1 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Manizales hechizada?

25 de junio de 2013

Está sucediendo en forma silenciosa, pero penetrante en las familias y que casi nadie le está prestando la debida atención. Tenemos referencias, testimonios  claros que son muchas las personas que acuden a los sacerdotes especializados en exorcismo  porque sus muchachos y las muchachas aparecen con sus ojos desorbitados, botando babaza, temblando, llorando sin saber por qué. Y en mayores de edad también. Invocando que los ayuden a salir de ese infierno. Que no quieren vivir más. Con delirios de persecución, tirándose al suelo, auto flagelándose, entre otras manifestaciones de terror y horror. En palabras de los especialistas esas personas engrosan y de qué manera, el delicado cuadro de los integrantes del “ministerio espiritual de la oscuridad”.

Esbozo el tema de esta manera apoyado históricamente en que mi ciudad, es uno de los centros urbanos transversalmente cubiertos por una alta espiritualidad católica, y una buena religiosidad a toda prueba, que le origina a uno la natural resistencia de creer que esto nos está sucediendo y que lamentablemente, lo envuelve la indiferencia y el silencio cómplice de los dirigentes de una u otra categoría, incrustados en la célula familiar y social de Manizales.

Es un problema público y de cultura y hasta de salud. ¿Acaso toda esta hechicería no es la causante de aspectos como el suicidio juvenil, la prostitución igualmente juvenil, de los matrimonios ahora aceptados como desechables, o la institucionalización mediática de los matrimonios  entre homosexuales y las citaciones criminales de los jóvenes por la internet , de los encuentros de la barras bravas –llenas de sicarios- antes y después de los partidos de fútbol, de los hombres “ligados de por vida” a una mujer, o viceversa que ni ellos mismos saben descifrar, el rezo a las fotos de los maridos al revés y boca abajo, para que sufran hasta lo indecible, unido al entierro de restos humanos y otras yerbas más que se me escapan por el momento? Ahí les dejo este trompo en la uña de cada lector para que hagamos algo por el rescate de los valores, la dignidad de las personas y sus hogares y las virtudes de cada manizaleño.