25 de abril de 2024

Las nuevas regalías

19 de junio de 2013
19 de junio de 2013

Esos dineros, en algunos casos exagerados, hicieron ricos y boyantes a varios territorios y pobres y mendicantes a los que, como Risaralda, no tenían reservas naturales que les diera derecho a participar porcentualmente de los dineros que pagan a manera de retribución las grandes compañías que explotan el suelo y el subsuelo nacional.

La reciente reforma a la Ley de Regalías, que cambió toda la fórmula y la manera de distribuir estos recursos entre las regiones del país, les permitió a los departamentos no productores de petróleo, o de gas, o de minerales, como Risaralda, acceder a algunos recursos que van a servir, sin duda, para atender algunas de la más importantes necesidades que tienen los municipios del Departamento.

Risaralda pasó de recibir menos de 10.000 millones de pesos anuales en el marco de la ley anterior, a algo más de 128.000 millones para la vigencia 2013-2014, que le han sido asignados gracias a la nueva legislación, esto sin contar los cerca de 82.000 millones del período 2012 que aún no han llegado al Departamento, pero que están asignados para atender proyectos regionales que fueron tramitados y aprobados por el Gobierno Nacional.

Cuándo municipios como Apía y Guática habían recibido recursos superiores a 5.000 millones para programas de vivienda, o La Celia, Mistrató y Santa Rosa dineros cercanos a 20.000 millones para vías de comunicación, o Quinchía y La Virginia más de 15.000 millones para acueducto, alcantarillado y saneamiento básico, como los tienen ahora aprobados y han empezado a invertir.

Por supuesto, esto ha sido posible gracias a la coordinación del Departamento en la estructuración de proyectos de beneficio regional que casen dentro de los requerimientos de la nueva ley de regalías, y a la insistente gestión del gobernador Botero frente a los organismos nacionales para conseguir el visto bueno a nuestras iniciativas y la asignación de los recursos correspondientes. Por eso, además de celebrar este nuevo tratamiento que recibe Risaralda,  hay que reconocerle a él estos importantes recursos que van a ayudar a atender muchas de las necesidades más urgentes que tienen de tiempo atrás nuestros municipios.  Diario del Otún.