5 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

15 mil madres de Risaralda aún no vacunan a sus hijos contra la influenza

18 de junio de 2013
18 de junio de 2013

https://mail-attachment.googleusercontent.com/attachment/u/0/?ui=2&ik=5effa3b3cd&view=att&th=13f53ddd5eb4bc74&attid=0.4&disp=inline&realattid=f_hi24kcfm5&safe=1&zw&saduie=AG9B_P-BOuQ27L34CKh4l3zXhk7C&sadet=1371516379473&sads=zhizahvm7hcQbj9fjQZnd_uTPlY

“Aunque la vacuna es totalmente gratis y se aplica en los Hospitales,  Empresas Promotoras de Salud  puestos y centros de salud, los padres aún no aprovechan esta oportunidad” , señaló la Secretaria de Salud Departamental, Lina Beatriz Rendón Torres, quien agregó que la vacuna contra la influenza debe aplicarse cada año.

La vacuna también se ofrece de manera gratuita a los mayores de 59 años  y las personas que tengan enfermedades crónicas como la diabetes, el corazón, pulmones  y  disfunción  renal, entre otras. “En la actualidad también están disponibles 16 mil vacunas para esta población”, agregó la coordinadora del Programa Ampliado de Inmunización, Luz Marina Merchán Correa.

La influenza es una enfermedad altamente infecciosa que afecta a millones de personas en el mundo y causa complicaciones mortales en cerca de un millón de personas cada año. En Risaralda cada año cerca de 23 mil niños de 0 a 4 años consultan al médico por causa de una enfermedad respiratoria.

Se debe recordar que la influenza es una enfermedad respiratoria aguda, y puede provocar complicaciones graves hasta causar la muerte.

Síntomas de la Influenza

Los síntomas de la influenza son similares a los de una gripe, sin embargo, es particular de este virus que los síntomas se manifiesten en forma inmediata, presentando temperaturas altas con cansancio extremo por dos o tres días, lo que en algunos casos, puede prolongarse a una semana completa. Dentro de sus características, la influenza se manifiesta con fuertes dolores de cabeza, así como también dolor de garganta, tos y dolor muscular.

Las infecciones respiratorias se transmiten a través del aire por gotitas con secreciones y virus que otros niños enfermos expelen al toser o estornudar. Por eso es importante usar pañuelos limpios para manejar las secreciones nasales y no llevar los niños al jardín cuando están enfermos.

La aplicación de vacunas constituye la medida de prevención más efectiva contra algunas enfermedades graves como la neumonía,  tosferina, influenza y sarampión. Las vacunas actúan reforzando las defensas del niño. Por ello, los padres deben ser conscientes de la necesidad de vacunar a sus hijos y disponer de la información suficiente sobre cuántas y cuáles son las vacunas que deben recibir sus hijos.

Para prevenir la influenza los neumólogos también recomiendan incrementar las raciones de verduras y frutas en la dieta de los pequeños en invierno, especialmente de los cítricos ricos en vitaminas A y C como la naranja y la mandarina. Es importante que los niños se laven las manos con frecuencia y que lo hagan por ambos lados de la mano y durante al menos un minuto. Antes de comer y cada vez que entren a casa deberían lavarse las manos.