24 de junio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ciegos, sordos y mudos, y, además…

17 de agosto de 2013
17 de agosto de 2013

maro aurelio uribeY éste señalamiento recae sobre muchas personas, así traten de buscar la más mínima justificación, y con más énfasis, y de manera especial, en una mayoría considerable de los operadores judiciales y de los medios de comunicación.

Dicha afirmación no obedece a una simple percepción temeraria, sino a múltiples casos concretos ocurridos en este país y que han sido cobijados por la ominosa impunidad por culpa y a manos de los operadores judiciales o silenciados inexplicablemente por los medios. Como los colombianos también padecemos de amnesia obcecada es bueno rememorar hechos que han causado gran impacto en buena parte de la sociedad, y que han sido objeto de impunidad, hasta el día de hoy, y de un silencio sepulcral.

Las relaciones amistosas que sostuvieron los políticos de la costa norte con los paramilitares, son del mismo contenido delictual que las que sostuvieron otros políticos con paramilitares del Magdalena Medio. ¿Cuál es la razón para que unos hayan sido procesados y condenados y otros no? “La mona aunque se vista de seda, mona se queda”. La simple reunión en privado o el estar en una tarima en plaza pública, reviste la misma gravedad y tiene el mismo valor probatorio. ¿O acaso a López Cabrales o a Mauricio Pimiento, los cogieron echando plomo o con moto sierra en mano? ¡Por Dios, señores de la Corte!

Luis Carlos Restrepo, prófugo y ex Comisionado de Paz, denuncio públicamente a Carlos Alonso Lucio, de varios delitos e involucró en esas reuniones clandestinas en San José de Ralito a su señora Vivian Morales, ex Fiscal General. ¿Acaso le abrieron investigación?

¿Cuántos procesados y condenados hay por el millonario desfalco a la Dirección Nacional de Estupefacientes y su descarado tráfico de influencias?

¿Si en la primera potencia mundial como lo es Estados Unidos, y con el poder que maneja su Presidente, se pudo establecer la responsabilidad en el caso de Watergate, por qué entre nosotros no se puede saber con exactitud todo cuanto ocurrió con las chuzadas del DAS?

¿Cuántos parlamentarios que intervinieron en la ‘falsa’ conciliación de la reforma a la justicia han perdida la investidura por conflicto de intereses? Ya es hora que el Consejo de Estado deje de ser la ‘Celestina del poder político’.

¿Cuántos condenados van por el gran desfalco a la Salud que denunció el presidente Santos? ¿Qué pasó con SaludCoop y con su dueño Palacino y todos sus cómplices y que son los verdaderos culpables?

La fiscalía 13 de la Unidad Nacional Anticorrupción, en el proceso2004 dictó resolución de acusación en marzo de 2011, siendo apelada y lleva 28 meses sin resolverse el recurso por parte de la fiscalía 75 de la misma unidad, sólo porque su implicado es paramilitar y maneja el proceso a su antojo. ¿amenaza o cohecho? ¿Señor Fiscal Montealegre es esto administrar justicia?

La fiscalía 25 de la Unidad Antiterrorismo lleva un proceso hace seis años y en éste recibió hace año y medio dos testimonios de dos víctimas de paramilitarismo en el Magdalena Medio señalando a su victimario, y no ha pasado nada, proceso 314 Concierto para delinquir. ¿Así de miedo le tiene la Fiscalía al paramilitarismo? ¿Hay mucho dinero de por medio? ¿O los padrinos políticos muy poderosos?

¿Señor Fiscal General y Director Nacional de Fiscalías, que pasa con sus subalternos frente al paramilitarismo del Magdalena Medio y sus ‘padrinos’ políticos en estos dos procesos?

Nunca leí ni oí en ningún medio que se hiciera una referencia seria y veraz sobre el general Santoyo, sin embargo, en los  días en que se debatía su ascenso en los pasillos del Congreso,  en la calle y en los mentideros políticos era vox populi las gestiones non sanctas de dicho general, y las cuales salieron como ‘chisme’ de manera timorata, siendo reales. ¿Así de pavor le tenían los medios a Álvaro Uribe?

Nunca he leído ni he oído sobre algún análisis económico y ambiental que hayan hecho los medios sobre los contratos ‘leoninos’ que el Estado colombiano ha suscrito con empresas multinacionales para la explotación de los recursos naturales. ¿Por qué ese mutismo tan extraño?

A principios de este siglo XXI, antes de las denuncias de Clara López Obregón y las posteriores de Gustavo Petro, en todos los rincones de la geografía nacional se sabía y se conocía de la presencia de los grupos paramilitares y de sus macabras ejecuciones, aupadas y financiadas por la empresa privada y con la connivencia y protección de las fuerzas armadas y autoridades civiles, sin que se levantara la más mínima voz de protesta por parte de los medios de comunicación, prensa o radio, no obstante las comunidades de algunas regiones dar pautas inequívocas de la desesperante situación sin encontrar eco a su angustioso llamado. Este silencio pasivo y cobarde que se guardó es imperdonable, y jamás se podrá olvidar.

La posición complaciente que asumieron los medios cuando el presidente Santos postuló y la Corte eligió a Eduardo Montealegre, como Fiscal General de la Nación, fue desconcertante,  no obstante conocerse, por boca del mismo Presidente, del millonario ‘zarpazo’ a la Salud que cometió SaludCoop, y posar el postulante y elegido como Apoderado en esta causa penal, y no estaba propiamente haciendo obras de misericordia, ya que cobró la bobadita de 6.000 millones de pesos.

La posición timorata de los medios frente a la abominable reelección del Procurador General, y de la increíble pero cierta elección de Alberto Rojas como magistrado de la Corte Constitucional, fue pasmosa ¿Sería por congraciarse con los nominados o con un Senado desprestigiado y al que tenemos que proscribir?

El silencio guardado por todos los medios, sin excepción, de la vergonzosa elección del Presidente de la Cámara de Representantes, deja mucho que desear. Olvidaron una elemental obligación ética, investigar los hechos.

Hace bastante tiempo, creo que por las calendas del año 2011, escribí en mi blog La Pringamoza de Semana y de El Tiempo, sobre las pautas publicitarias y su efecto nocivo en la oportunidad y veracidad de ciertas noticias relacionadas con los grandes pautadores; aserto éste qué, posteriormente, coincidió con un excelente artículo de Daniel Samper Pizano, Poderosas pautas  publicitarias para paralizar periodistas, publicado en El Tiempo el 4 de noviembre de 2012. (Ver http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-12354946

Con el minúsculo muestreo anterior, ¿cree, del más humilde hasta el más encumbrado colombiano, que se le pueda ganar la batalla a la corrupción?

Apostilla: Es imposible lograr una coexistencia pacífica junto a la corrupción.

Manizales, agosto 10 de 2013.