25 de abril de 2024

¡No a la informalidad!

4 de junio de 2013
4 de junio de 2013

El reciente informe de la Oecd sobre empleo en el sector informal en los países en desarrollo muestra que este sector representa, en promedio, más del 47% del empleo en el Oeste de Asia y en África del Norte, más del 70% en África Subsahariana, alrededor del 50% en América latina, casi el 70% en Asia Meridional y Sudoriental y el 24% en las economías en transición. En Colombia según el Dane la actividad informal supera el cincuenta por ciento.

Desde la Cámara de Comercio de Armenia y el Quindío hemos lanzamos una agresiva e innovadora campaña para concientizar a los sectores sociales alrededor de la importancia de apoyar el comercio formal, y tener toda la decisión a la hora de decir, “no a la informalidad”. Esta modalidad no se reduce o circunscribe a las ventas callejeras que afectan el espacio público. La informalidad se expresa en todos los sectores a través de actividades que se desarrollan en locales comerciales, fincas para turismo, incluso donde funcionan actividades de toda índole. El comercio formal se convierte hoy día en el Quindío en uno de los renglones fuertes de la economía regional. Nuestro deber es promoverlo, representarlo y defenderlo en todas las instancias, por eso hemos tomado la decisión de lanzar esta campaña para insistir en la necesidad de acabar con las actividades informales.

Con esta campaña queremos decirles a las autoridades que dentro de sus planes de desarrollo se tienen que fijar políticas claras de inclusión para el sector productivo formal y ejercer acciones tendientes a acabar con la informalidad. Inquieta que en varios sectores de la ciudad y en todos los municipios la informalidad haga manifestaciones en diversos frentes: vemos actividades gastronómicas, alimentos perecederos, venta de artículos para el hogar, comercialización de vestuario, hotelería, servicios turísticos, juegos de azar, venta de minutos, discos compactos, servicios de transporte y otras actividades económicas que van en contra de la generación de empleo y la estabilidad económica. El panorama no es el mejor, pero en días pasados se demostró que con decisión se puede lograr resultados positivos. Pero además depende de todos abrir o no espacio para que la informalidad siga haciendo de las suyas.

Se requiere de la voluntad política suficiente para dictar normas y directrices que ayuden a que estas campañas tengan eco. Estamos proponiendo un comité pro formalizacion fundamentalmente para tomar medidas en los locales informales y el turismo informal. Tenemos que construir cultura ciudadana alrededor de la importancia de ser formales, y apoyar este concepto, con la clara convicción de promover entre todos los sectores sociales la consigna que hoy identifica nuestro eslogan: ¡no a la informalidad!