1 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Las casas de vicio: motores de la delincuencia

12 de junio de 2013

luis perezLas “Ollas” o casas de vicio son los “banqueros ilegales” que financian la violencia urbana. El microtráfico se ha apoderado de las ciudades y de la mano del microtráfico engordan los bandidos urbanos.

En Medellin. las Autoridades dicen que son 220 casas de vicio (Abril de 2013). Corpades asevera que son 800 Ollas (Espectador 2013) La Corporación Periferia calcula en 500 las casas de vicio de Medellín. En el acta 096 de 2012 del Concejo se lee que en Medellín hay 716 casas de vicio.

Desconcierta las diferencias en las cifras. Es sospechoso que a veces se quieran hacer invisibles ante la sociedad los expendios de narcóticos. En el Centro de Medellin hay casas de vicio con más de 25 años de tradición y gozan de buena reputación en el mercado. La Corporación C3 encontró en un estudio de campo, 145 casas de vicio solo en el Centro a finales de 2012.

Existe una investigación oficial de casas de vicio en Medellin que no permitieron publicar en 2012. Fue un trabajo de campo hecho durante más de un año por asesores de paz. Son datos serios que escandalizan. Medellin es buena referencia para que el estudio se siga en todo el país.

Se dividió la ciudad en 254 barrios, corregimientos y sectores. Se encontró que hay 3 casas de vicio en promedio por barrio o sector. A 2012 se encontraron 762 casas de vicio en la ciudad.

Las casas de vicio venden $11.000 millones mes en cocaína y sus derivados. O sea, cada Casa de Vicio vende en promedio $500.000 diarios. En un año, los ingresos de las Ollas o Casas de Vicio en Medellin por venta de cocaína y sus derivados es de $132.000 millones. A esta gigantesca suma hay que agregarle las ventas de marihuana, heroína, bazuco, opio y drogas sintéticas.

Cada Casa de Vicio emplea en promedio 4 jibaros, o sea 3048 jibaros. Cada casa de vicio emplea además 2 administradores, ahí, otros 1524 empleados.

Las casas de vicio contratan seguridad privada para garantizar su normal funcionamiento. Hay un paraejército en la ciudad de más de 3000 hombres armados que cuidan las casas de vicio. Un ejército paramilitar mayor que la misma policía! En promedio cada casa de vicio paga 4 personas armadas que la protejan.

Y otro preocupante problema. Los “jibaros ambulantes” crecen con celeridad, son aquellos que venden droga en las calles, en los colegios, en las universidades, en los semáforos, en el Poblado, en Laureles, en la Macarena, en el Estadio Atanasio Girardot, en los Parques, etc. Se estima que hay 3.000 jibaros ambulantes vendiendo droga.

Cada casa de vicio u Olla tiene un promedio de 150 usuarios/mes. El estudio estima que en Medellín hay 114.300 personas consumidoras y clientes de las casas de vicio. El 4.66% de la población.

En Medellin se consumen 20 toneladas de cocaína al año.

Según la investigación (2012) las Casas de Vicio se distribuyen así. Zona Nororiental: 119 (15.6%). Zona Noroccidental: 109 (14.3%). Zona Centro Oriental: 99 (12.8%). Zona Centro Occidental:         141(18.4%). Zona Sur Oriental: 69 (9.5%) Zona Sur Occidental: 96 (12.6%) Zona Centro: 129 (16.8%)

La investigación encontró que en el presupuesto de las Casas de Vicio, las Ollas tienen una reserva de $30 millones diarios para sobornar a las autoridades, con el fin de que los dejen trabajar sin perturbarlos.

Medellín puede ser el 10% de los expendios de droga de Colombia. Esto indica que mínimo en las ciudades colombianas hay 8.000 Ollas o Casas de Vicio.  Indica además, que en las ciudades colombianas hay un paraejército de por lo menos 32.000 hombres armados ilegales que cuidan el éxito comercial del microtráfico. Excelente la decisión del Presidente Juan Manuel Santos de atacar las Ollas, pero da la impresión que al Presidente no le han informado toda la verdad sobre el número de Casas de Vicio. Si se combaten 25 ollas cada dos meses, esto indicaría que cada año, destruirían150 Casas de Vicio. Si no se llegaran a crear más casas de vicio, las autoridades terminarían de erradicar este flagelo en 54 años, en el año 2067! Paz para nunca en las ciudades.