5 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Rescatan en Argentina a 202 colombianos que trabajaban como esclavos

14 de junio de 2013
14 de junio de 2013

 

Lo curioso del hecho es que la organización ilegal que esclavizada a los colombianos estaba integrada también por colombianos y precisamente 23 de ellos fueron capturados.

Según el gobierno colombiano, este es el segundo caso de compatriotas esclavizados descubierto en menos de tres meses en Argentina.

En un comunicado la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de Argentina informó que se llevaron a cabo 72 allanamientos en 10 provincias y quedaron detenidos 23 ciudadanos de Colombia y que a otros dos se les dictó la captura internacional”.

“Durante los procedimientos se pudo constatar la extrema precariedad en donde trabajaban y vivían estos (202) trabajadores que, en el ciento por ciento de los casos relevados, estaban sin declarar ante la AFIP”, agregó el organismo fiscal.

Al no registrar a estos empleados “no sólo se está evadiendo las cargas sociales al fisco, sino que también están condenando a estas personas a no tener un trabajo digno, cobertura médica y acceso a una futura jubilación”, expresó el director general de los Recursos de la Seguridad Social, Carlos Sánchez, quien participó de los allanamientos.

“Estamos ante una organización ilícita con un fuerte sustento territorial que funciona claramente bajo una estructura piramidal”, aseguró Sánchez.

Explicó que se desarticuló a la banda antes de que continúe con su armado evitando así el asentamiento en el país de delitos de evasión fiscal y otros, aún más complejos.

“Estamos ante un caso de trabajo esclavo, pero desde la concepción moderna del término”, señaló Sánchez.

También intervino de los operativos la directora de Aduanas, Siomara Ayerán, quien reportó la detención del cabecilla de la red delictiva, denominado “El Contador”, cuya función era recolectar las “ganancias” que dejaba el trabajo esclavo en las 10 provincias.

Los trabajadores estaban “sometidos y reducidos psicológicamente para que se integren en la organización para la realización de trabajos menores y en condiciones infrahumanas”.

Ayerán agregó que constan más de 3.000 ingresos de colombianos en situaciones similares y que ya se iniciaron contactos con otros países porque se sospecha que la organización tiene células con una infraestructura similar en Chile, Brasil y Ecuador.

Señaló que “el puntapié inicial” de la investigación comenzó con el relato en primera persona de una de las víctimas a un funcionario aduanero.

Los extranjeros llegaban a la Argentina con la “deuda” del pasaje en sus espaldas y eran derivados a distintas provincias a realizar diferentes trabajos, precisó´.