25 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

U. de Caldas reunió perspectivas de grandes expertos sobre proceso de paz en Colombia

24 de mayo de 2013
24 de mayo de 2013

En el conversatorio se reunieron Alfredo Rangel Suárez, Director del Centro de Seguridad y Democracia de la U. Sergio Arboleda; Alfredo Sarmiento Narváez, Director de Regiones de la Unidad de Consolidación Territorial; Jorge Alberto Tovar Beltrán, Coordinador Programa de Desarrollo para la Paz del Magdalena Centro, y Alfredo Molano Bravo, sociólogo, escritor y periodista.

El Rector de la Universidad de Caldas, Ricardo Gómez Giraldo (descargue aquí el audio) ofreció un agradecimiento a los invitados, que en este año tan importante para la paz de Colombia aceptaron esta conversación pública en la Institución.

“Nuestra generación ha sido testigo de la guerra, pero también de los intentos por hacer la paz.

Como U. de Caldas es nuestro deber generar espacios de deliberación y confrontación intelectual y democrática, que permiten al ciudadano y a la academia formarse criterios para juzgar, decidir y apoyar o no las decisiones políticas fundamentales de nuestra sociedad”, dijo el rector.

Gómez Giraldo expresó: “nuestra Institución, sus estudiantes y profesores, nos declaramos a la expectativa con el mejor de los deseos para que esta vez, por fin, los colombianos nos demostremos a nosotros mismos y a la humanidad entera, que podemos ser superiores a nuestros retos, que la política y el diálogo pueden ser una herramienta de construcción de civilidad”.

Mario Hernán López Becerra, profesor de la U. de Caldas y orientador del encuentro (descargue aquí el audio) destacó que en la Celebración de los 70 años de la Institución era inevitable abordar este tema fundamental para estos tiempos, no solamente por lo que ha significado el conflicto armado en Colombia, sino también por lo que puede significar la construcción de una salida en términos de lo que se llama el postconflicto.

Diálogos como solución

Alfredo Rangel Suárez, Director del Centro de Seguridad y Democracia de la Universidad Sergio Arboleda (descargue aquí el audio), dijo: “estos diálogos están condenados al fracaso y no tienen ninguna posibilidad de éxito, por la actitud soberbia y cínica de la guerrilla de las Farc. Son ilegítimos y no tienen un mandato popular, para hacerlo en las condiciones en las que se está realizando, pues se llevan a cabo en medio de la violencia y el terrorismo”.

Rangel Suárez enfatizó en que el marco jurídico para la paz garantiza la impunidad para delitos atroces y crímenes de guerra. Por tanto, es inmoral y muy seguramente ilegal si la Corte Constitucional decide declarar ese instrumento como inexequible desde el punto de vista constitucional.

“La solución es el diálogo, pero depende de las condiciones en las que se realice. En Colombia han fructificado por lo menos cinco diálogos de paz con grupos guerrilleros y han tenido como característica común que no se han desarrollado en medio del conflicto ni en medio de la violencia.

Han tenido previamente un cese al fuego definitivo del grupo que se va a desmovilizar”, explicó el invitado.

Respecto al espacio académico, el Director del Centro de Seguridad y Democracia de la Universidad Sergio Arboleda manifestó que le parece una iniciativa supremamente pertinente y necesaria, porque la academia debe rescatar su característica de ser un espacio abierto para la sana crítica.

Combinación para el éxito

Alfredo Sarmiento Narváez, Director de Regiones de la Unidad de Consolidación Territorial (descargue aquí el audio) retomó las palabras del alquimista Paracelso, quien decía: todo es veneno y nada es veneno, depende de la dosis. El invitado dijo que pasa lo mismo con la paz, con el diálogo y la fuerza, pues un exceso de fuerza envenena una sociedad, un exceso de diálogo que no lleve a ningún puerto envenena la sociedad.

“El proceso de paz tiene que lograr una combinación perfecta en cuánta seguridad y cuánto diálogo se necesita para poder construirla y para permitir que esta fase de los procesos de negociación con los grupos al margen de la ley emprenda la paz con las víctimas y todas las personas que han sido excluidas, por un modelo económico y una serie de prácticas atávicas en el país”, agregó el invitado.

“Algunos dicen que hay que esperar a que se negocie la paz en La Habana entre el Gobierno y las Farc para empezar el postconflicto. Creo que el postconflicto ya lo están construyendo los colombianos”, concluyó Sarmiento Narváez.

Punto de partida

El Pbro Jorge Alberto Tovar Beltrán, Coordinador Programa de Desarrollo para la Paz del Magdalena Centro (descargue aquí el audio), presentó su posición sobre el tema: “la paz es posible y los diálogos valen la pena. Más que los diálogos, se trata del esfuerzo que podamos hacer por una construcción conjunta de la paz en las regiones y los territorios”.

“Hay un escenario favorable, pues a pesar de las críticas que ha tenido este diálogo, se ha generado un ambiente diferente. Se ha ido llegando a la conclusión de que la paz no se construye con más guerra, el hecho de que se genere un panorama internacional de respaldo ha sido muy importante”, mencionó Tovar Beltrán.

Por su parte, Alfredo Molano Bravo, sociólogo, escritor y periodista (descargue aquí el audio), entregó un balance del encuentro: “vi a las partes decididas a aproximarse a un posible acuerdo. Hay escepticismo, pero hay interés de las partes. Una cosa es el acuerdo y otra el cumplimiento, pero lo importantes es el punto de partida unificado de guerreros que se han matado durante 60 años”.

Conozca imágenes del Conversatorio sobre Diálogos de Paz