28 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Casamiento de homosexuales costará $46.400 en notaría y será gratis en un juzgado civil

20 de junio de 2013
20 de junio de 2013

Los jueces civiles harán lo propio, con la diferencia que el trabajo lo hará de manera gratuita, esto es sin costo alguno para los contrayentes.

Así, notarios y jueces darán cumplimiento a la Sentencia de la Corte Constitucional C – 577 de 2011, quedó en firme tras hundirse en el Congreso de la República un proyecto que legislaba sobre el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Hombre con hombre, mujer con mujer…pareja que acuda a esos despachos, solo tendrá que presentar la cédula de ciudadanía para firmar “el contrato solemne”, en un trámite rápido.

Las argollas no serán permitidas, porque ellas son emblema del “matrimonio”, y esta figura no se aplica en el casamiento de las parejas del mismo sexo, según lo aclaró la Superintendencia de Notariado y Registro.

El jefe de la autoridad notarial, Jorge Enrique Vélez, indicó que la sentencia de la Corte ordena “celebrar el vínculo contractual solemne” y eso es lo que harán las 877 notarías que funcionan en el territorio nacional.

Sobre si el trámite equivale a un matrimonio, Vélez dijo que es de interpretación de cada notario.

De acuerdo con la interpretación que dan los notarios a la sentencia de la Corte Constitucional, quienes firmen el “contrato solemne” no quedarán casados, ni serán esposos, sino compañeros, pero la escritura pública les dará derechos patrimoniales y civiles.

Según el dictamen de la Corte Constitucional, los notarios no pueden negarse a realizar el trámite alegando objeción de conciencia, porque pueden ser sancionados disciplinariamente.

No obstante, el cardenal primado y presidente del Episcopado, Rubén Salazar afirmó que ninguna autoridad del Estado colombiano puede obligar a notarios y jueces a formalizar tales uniones y exhortó una vez más a notarios y a jueces invocar la objeción de conciencia para ello.

Monseñor Salazar recalcó que “el matrimonio y la familia solo existen entre dos personas de sexo opuesto que tienden a la comunión de sus personas y a la procreación”.