8 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Príncipe de Edimburgo cumple 92 años hospitalizado

12 de junio de 2013

Según reza la frase, el veterano consorte de la Reina Isabel II de Inglaterra ha pasado toda su muelle vida recluido en un hospital londinense.

El titulador quiso decir que a Don Felipe de Edimburgo lo sorprendió su nonagésimo segundo aniversario ingresado en una clínica por achaques propios de su longevidad.

El colega de la CNN se habría evitado el desaguisado de haberlo titulado así:

El Príncipe de Edimburgo cumple 92 años de edad hospitalizado.   

Artunduaga le dice  adiós a Todelar

Hasta el viernes 14 de junio estará al aire la franja periodística de Edgar Artunduaga, en Todelar.

La propuesta claudica por razones de peso que en su debido momento darán a conocer, si a bien tienen,  la empresa y el comunicador.

El bloque entre 5 y 9 de la madrugada, de lunes a viernes, se estaba constituyendo en saludable refresco noticioso para los madrugadores.

El experimentado periodista y escritor huilense había estructurado un buen equipo para darles la pelea, en el rating, a las demás cadenas.

Es una verdadera lástima que colapse un proyecto con el que volvían por sus fueros emisoras tan tradicionales como Radio Continental, de Bogotá; La Voz del Río Grande, de Medellín, y La Voz de Cali, entre otras estaciones de la sexagenaria marca que antes fue de los Tobón de la Roche y ahora es de los Tobón Khain.

Pronto sabremos a dónde irá a moler sus noticias en caliente el hiperactivo ex subdirector de El Periódico.

¡Le deseamos buen viento y buena mar!   

Reviven un viejo refrán

Nuestro colaborador semanal Octavio Quintero se despacha con el título “Cambian o los cambian”, a propósito del debate inherente a la salud pública.

Cuenta el vecino de Tocancipá que el representante del Polo, Germán Navas Talero, llama la atención sobre el debate social que se ha abierto en torno a la reforma del sistema sanitario en Colombia y recuerda que la responsabilidad de expedir un nuevo modelo que consulte más los intereses generales que los particulares compete tanto al Senado como a la Cámara de Representantes.

Explica que el parlamentario se refiere a la oposición abierta en las redes sociales en donde se le pide a la gente enviarle a su senador conocido o referido un correo en que diga que si no se pone de parte de la gente en este debate no cuente con su voto en las elecciones del 2014.

El daño causado por la Ley 100

Un correo similar, por supuesto, se puede enviar también a los representantes a la Cámara si desaprovechan la oportunidad de enmendar el gran daño que la ley 100, en su capítulo sanitario, le infringió a la sociedad al convertir la salud en mercancía de alto rendimiento a unas entidades financieras que junto con sus “Palacinos”, se han  “tapado de plata” a costa de la vida y la salud de la gente.

Según Quintero, ya es lugar común decir que el sistema de salud tiene muchos problemas, la mayoría derivados de  intereses políticos,  subterfugios oficiales o trampas empresariales que la gente ignora porque están hechos “a la tapada”. Pero también están los de sentido común que maltratan a la gente, y de qué manera, como la falta de una atención pronta y eficaz no solo en casos de urgencias sino en la simple rutina, que se agravan con el impiadoso suministro de los medicamentos, regido más por la utilidad mercantil que en  virtud de la acción preventiva o curativa que ejerzan sobre el paciente.

Otros factores inquietantes

Si a ello le sumamos el envilecimiento salarial de los profesionales y técnicos de la salud en todas sus ramas, ahí tenemos un diagnóstico fácil de entender por este Congreso (senadores y representantes), obligados socialmente a legislar en bien de la comunidad.

Eso es lo que tienen que hacer: parece sencillo, y lo es, si se ponen por encima de la corrupción que extiende su manto sobre el inicuo modelo, lo que explica su vigencia a pesar de los escándalos, como ese del “Robo a la salud”, detonado gracias a la obstinada denuncia del Polo, como partido de oposición, y del senador Robledo como “Quijote” de causas que otros dan por perdidas antes de luchar.

Un buen modelo a tener en cuenta

Sin eufemismos, un lector nos propone que presentemos el problema de la salud en estos términos: “Mientras los niños, las gestantes, los ancianos y los que sufren enfermedades terminales sigan siendo descuidados y no tengan acceso eficaz y decente a los servicios de salud, pueden continuar haciendo las propuestas, debates, comentarios, entrevistas y un largo etcétera, y seguirá fallando lo básico: lo humano. Entre tanto, los tristes y crueles espectáculos de viejitos que hacen colas eternas en las madrugadas por un turno; los paseos de la muerte y otros tantos tratos deshumanizantes quedarán en eso: reflexiones y propuestas desde arriba, y nosotros, espectadores de la misma injustificable y cruel realidad”.

Recién entró la ola de la internacionalización de la economía, era frecuente oír decir en el discurso de la nueva gerencia: “Cambia o lo cambian”. Vale la frase para decirle a los parlamentarios “en estos momentos de efervescencia y calor”: cambian el modelo de la salud o los cambian. ¿Será posible?

TOLON TILIN

Desde Barranquilla nos envía estos tres cuadrangulares el abogado, periodista, historiador  y notario público Jaime Horta Díaz:

1. Al Presidente Maduro le podíamos decir los colombianos: No nos quieras tanto.

2. Uniatlantico en espera: increíble que la rectora no entregue el cargo porque no le ha salido o no hace nada por recibir la pensión.

3. Con Barranquilla a 34 grados puedo repetir con Gabo que «Tengo la suerte congénita de poder ignorar (el calor) hasta los 30 grados a la sombra».