9 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La cara oculta de la noticia…

15 de junio de 2013
15 de junio de 2013

Dos irreconciliables políticos colombianos: el actual alcalde mayor de Bogotá, Gustavo Petro Urrego, y el ex presidente Alvaro Uribe Vélez, jefe de la oposición al gobierno Santos, terminaron de vecinos, mas no de amigos, por razones de seguridad, en el Centro de Estudios Superiores de la Policía Nacional, (Cespo).

La institución policial garantiza para los dos personajes la convivencia en medio de la hostilidad política en esa apacible zona bogotana. Si se ven, sufren repentinos ataques de “cataratas” para no tener que saludarse y no intercambian visitas en sus respectivas viviendas.

Trasteo por aburrimiento de vecinos

El primero en llegar al vecindario mejor vigilado de la metrópoli capitalina fue Uribe, el 7 de agosto de 2010, tras hacer dejación del solio bolivariano en el que estaba tan amañado.

A su turno, hace tres meses, Petro resolvió copiarle la solución domiciliaria al expresidente por razones de tranquilidad  y seguridad.

En la mudanza influyeron las presiones de los vecinos anteriores mortificados con el permanente despliegue de escoltas en los entornos de los onerosos conjuntos residenciales como “Iraca”, en la carrera séptima con la calle 134 y en el condominio “Alto Yerbabuena”, en las afueras Bogotá,  cerca de La Caro, en la ladera oriental de la carretera central del norte que conduce a Tunja.

Maravillosas instalaciones

Las confortables instalaciones funcionan hace tres décadas en la Avenida Boyacá con la calle 142A que posee varias hectáreas de extensión. Allí funcionan la dirección de inteligencia de la institución, la escuela de carabineros, el casino de oficiales, el colegio de la policía, el centro social de oficiales, dos canchas de fútbol, diez canchas de tenis, el campo de golf de nueve hoyos, las piscinas, salones de conferencias y de recepciones, restaurantes y cafeterías, el patio de paradas o de ceremonias de transmisión de mando y los apartamentos y las casas fiscales donde moran, ahora, importantes personajes de la política nacional, además de los generales adscritos a la entidad.

Alcalde y senadoras

En este idílico complejo han tenido sus residencias los anteriores directores de la Policía Nacional, así como oficiales directores de más alto rango. Allí pasan resignadamente su confinamiento las senadoras Dilian Francisca Toro y Piedad Zuccardi de García, judicializadas por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia. En sus instalaciones también estuvo recluido el exsecretario general de la Casa de Nariño, Bernardo Moreno. El ámbito bucólico invita a los residentes al ejercicio por entre la exuberante vegetación.

«¡Es increíble!…Todo podía pasar en esta Escuela de la Policía Nacional, pero menos que enemigos acérrimos  como Uribe y Petro, en medio de la armonía de la naturaleza que circunda este paraíso urbano, puedan, en las gélidas noches, encontrar sosiego a sus almas», susurran, medio  asombrados, los vecinos del lugar.

Lo que dijo Petro

El alcalde le contó a Juan Guerra que se tomará tres meses para despejar incógnitas en torno al Proyecto de Ordenamiento Territorial, POT, recientemente negado por el concejo distrital, y que posteriormente tomará determinaciones al respecto. Admitió, con gran sentido del humor, que a falta de mermelada, ofrece gaseosas a los cabildantes, aún en los campos deportivos que frecuenta, al tiempo que advirtió que los ciudadanos se sorprenderán por las nuevas capturas, entre ellos de muchos concejales de la ciudad, que la Fiscalía ordenará en las próximas semanas dentro de las investigaciones que se adelantan en el sonado proceso del carrusel de las contrataciones del distrito que se ha extendido, asombrosamente, a otras ciudades del país.

Un cacerolazo para Aníbal Gaviria

Un cacerolazo contra Cristina Fernández en la Argentina? Lógico y esperado. Otro en Caracas contra Maduro? Tampoco fue ni será sorpresa. Pero que haya cacerolazos en Medellín contra el alcalde Anibal Gaviria? Esto no se lo llegó a imaginar ni Luis Pérez, su más enconado adversario.

Cualquier alcalde de Medellín en los últimos años siempre encabezó las encuestas de favorabilidad y le iba bien en todos los órdenes. Pero llegó Aníbal Gaviria y se revirtió esa favorable tendencia.

Los detalles de la protesta

El viernes hubo cacerolazo en La Alpujarra contra el alcalde Gaviria, y no fue realizado por los ciudadanos del común sino por quienes se supone deberían estar de su lado respaldándolo: esto es, sus propios empleados.

El mal trato que laboralmente les ha dado quitándoles beneficios que habían adquirido, el mísero reajuste salarial equivalente al mismo que se decretó para el salario mínimo y el anuncio de que también les va quitar el aguinaldo, rebosó la copa y desató esa demostración masiva de rechazo.

Pitos, gritos, carteles contra sus medidas y cacerolazo fue lo del viernes. Y los empleados municipales anunciaron que seguirán en esa tónica.

Mucha pantalla, mucha figuración hacia el exterior, mucha internacionalización de la ciudad, mucho bla bla bla, pero dónde queda la parte humana y social de una administración que tiene plata para derrochar en ciertas cosas pero no para pensar en sus empleados?

A la caza de donantes de órganos

Después de hacerle entrega de la presidencia del Directorio Nacional Conservador al caldense  Omar Yepes Alzate, el senador costeño Efraín Cepeda Sarabia radicó el proyecto de ley a través del cual los ciudadanos autorizan en la cédula o el pase de conducción vehicular “… su deseo de ser o no donantes de órganos, con el fin de que estos sean utilizados, después de su fallecimiento, para trasplante o implante en otra persona, con objetivos terapéuticos”.

La iniciativa ordena a la Registraduría Nacional del Estado Civil y al Ministerio de Transporte proceder a la inscripción como donante de órganos a la persona que así lo acepte al momento de expedición de la cédula de ciudadanía y/o la licencia de conducción”.

La voluntad de donación expresada en vida por una persona, sólo puede ser revocada por ella misma y no podrá ser sustituida después de su muerte por sus deudos.

En el reverso de la cédula de ciudadanía deberá indicarse si la persona es o no donante de órganos.

Caen las asustadurías

El contrato firmado entre Manuel José Cepeda Espinosa y el Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, por mil 44 millones de pesos ya está en manos de la Procuraduría y la Fiscalía General de la Nación.

Según los quejosos, el comportamiento de Cepeda configura una presunta conducta de tipo penal que debe ser investigada a fondo. Teniendo en cuenta que el Ministerio Público está investido de las competencias constitucionales y legales para disciplinar ejemplarmente a quien en ejercicio de atribuciones jurídicas actuó como juez constitucional designado por la propia Corte.

Juan Guerra ha recibido muchos mensajes en los que se apoya la denuncia formulada sobre un hecho ciertamente escandaloso que viene a agregarse a las numerosas denuncias que por estos días se han conocido contra magistrados de los distintos estamentos de la judicatura encargados de administrar justicia.

Seis preguntas

A propósito del multimillonario desembolso en favor de “Cepedín”, ¿cuántos  contratos idem existen en dependencias estatales?

¿Cuál es la función del contratista Cepeda ante la Corte Constitucional?

Ahora va la pregunta de los mil millones: ¿Hasta dónde es compatible que siendo Cepeda conjuez de la Corte Constitucional, actúe como tal ante la propia Corte mediante contrato celebrado con el gobierno?

¿En qué sentido fue su concepto sobre las pensiones que se debatió en la Corte?

¿Qué hizo el doctor Cepeda frente al “salomónico” pleito marítimo con Nicaragua?

Y la última: ¿Será cierto que el privilegiado Cepeda actúa también como abogado asesor del Ministerio de Defensa en lo relacionado con la justicia penal militar?    

El pequeño “baloto” de Cepeda

A propósito: En su columna del diario caleño” El Mío”, Gustavo Alvarez Gardeazabal, le hizo eco a la primicia de Juan Guerra sobre los multimillonarios “honorarios” que devengó el exmagistrado Cepeda por cuenta del Estado:

“A un exmagistrado le pagan  mil 44 millones. Ahora que hay tanto escándalo por los regimenes de privilegios de los magistrados que pueden tomarse hasta sesenta días, a más de las vacaciones tradicionales, para no trabajar, resulta impactante leer la columna de Juan Guerra en donde se muestran los detalles del contrato que ha suscrito el exmagistrado Cepeda, llamado «Cepedín» en su momento por los periodistas de humor que rondaban a César Gaviria. Dice Juan Guerra que el contrato  es por la bobadita de  mil 44 millones y que eso se lo pagan por prestar servicios al instante en materia de asesoría jurídica a la Casa de Nariño. De buenas Santos”.

Dios los cria y …

Cuando la situación obliga a defenderse, la llamada solidaridad de cuerpo aparece sin ningún reato.

Es lo que acaba de suceder con el alcalde de Bello, Carlos Muñoz, amenazado por una revocatoria y los diferentes sectores conservadores de esa localidad, donde los “caciques” Suárez Mira dominan el panorama hace tiempo.

El uno desde la cárcel, Oscar, y la otra, Olga, desde el senado, movieron todas sus fichas para alcanzar la unanimidad de los siete diputados conservadores paisas, quienes cerraron filas en torno al jefe de la administración de la segunda ciudad de Antioquia, para restarle peso a la recolección de firmas que avanza en busca de la revocatoria.

Las diferencias burocráticas o por contratos que antes pudieron haber existido, desaparecieron como por encanto con tal de preservar el “cacicazgo” de los Suárez Mira que así fortalecieron sus intereses en la cuna del expresidente Suárez. Ver para creer, como decían los abuelos.

Comisión inane

Hablando de solidaridad de cuerpo, es  la que ya tácitamente le expresaron los diputados que integran la comisión de ética de la asamblea de Antioquia a Rodrigo Mesa  Cadavid, quien pasó de ser el diputado perfumado del Chocó a un Rodríguez Gacha subdesarrollado, luego de ser sorprendido repartiendo billeticos de dos, diez y veinte mil pesitos a sus simpatizantes.

Ya anticiparon sus integrantes que en el caso de Mesa, cuya expulsión del partido liberal fue inclusive solicitada por el concejal Bernardo Alejandro Guerra al calificar de indigna su actuación, no cabe sanción alguna; si acaso, un consejo o un llamamiento.

Claro que la comisión de ética la preside actualmente Adolfo León Palacio Sánchez, aventajado alumno del condenado dirigente liberal César Pérez García, lo que releva de cualquier explicación.

La comisión de ética de la asamblea es tan inoperante e inocua como la comisión de acusaciones de la cámara.

Un proyecto del Súper

El martes fue aprobado en plenarias de cámara y senado el informe de la comisión de conciliación del proyecto de garantías mobiliarias aprobado previamente en senado y posteriormente en cámara.

Este es, sin duda, el proyecto más importante y revolucionario en materia de derecho comercial.

Le permitirá al pequeño y mediano empresario solicitar créditos teniendo como garantías los bienes muebles de su propio negocio. Se creará un sistema que permita acceder más fácilmente al crédito y que sea el negocio el que arriesgue sus bienes y no el patrimonio personal o familiar.

Los alcances de la iniciativa

Ejemplo: el panadero que quiera ampliar su empresa va al banco a solicitar el crédito y puede entregar como garantía los bienes, como cuentas por cobrar, muebles y enseres, hornos, etc. sin esta ley, el banco le hubiera exigido además de un pagaré, que es una garantía personal, una hipoteca de un inmueble que generalmente termina siendo su casa y pone en riesgo su patrimonio personal

Este proyecto, que fue trabajado con expertos en derecho comercial y socializado con organismos internacionales, ha tenido una gran acogida en todas las regiones donde el supersociedades Luis Guillermo Vélez ha venido socializando y le permitirá a nuestro país ir a la vanguardia en materia de garantías para acceder al crédito.

En esta legislatura, donde el gobierno poco ha podido avanzar, es de resaltar el buen manejo que tuvo Luis Guillermo  Vélez Cabrera para tener aprobado este proyecto de ley que sólo le falta la sanción presidencial para ser ley de la república.

Las guerreras de Juan

— Modorra que da pena: Seis meses en el primer punto del orden del día del Consejo de Estado lleva la pérdida de investidura del representante antioqueño Oscar Marín. La justicia cojea y viaja.

— Estuvo un tanto agridulce la emisión del viernes último con la que cerró su ciclo en la cadena radial Todelar el apreciado colega Edgar Artunduaga.

— El excelente periodista huilense se despidió de sus oyentes, sin querer queriendo, con el fondo musical del dramático adiós del recordado cantante y compositor portorriqueño Tito Rodríguez.

— El opita nos despistó un poco  a todos porque antes de cerrar el micrófono les dijo a sus compañeros de la mesa: “Bueno, nos vemos el lunes”.       

— Hay 14 impedimentos de congresistas por tener parientes en direcciones de cárceles del país.

— La violencia intrafamiliar está contemplada en el listado de delitos excluidos de cualquier beneficio.

— El Presidente Santos ofreció dos  billones de pesos para dotación al Consejo Superior de la Judicatura , pero este organismo no ejecuta.

— Mientras tanto, no hay salas de audiencia, ni equipos de grabación y los jueces carecen de todo lo necesario para desarrollar sus labores.

— El exdirector del diario La República, Jorge Emilio Sierra Montoya, se acaba de incorporar al equipo de colaboradores permanentes del diario digital Eje 21, de Manizales.

— Este medio virtual sorprende por sus crecientes cifras de visitantes en la red. Y se consolida como el más consultado en el eje cafetero.

Pagarán los platos rotos

Los candidatos oficiales a la gobernación de Antioquia y la alcaldía de Medellín en el 2015, serán los llamados a pagar los platos rotos y a padecer la antipatía y la poca atención que les van a prestar los medios independientes.

Si bien es cierto que en ellos hoy abundan infinidad de seudo periodistas y lagartos y que uno solo puede no ser muy importante, en conjunto sí forman un caudal digno de tener en cuenta, para bien o para mal.

Una cosa es que todos esos medios que han sido tratados en forma displicente y avara por las dos administraciones seccionales apoyen una causa o candidatura, y otra muy distinta si les decretan una especie de campana neumática y orientan sus preferencias y sus noticias hacia otra opción.

Por ese trato que muchos consideran indigno e inadecuado, ya comenzó a promocionarse entre esos medios una idea: ignorar a los candidatos que van a representar el cortinuismo de los actuales gobiernos, y meterla toda por los otros competidores a los dos cargos regionales de mayor importancia: la gobernación y la alcaldía.

Guerra no apoya a Sofía

El veterano dirigente liberal de Antioquia, Bernardo Guerra Serna, quien todavía tiene directorio y unos cuantos miles de votos, anunció que no apoyará a Sofía Gaviria, hermana del alcalde Aníbal Gaviria, en su aspiración al senado de la república.

El curtido cacique paisa, renovado después de algunos quebrantos de salud, le dijo a Todelar que su respaldo y el de su directorio en Antioquia, será para Horacio Serpa Uribe, cabeza de lista del partido liberal.

Sofía apareció de la noche a la mañana como por arte de magia y se convirtió en la candidata al senado de varios grupos liberales que se unieron en ese propósito, y los cuales esperaban contar también con el apoyo de la llamada casa Guerra.

A propósito, sigue la duda sobre si Sofía puede ser candidata contrariando lo establecido en el artículo 179 de la Constitución sobre inhabilidades para ser elegida congresista.

El afán de figurar

Desde que se inventaron los llamados “informes de gestión”, a todos los funcionarios y políticos les dio por entregar periódicamente el suyo, aunque a lo largo de su trabajo hayan sido como un rayo de sol a través de un cristal, es decir, atravesarlo sin romperlo ni mancharlo.

Sobre todo en el campo político mueven a risa o a desprecio esos tales “inventarios”  con los que algunos suelen engañar incautos y posar de desvelados servidores de la comunidad.

Este fin de semana andan en esas Mauricio Lizcano y Juan Felipe Lemus, senador y representante, quienes programaron una serie de reuniones en distintos sitios dizque para mostrar sus ejecutorias.

A cualquier persona normal puede preguntársele si recuerda alguna ley que haya aprobado el congreso y mejorado su vida, y nadie sabrá responder con certeza si esto ha sucedido. No le pregunte, eso sí, por actos de corrupción, malversación, transfuguismo o lagartería, pues de eso hay suficiente ilustración.

A responder

A propósito de la “cacica” Olga Suárez Mira, deberá explicar próximamente por qué entró a la cárcel de La Picota en día no autorizado por las normas. Si dice que como  abogada, profesión que por su calidad de senadora no puede ejercer, incurriría en el régimen de inhabilidades.

Ella hizo parte del combo de legisladores que ingresaron a esa “sucursal” de la para-política hace algunos días aparentemente para asistir a una fiesta de cumpleaños ofrecida por el detenido representante Alvaro Pacheco, implicado en el escándalo que parece no tener fin.

La bandeja de la lectora

El perdón público, expresado por parte del Director General de La Policía José Roberto León Riaño, no va a revivir al joven grafitero Diego Felipe Becerra asesinado de un tiro en la espalda, por el patrullero Wílmer Antonio Alarcón Vargas, el 19 de agosto 2011. El hasta hace poco, brigadier general de la policía Francisco Patiño, logró en medio del escándalo su ascenso a general, por la Comisión Segunda del Senado, implicado supuestamente por encubrir a sus subalternos y concierto para delinquir. A Becerra le inventaron una historia que no resultó. Afirmaron: que robó y atracó una buseta con arma de fuego, y que por eso Alarcón disparó en defensa propia cuando el joven lo atacó, para esto pagaron falsos testigos. En la prueba de absorción atómica se demostró que Becerra, jamás tuvo un arma de fuego, su única arma era el aerosol para pintar grafitis. Esto no sólo es un falso positivo de la policía, como lo afirmó el Fiscal General de la Nación Eduardo Montealegre, sí un acto de bellaquería. ¿Por qué los quince pasajeros de la buseta jamás declararon? ¿Por qué el chofer de la buseta Jorge Narváez se negó a declarar ante el CTI? ¿Por qué el celular de Becerra entregado a un policía nunca  apareció? ¿Por qué los policías sin orden judicial interrogaron a jóvenes del sector? Qué pensaron, que su familia iba a creer tremendo montaje y a quedarse callada ¿Por qué no aplazaron el ascenso de Patiño? ¿Lo podrán degradar en un futuro, o mejor, destituir y apresar? No le va a pasar nada, la única realidad es un inocente muerto, un asesino y cómplices con muchas estrellas amparados por la ley.   (Helena Manrique Romero, de Bogotá).

Una distinción vinícola para Rincón

El periodista colombiano Juan Carlos Rincón, radicado en Londres, fue objeto de una nueva distinción, en la Feria Mundial del Vino, en Burdeos, Francia, el sábado último.

El colega, que hizo parte del plantel de reporteros de Caracol cuando la cadena funcionaba en la avenida 19 con la carrera octava, fue entronizado (se le hizo miembro) de la Cofradía de los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén y de la Cruz de Malta de los vinos de Pomerol.

Rincón le dijo a Mambrú que es un gran honor y gracias a esa nominación tendrá asiento en las tres cofradías de Burdeos con mayor reconocimiento vinícola mundial. Desde 2009 es integrante de la Comanderie de Bontemps de Vins de Médoc; desde 2007 Vigneron de honor de La Jurade de Saint Emilion, y ahora Caballero Hospitalario de Pomerol, la región de donde viene el famoso vino Petrus (Un vino que es casi 100% Merlot). Es el primer latinoamericano con lastres preseas.

Chucho cayó  parado

A Jesús Arturo Aristizábal Guevara lo presionaron para que saliera de la gerencia de energía de EPM porque ya tenía el tiempo cumplido para su jubilación, después de estar en ese cargo más de quince años y haber trajinado antes en infinidad de puestos importantes en el sector público.

Cuando a cualquier persona la sacan por motivos políticos o para darle su puesto al amigo del mandamás de turno, no vuelve a tener empleo jamás y le enrostran siempre su edad y veteranía.

Aristizábal Guevara, en cambio, acaba de ser nombrado vice alcalde de movilidad, infraestructura y sostenibilidad en la administración de Medellín. Eso es lo que en el argot popular se denomina caer parado.

Descontento entre subalternos

A propósito de esa vice alcaldía y demás cargos ostentosos pero al parecer inanes que el alcalde Aníbal Gaviria creó en una amplísima reforma administrativa que se hizo aprobar por el concejo, ya comienza a palparse el descontento de sus subalternos.

Esta semana le hicieron en la plazoleta de la Alpujarra una serie de demostraciones para enrostrarle que después de crear más de 500 puestos en esa reforma que hasta ahora no ha dado ningún resultado concreto ni beneficio para la ciudad, los únicos perjudicados han sido los empleados.

En efecto, les quitaron la prima de vida cara que equivalía a un sueldo pagadero en dos ocasiones, en febrero y en agosto; les van a quitar el aguinaldo de este año y como si fuera poco, les subieron apenas el 2.4%, es decir lo que ordenó el gobierno para el salario mínimo.

Mientras tanto, la burocracia se incrementó en 533 nuevos puestos cuyos beneficios… nada de nada.

LA RETAGUARDIA

Partido el Partido Verde

No es un juego de palabras sino la realidad. El partido Verde está dividido entre quienes siguen a Luis Eduardo Garzón y demás dirigentes de Bogotá y quienes están con el gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, aunque este no pueda hacer política, y el exalcalde de Medellín, Alonso Salazar.

Este es la figura más representativa de lo que ahora se denomina Reverdecer, facción anunciada inclusive como “la disidencia dentro del partido Verde” y que tenía prevista para este sábado 15 de junio su tercer encuentro nacional.

Quienes orientan a Reverdecer, fijaron el siguiente temario para su reunión: Coyuntura política nacional. política electoral. Congreso del partido Verde. Balance Reverdecer. Plan de trabajo: Congreso de mujeres, Congreso ambiental.

Los orientadores de esta disidencia no comparten la orientación que a los «verdes» se les ha venido dando por parte de las directivas nacionales y por eso están promoviendo una gran renovación.