14 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La justicia como ideal o la justicia del miedo.

18 de junio de 2013

ferney pazNo pasa por un buen momento la justicia  en nuestro país, cuestionamientos permanentes, editoriales  de  la prensa escrita fustigando las actuaciones de la cúpula judicial, críticas por la indebida utilización de los permisos remunerados, el denominado carrusel de las pensiones por el abuso en la aplicación de una norma que consagra este  beneficio, la dilación para proveer las vacancias definitivas mediante el sistema de la cooptación restringida que rige para las altas Cortes, los constantes enfrentamientos jurídicos por las tutelas contra sentencias, la pugna por el ejercicio de las funciones electorales ,el turismo internacional y la politización de  ciertos nombramientos, sentando reales en la más  delicada, las mas alta y noble de las funciones públicas, como lo es  la justicia .

La Justicia es ante todo, una característica posible de alcanzar y forma parte de la felicidad social. ¿Cómo obtenerla, a través de que medios y que hace el Estado para procurarla?, siendo su primer deber, el de respetar la juridicidad y que la misma sea aplicada con transparencia, imperando la ética judicial, por quienes tienen la delegación funcional y constitucional, que no son otros que los Jueces de la República.

Dicho lo anterior, no se puede desconocer que la sociedad colombiana observa perpleja, como se acrecienta a diario el fenómeno de la criminalidad e inseguridad urbana y rural, y reflexiona respecto al Sistema Penal Acusatorio que se viene aplicando desde el año  2.005, si ha arrojado los resultados positivos esperados, o  sí por el contrario este experimento procesal origina desconfianza en su aplicación.

Son muchas las críticas que se le hacen, entre ellas, que se trata de un hibrido a la colombiana por cuanto el verdadero Sistema Acusatorio se caracteriza por el jurado de conciencia, abolido en el gobierno del Presidente Barco, igualmente se cuestiona la intervención del ministerio público como parte, ya que la relación procesal debe darse entre fiscal y defensor, la desigualdad jurídica entre la defensa y la acusación: mientras el fiscal cuenta con los medios probatorios, llámese SIJIN, CTI, Medicina Legal, la defensa solo con los argumentos oratorios y académicos.

Otro tema que  genera interrogantes, es que en este sistema lo excepcional es la privación de la libertad, originando una impunidad generalizada, (la libertad la obtienen en la primera audiencia de imputación), presentándose  casos de continuar el sindicado con su actividad delincuencial una vez se le concede.

Entre sus ventajas se debe destacar la vigilancia publica de aquellos procesos penales que requieren de un seguimiento especial, los términos de juzgamiento se reducen considerablemente, el juicio al ser oral, de cara a las partes, presenta mayor transparencia jurídica, evitando las prescripciones procesales. 

Pero como no todo es perfecto, surge el tema que erosiona la estructura social del país y que por desfortuna parecería afectar la justicia: la ausencia de la transparencia y de la ética judicial.

Un apreciado colega y litigante de la ciudad de Manizales, me ha dado a conocer un documento elaborado por “Periodismo sin Fronteras” y que responde a una entrevista a un juez, artículo firmado por Ricardo Puentes Melo, publicado en diciembre 2 de 2012, en donde se aborda el tema de la corrupción judicial en el campo penal, que de ser cierto lo narrado produce pesadumbre, rabia, desconcierto, llegándose al punto de hablarse allí de mafias, que de acuerdo al artículo “explican tantas injusticias en nuestro país. Corrupta como es, maneja miles de millones de pesos que reciben a cambio de pervertir la justicia para el lado de quien tiene el dinero para pagar”.

La crudeza de las respuestas me relevan de cualquier comentario y lo dejo al criterio del visitante al portal, destacando las siguientes: (se transcribe textualmente).

“aquí la justicia se arregla con dinero, no en derecho”
“hasta sacar un raponero, un ladrón callejero vale”
“la corrupción empieza desde la misma policía”
“con este sistema vigente, el policía puede ser arreglado, sobornado…y no pasa nada”
“si no hay denuncia de la victima la policía puede dejar ir al ladrón, al atracador”
“el nuevo sistema penal acusatorio está tan mal montado que es posible la corrupción. Solo se necesita el dinero”
“la prisión domiciliaria es potestativa del juez de garantías. El código dice que el juez podrá conceder prisión domiciliaria en ciertos casos. Pero ese podrá conceder prisión domiciliaria a alguien depende si hay dinero de por medio”
Y más adelante el entrevistado manifiesta a una pregunta del entrevistador  de que si “no hay dinero, el juez rara vez usará esa potestad para beneficiar con prisión domiciliaria a quien si lo necesita y amerite”.
“Se puede comprar la libertad por 300 millones de pesos”
“el primer eslabón de la corrupción es el reparto. El que reparte lo pasa al juez acordado al que han arreglado y está listo para recibir el proceso. Y es quién da la libertad”
“¿Recuerda el caso del juez borrachito?, ¿El Habeas Corpus con el que dicho juez dejo en libertad a “alias” El Indio?, “sé que  a este  juez le dieron 4.000 millones de pesos”. (Cuando se alude al Indio se refiere a la persona recapturada en días pasados en un aeropuerto del Brasil en compañía de una modelo paisa).

Leído este documento de entrevista con el beneficio de la duda, el cual aborda aspectos relacionados con las altas cortes, con las preguntas formuladas y respuestas dadas, quedan flotando muchos interrogantes, que más que inquietud jurídica procesal, se traduce en la justicia del miedo y que solo  genera una conclusión, cuál es la que estamos muy cerca de lo peor que pudiera pasarnos.

El tema de la justicia, es grave, urgente, requiere de un debate nacional, correspondiéndole a los organismos superiores adelantar las gestiones que sean necesarias para volver por los senderos de la credibilidad de la sociedad frente a la justicia, por cuanto todo no está perdido ni disuelto.
No olvidar que la paz, tiene  un  punto de partida y uno de llegada: una pronta y cumplida justicia.

Adenda: Estaremos atentos en conocer como avanzan las indagaciones que la Procuraduría General  de la Nación le adelantará al ex magistrado y contratista jurídico privilegiado del Estado Manuel José Cepeda, por posible conflicto de interés, al suscribir contrato de servicios profesionales para asesorar al Gobierno Nacional ante las altas cortes, siendo este conjuez de la Corte Constitucional.
A veces las indelicadezas profesionales se dan al más alto nivel.

Lástima de verdad, la pérdida de valores en esta dinámica sociedad moderna.

Bogotá junio 18 de 2013.

Columnas del autor

*Como eran amigos de Rolando…
*Hermandad sí, pero sin amenazas
*
Eficiencia judicial vs turismo internacional.
*Inicio de la campaña presidencial
*
Política de consenso y de convivencia para Caldas.
*Sevilla: la del Valle
*La cooptación restringida.
*
El voto y un catálogo de necesidades sociales.
*La igualdad ante la ley. La detención intramural

*Aspirantes a granel. Y los programas?

*9 de abril: magnicidio de Gaitán.
*Las paradojas de la actividad financiera.
*Marcha por la paz y la debida justicia
*Relación periodismo-justicia.
*Colpensiones: una ofensa a la seguridad social
*
Blindar el voto
*Aerocafé: con la cruz a cuestas
*La edad de retiro forzoso en la rama judicial
*Esfuerzo presupuestal del Estado VS eficiencia judicial
*La circunscripción nacional para Senado en Colombia
*
La mal llamada reforma tributaria.
*En la búsqueda de un año promisorio.
*
Reflexiones de fin de año.
*Los cacos de «Interbolsa»

*El desplome de Interbolsa.
*¿Qué hacer para que los fallos judiciales se profieran a tiempo?
*
Recuperar la confianza pública
*Por un Caldas diferente
*Una causa justa
*El adiós a un gran señor
*Estado de Derecho o Estado Rodín
*La verdadera labor del político
*Preguntas que requieren respuestas
*Política social e intercambio humanitario
*¿Cuál democracia?
*Solo la verdad en la búsqueda de la paz
*Por el decoro y dignidad profesional del abogado
*La crisis del Estado e indiferencia ciudadana
*Se agitan tesis de revocatoria
*Reforma a la justicia: un compromiso institucional
*Santos y de la Calle, los ases para la paz
*La libre expresión y la paz como política de Estado
*A propósito de un fallo judicial