivados del bien inicialmente dado en garantía.

“La Ley consideró el hecho de que, muchas veces, las limitaciones en el acceso al crédito para los pequeños empresarios se imponían justamente porque estos carecen de bienes inmuebles para garantizar sus obligaciones. Ahora aumenta la disponibilidad de bienes que pueden ser dados en garantía, y con ello se incrementan las posibilidades de obtener créditos de bajo costo”, añadió.

Además, la Ley no establece mayores formalidades para la celebración del contrato de garantía, lo cual flexibiliza el régimen y lo hace más acorde con el giro acelerado de los negocios.

De otra parte, se contempla la creación de un registro único de garantías mobiliarias, con el fin de facilitar el proceso de publicidad de las mismas, de tal manera que los acreedores puedan informarse adecuadamente sobre las garantías que recaen sobre cualquier bien mueble.

Se incluye igualmente un trámite que busca disminuir la congestión judicial, pues muchas veces los procesos terminan cuando los bienes ya están depreciados o son inservibles, en el caso de los perecederos.

“Se espera que Colombia cuente con un sistema efectivo de acceso a las fuentes de financiación, que facilite la creación de nuevas empresas y las haga más competitivas mediante el abaratamiento de los créditos, lo cual no solo favorecerá a los empresarios, sino a los consumidores en general, a quienes no se les seguirán trasladando los altos costos de los créditos”, subrayó Díaz-Granados.

Finalmente, al señalar que la nueva Ley mejorará la competitividad de Colombia en el indicador de obtención de crédito de Doing Business y, por ende, el clima de inversión del país, el Ministro destacó que “sin duda, es una de las reformas más revolucionarias de este Gobierno, por cuanto se revive la garantía mobiliaria como un medio para mejorar el acceso al crédito».