7 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Dos de las víctimas de tiroteo en edificio de apartamentos en Miami son colombianas

28 de julio de 2013
28 de julio de 2013

Como lo informamos aquí oportunamente, la tragedia se registró en un edificio de apartamentos ubicado en las inmediaciones de la West 46 Street y la West 16 Avenue, condado de Miami-Dade, en Florida, Estados Unidos.

Al parecer en desarrollo de una discusión alrededor de uno de los apartamentos, un sujeto protagonizó un tiroteo que dejó seis personas muertas.

Precisamente, los esposos de nacionalidad colombiana, quienes residían en el cuarto piso, fueron los primeros en caer baleados por el individuo, quien al final se atrincheró en uno de los apartamentos con dos rehenes y fue abatido por la policía, que rescató sanas y salvas a las dos personas que tenía como escudos.

Shamira Pisciotti, quien se identificó como colombiana, dijo que escuchó alrededor de 15 disparos cerca de las 6:30 de la tarde del viernes y que vio a varios de los vecinos salir de sus apartamentos a ver lo que sucedía.

“Vi a mi mamá muerta. Ella murió al momento de recibir el disparo pero me parecía que mi papá aun estaba vivo. No pude ver más porque llegó la Policía y nos evacuó a todos. Yo escuché entre 15 y 20 disparos”, señaló Shamira en declaraciones a El Nuevo Herald.

Agrega que todo parece haber sido una discusión relacionada con uno de los apartamentos de la unidad. “Ellos fueron a ver a un inquilino que había puesto una queja. Al parecer él fue el que hirió a mi papá y mi mamá”, agregó la joven.

El sargento Eddie Rodríguez, portavoz del Departamento de Policía de Hialeah, noroeste de Miami, indicó que el incidente empezó después de las 18:30 locales de la tarde del viernes y terminó a las 2:30 de la mañana del sábado, cuando un equipo de la unidad SWAT de la policía incursionó en el edificio y entró al apartamento que se encontraba el sospechoso con una pareja de vecinos como rehenes.

El sospechoso, finalmente abatido a tiros, mantuvo negociaciones durante la noche con la policía. Tras dar por fracasadas las negociaciones, la policía y equipos de las fuerzas especiales de los SWAT entraron en la zona donde se ocultaba el sospechoso y lograron salvar con vida a dos rehenes.

“El malo ha sido abatido, está muerto, ya no puede hacer daño a nadie más; ahora debemos averiguar exactamente qué es lo que ha pasado”, indicó a la televisión local de la CBS Carl Zogby, de la policía de Hialeah.