25 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«En ningún momento se piensa vender o subastar el patrimonio cultural sumergido»

3 de junio de 2013
3 de junio de 2013

galeones

Imagen El Tiempo

Profesores, investigadores, antropólogos de diferentes instituciones prestigiosas del país y del exterior, estudiaron la eficacia del propósito y analizan la capacidad que tiene Colombia para embarcarse en una temática que va de la mano de un alto presupuesto para la investigación y exploración.

La audiencia pública sirvió para detallar los artículos dentro del proyecto y la posibilidad de reforma a alguno de ellos con el aval de los senadores presentes, Carlos Ferro (Partido de la U) y Hernando Pedraza (Conservador), puesto que ciertos criterios que se pusieron sobre la mesa, arrojaron la preocupación al tocar el patrimonio sumergido, entre los que se destacaron; la relación con los «caza-tesoros», el aprovechamiento económico, el tiempo en licencia para las empresas exploradoras y entre otros, además resaltaron el patrimonio sumergido como un recurso no renovable.

Los congresistas reiteran que en ningún momento este proyecto es para vender o subastar el patrimonio cultural sumergido.

El senador Hernando Pedraza (Partido Conservador) expreso «el proyecto de ley busca determinar qué es patrimonio cultural y que no, qué tiene representatividad, importancia científica y qué es repetitivo. Al recuperarse más de 100 galeones, se estaría hablando de un dinero considerable que no se puede subestimar y sería un instrumento para combatir pobreza, crear vivienda, crear una plataforma universal de cobertura en tecnología, más vías y otros, el patrimonio si sirve y se podría aplicar en las falencias del país, no apoyar el proyecto es dejar que la explotación ilegal continué», así lo preciso el legislador.

Por otro lado el coordinador de la ponencia, senador Carlos Ferro, concluyó que se encuentra a favor del proyecto que propone el mismo Gobierno Nacional, y manifiestó  en este propósito se le corregirán los alcances y la expedición de un marco normativo que logre proteger el patrimonio sumergido y sensibilizar a los colombianos.

Entre los autores de este proyecto se encuentran los senadores: Luis Fernando Duque (Liberal), Jorge Eliecer Guevara (Polo Democrático), Mauricio Aguilar (PIN), Carlos Alberto Baena (Mira), Hernando Pedraza (Conservador).

El Galeón San José

El Tiempo.com

El San José fue un galeón del imperio español, construido en 1698. En 1706 el galeón San José zarpó junto con otros barcos para el Mar Caribe y llegó a Cartagena de Indias después de un mes de navegación. En 1708 el galeón San José, junto con el San Joaquín y otros barcos de la flota imperial zarparon de Portobelo hacia Cartagena de Indias. En el San José´ fueron cargadas 11 millones de monedas de oro. La flota fue atacada por barcos ingleses y el galeón San José se hundió con sus tesoros en frente de la Península de Barú (actual mar de Colombia).

Búsqueda del tesoro

A partir del 1980 varias empresas de buscadores de tesoros intentaron sacar del mar el más grande tesoro sumergido de todos los tiempos valorado en 6.000 millones de dólares estadounidenses. El 25 de octubre de 2011, una corte en Washington declaró al galeón como propiedad del Estado colombiano.

Sea Search había presentado a finales de marzo sus argumentos para un recurso de apelación contra la República de Colombia ante la Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia en el que continúa reclamando sus derechos sobre el tesoro del galeón ‘San José’, hundido en costas colombianas en 1708. SSA apeló la decisión tomada por la Corte federal de Estados Unidos en 2011, cuando esta resolvió con un fallo favorable a los argumentos de Colombia al propugnar la prescripción e improcedencia de la acción judicial presentada por SSA. La empresa estadounidense recurrió a la corte de su país después de que el Estado colombiano se negara, según su relato, a cumplir la orden dictada en 2007 por la Corte Suprema de Colombia, que concedía a la compañía la mitad del tesoro, una vez que éste se rescatara de las profundidades. El ‘San José’, hundido de un cañonazo por piratas ingleses, era un barco insignia de la Armada española del siglo XVIII, que llevaba en su bodega varias toneladas de doblones, barras de oro y de plata, así como toneladas de joyas y piedras preciosas.