29 de junio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Farc exigen ahora reconvención de Fuerzas Militares y rediseño de orden jurídico y económico

5 de julio de 2013
5 de julio de 2013

 

Además planteó un “rediseño del orden jurídico y económico”, en el marco de lo que denomina “participación política para la democratización real, la paz con justicia social y la reconciliación”.

Sin embargo, los negociadores de las Farc no explican en qué consiste o que significa la llamada “reconvención” de los estamentos militares.

Las once demandas que hacen los cabecillas del grupo guerrillero son las siguientes

1. Participación política y reestructuración democrática del Estado
2. Participación ciudadana y límites a la concentración de poder público
3. Participación ciudadana y creación del Poder Popular
4. Rediseño de los mecanismos de participación ciudadana
5. Participación ciudadana y reforma a los procesos de descentralización
6. Participación ciudadana y rediseño del orden jurídico-económico
7. Participación ciudadana y reconversión de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional
8. Participación ciudadana y reforma democrática a la justicia
9. Elección popular de los representantes de los organismos de control y de otras instituciones públicas.
10. Reforma política democrática y electoral
11. Reforma democrática del poder electoral

En un esbozo que incluyen en el comunicado, hacen las siguientes precisiones sobre el punto de la participación política y reestructuración democrática:

“Con fundamento en una perspectiva integral de la participación política, esto es, de la participación en las dimensiones política, económica, social, cultural, comunicativa y ambiental de la organización social, y a partir del supuesto de que en la ampliación de la democracia se encuentra uno de los pilares de la generación de condiciones para la materialización de los derechos y del buen vivir de la población y la construcción de la paz con justicia social, se emprenderá un proceso de reestructuración democrática del Estado, el cual debe producir los arreglos institucionales a que hubiere lugar a fin de garantizar la construcción efectiva, real y material, de un Estado social, democrático y participativo de Derecho.

Los nuevos diseños institucionales – sustentados en la más amplia participación social y popular y sin perjuicio de mecanismos existentes -, deben sentar las bases para erradicar las actuales estructuras clientelistas, corruptas, criminales y mafiosas, propiciar el fortalecimiento de la institucionalidad pública y estatal, su presencia cierta en los diferentes campos de la vida social y a lo largo y ancho del territorio nacional, y asegurar el uso transparente y participativo de los recursos y presupuestos públicos con miras a superar las condiciones de desigualdad, pobreza y abandono a las que están sometidas las grandes mayorías sociales y populares.

De otro lado, demandan el rediseño del “cuarto poder”, que definen como “el poder popular”, sobre el cual advierten que, “además de dar vida, reconocimiento y representación institucional a las múltiples formas de ejercicio autónomo y democrático de poder, directo, asambleario, comunitario, a través de juntas, cabildos, o congresos, entre otros, por parte de grupos poblacionales urbanos o rurales, o de comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes, participará activamente, con capacidad decisoria y de incidencia real y material en los diferentes asuntos públicos, y cumplirá funciones de veeduría y control sobre las diferentes actuaciones del Estado.

Igualmente indican que con miras a rediseñar y fortalecer los mecanismos de participación se creará el Consejo Nacional de la Participación Política y Social, conformado por representantes de los partidos políticos, los movimientos políticos y sociales, las organizaciones sindicales y agrarias, las comunidades campesinas, indígenas y afrodescendientes, las organizaciones juveniles y de mujeres, de pensionados, de la comunidad LGBTI, y demás sectores excluidos, designados en forma autónoma, mediante elección directa y con revocatoria de mandato.