26 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La biometría ya se ha aplicado a cerca de 3 millones de electores colombianos

8 de junio de 2013
8 de junio de 2013

Uno de los avances más representativos en los últimos cuatro años en los procesos electorales en el país, ha sido la implementación de la identificación biométrica para la individualización del elector.

Hasta la fecha, sobre un censo electoral de 10.002.203 posibles sufragantes en 35 jornadas electorales, se han identificado con lectores biométricos 2.855.399 votantes, lo cual significa que se ha identificado biométricamente al 92% de los 3.109.751 votantes que participaron en estos eventos electorales, en los sitios que contaron con esta tecnología.

La aplicación de esta nueva herramienta de identificación se ha realizado en el país de una forma gradual y con el pasar de los años ha tenido un amplio desarrollo.

Desde 2008 la Entidad comenzó a trabajar en planes pilotos para incluir componentes biométricos en los certámenes electorales. La primera prueba piloto que se realizó en unas elecciones fue en las consultas de partidos políticos del 26 de octubre de 2008. Durante esta prueba la Registraduría instaló 67 lectores biométricos los cuales fueron distribuidos: 22 en Bogotá, y en Cali, Medellín y Barranquilla, 15 lectores en cada una, siendo ésta la primera experiencia cuya aplicación fue aleatoria.

Estas herramientas biométricas se emplearon oficialmente con carácter vinculante por primera vez en el año 2009, durante el certamen democrático para elegir el alcalde municipal de Belén de los Andaquíes, en el departamento de Caquetá, el 22 de febrero del 2009.

A partir de esta elección, comenzó un ciclo de certámenes electorales en los que se implementaron herramientas biométricas para la individualización del elector y cada votación le sirvió a la Registraduría para avanzar a nivel tecnológico, al probar nuevos dispositivos y aumentar la densidad de población a identificar durante cada jornada democrática.  

Aplicación a nivel departamental y nacional

La primera elección departamental en la que se instalaron dispositivos biométricos para verificar la identidad de los sufragantes se llevó a cabo el 31 de mayo de 2009 para elegir el Gobernador de Arauca. Luego de este certamen electoral se realizaron elecciones atípicas con identificación biométirca para elegir gobernadores en los departamentos de Amazonas el 20 de septiembre de 2009, en Caquetá el 18 de abril de 2010, en Bolívar el 24 de octubre de 2010, en Valle el 1 de julio de 2012 y para elegir el Gobernador de Huila el 14 de abril de 2013.

El 27 de septiembre de 2009 se utilizó biometría durante las consultas de partidos y movimientos políticos. Para estas consultas se utilizaron nuevas herramientas tecnológicas, combinadas con el sistema de voto electrónico. Se instalaron 40 dispositivos de identificación al votante, 17 en Marly y 23 en la Plaza de Bolívar, puestos de votación ubicados en Bogotá.

El 30 de octubre de 2011 la Registraduría implementó por primera vez en una elección ordinaria herramientas biométricas para la identificación de los votantes durante las elecciones de autoridades locales.

Luego de las elecciones de autoridades locales del 30 de octubre de 2011, se han llevado a cabo un total de 17 elecciones atípicas para elegir gobernadores, alcaldes, ediles y concejales, cada una de ellas con componentes biométricos.

De estas 17 elecciones atípicas, los comicios para elegir el Gobernador de Valle que se celebraron el 1 de julio de 2012, son los que han tenido el más grande despliegue de tecnología biométrica en la historia electoral colombiana.

La Registraduría instaló 1.702 estaciones biométricas, para identificar a partir del cotejo de la huella dactilar 2.538.867 ciudadanos habilitados para sufragar en los 16 municipios zonificados del Valle que son Cali, Buenaventura, Buga, Caicedonia, Candelaria, Cartago, El Cerrito, Florida, Jamundí, La Unión, Palmira, Pradera, Sevilla, Tuluá, Yumbo y Zarzal.

Avance en las máquinas

En la actualidad se han creado sofisticados escáneres biométricos para determinar de manera precisa la identidad de la persona a través de la captura y procesamiento de sus huellas dactilares. Con el sistema de identificación biométrico se conocen las características de las huellas de los ciudadanos y de esa forma se comprueba su identidad.

Desde el 2009 los componentes biométricos han avanzado tecnológicamente. Esto ha sido producto de la experiencia que ha dejado cada elección atípica desarrollada durante los últimos años.

Cuando se comenzó a implementar esta herramienta los dispositivos eran aparatosos y con una gran cantidad de componentes eléctricos. En la actualidad son inalámbricos y contienen todas las minucias con la información de cada uno de los votantes y el censo de cada elección.

Antes, la confirmación biométrica del ciudadano tardaba alrededor de 3 minutos, y hoy en día tarda de 2 a 3 segundos por ciudadano, lo que permite descongestionar puestos cuando hay muchos votantes y así comprobar rápidamente que una persona es quien dice ser.

El último certamen democrático que se realizó con el uso de herramientas biométricas para la individualización del elector fue la elección atípica para elegir el Gobernador de Huila.

Para esta jornada electoral se instalaron 638 estaciones biométricas, con las cuales se pudo realizar la verificación biométrica del 83% del censo electoral del departamento, que equivale a 611.739 ciudadanos.

Durante esta elección se utilizó una nueva herramienta biométrica o autenticador electoral llamada “la raqueta”. Un dispositivo móvil, portátil, con un lector de huellas dactilares y una pantalla que muestra los datos biográficos del ciudadano.

Así mismo, esta nueva herramienta móvil de identificación biométrica, funciona conectado en línea con los otros dispositivos. Esta característica brinda más seguridad ya que al estar conectados todos los dispositivos en línea permite identificar que una persona votó en otro puesto de votación y restringe al mismo para ingresar a otro puesto de votación.