18 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Sevilla: la del Valle

7 de mayo de 2013

ferney pazToma como primer nombre el de “San Luis “, no existiendo sino selva y maraña y con los años es invadido y domeñado por gentes de la Antioquia Grande, con la energía latente de una vigorosa raza, que se encaminaron a abrirse paso por entre las montañas, para convertirla en una pujante ciudad  identificada años después como la “Capital cafetera de Colombia “.

Por las décadas del 50 y 60 fue azotada por una violencia partidista insensata, que frenó su desarrollo económico, pero ha sabido sobreponerse a estas situaciones que comprometieron la paz social y política de la región, para enrutarse como una población con expectativas de progreso, y debe ser el compromiso de la dirigencia local, gobierno seccional y nacional.

Es el momento de reconocer la trayectoria e importancia de esta municipalidad  de 677 Km cuadrados y 65.000 Hab. aproximadamente y su aporte a la economía  nacional, así como la estela intelectual de sus hijos, distribuidos a lo largo del territorio patrio y fronteras internacionales, académicos, artistas de primer orden, profesionales de gran connotación, directores de teatro, políticos, hombres del foro, empresarios, que llevan con orgullo y dignidad la impronta del sevillanismo.

Es reconocida su vocación agrícola, ganadera, su variado comercio, sus centros educativos, destacando el inolvidable colegio “General Santander”, en donde se nos  formó e infundieron las bases para  ser ciudadanos de la patria.

Evocamos la memoria de grandes  educadores, la del ex presidente Velasco Ibarra, como rector de la institución, en una etapa de sus primeros exilios  políticos, la del polifacético Oscar Toro Echeverri, y el rigorismo académico de Don Jorge Moncayo Guerrero y de Don Pedro Emilio Gil Jaramillo, hermano de Lino Gil,( tripulantes del espacio ), forjadores de generaciones que con sus  sanas enseñanzas  sembraron  ideales de  ambición y gestión  futura.

En este onomástico, cómo no recordar sitios y lugares que quedaron entronizados en la memoria,  el parque de la Concordia, el Uribe Uribe, Tres Esquinas, Puyana, la Pista, la Real, la Miranda, los Arrieros, en donde  se iniciaban y culminaban más de un amorío, San Antonio, Totorò , el Manzanillo, su hermosa Iglesia de estilo gótico, regentada por monseñor Buenaventura y el padre Gabriel Rivadeneira, con quién tuvimos  una gran  cercanía, cuando se trasladó  a residir  sus últimos años a la ciudad de Manizales .

Un llamado a su clase dirigente, para que sigan luchando por esta  hermosa región, que constituye patrimonio cultural colombiano, con la esperanza no perdida, de regresar a recorrer sus calles, sus parajes  y a divisar sus  paisajes,  que la hacen una ciudad inolvidable y de postal.

iglesia san luis gonzaga
Nuestro mejor homenaje, es recordar  su imponente y poético  himno, no olvidado por el transcurrir de los años y que refleja la verdadera estirpe del pueblo sevillano:

CORO

Ensalcemos al pueblo que un día por
Querer de una raza tenaz, emergió de la
Selva  bravía, pujante y audaz.

Fue la gesta sublime del hacha que este
Emporio de vida creó, fue el empuje viril
De una raza que los bosques en pueblo
Trocó.

El patricio de  estirpe procera que en la
Selva tus calles trazó, arrojó la simiente
Proficua y tus pasos solícito guió

CORO

Tus hermosas mujeres, Sevilla tienen
Gracia y donaire sin par, son las novias
Y castas esposas que harán siempre a tus
Hijos triunfar.

En las tardes serenas el cauca de sus
Calles hermosas se ve como undívaga
Cinta de plata que adornara graciosa sus
Pies.

Un gran pueblo serás en la historia si
Prosigues la lucha tenaz y tus hijos en
Masa compacta laborando por ti van en
Paz.

Adenda: Vuelve y juega el tema de la justicia. Denuncias y cuestionamientos a granel. Su reforma constituye una urgencia nacional.

Se deben propiciar diferentes mecanismos al de la vía del Congreso. La experiencia pasada, así lo confirma. ¿Será una constituyente?

Y a propósito de la oralidad, que trae consigo nuevos paradigmas para la Administración de Justicia, por cuanto las decisiones de los jueces empiezan a hacersen públicas, de cara a los asociados, con publicidad, concentración e inmediación, se hace indispensable que para lograr estos avances, el fallador tome conciencia de su misión, estudiando y analizando el acervo probatorio, argumentando en derecho su fallo, respetando el marco jurídico existente y la jurisprudencia nacional vigente y no a través de sentencias incoherentes, proferidas como por salir del paso y cumplir con unas estadísticas,

Bogotá, Mayo 7 de 2013.

Columnas del autor

*La cooptación restringida.
*
El voto y un catálogo de necesidades sociales.
*La igualdad ante la ley. La detención intramural

*Aspirantes a granel. Y los programas?

*9 de abril: magnicidio de Gaitán.
*Las paradojas de la actividad financiera.
*Marcha por la paz y la debida justicia
*Relación periodismo-justicia.
*Colpensiones: una ofensa a la seguridad social
*
Blindar el voto
*Aerocafé: con la cruz a cuestas
*La edad de retiro forzoso en la rama judicial
*Esfuerzo presupuestal del Estado VS eficiencia judicial
*La circunscripción nacional para Senado en Colombia
*
La mal llamada reforma tributaria.
*En la búsqueda de un año promisorio.
*
Reflexiones de fin de año.
*Los cacos de «Interbolsa»

*El desplome de Interbolsa.
*¿Qué hacer para que los fallos judiciales se profieran a tiempo?
*
Recuperar la confianza pública
*Por un Caldas diferente
*Una causa justa
*El adiós a un gran señor
*Estado de Derecho o Estado Rodín
*La verdadera labor del político
*Preguntas que requieren respuestas
*Política social e intercambio humanitario
*¿Cuál democracia?
*Solo la verdad en la búsqueda de la paz
*Por el decoro y dignidad profesional del abogado
*La crisis del Estado e indiferencia ciudadana
*Se agitan tesis de revocatoria
*Reforma a la justicia: un compromiso institucional
*Santos y de la Calle, los ases para la paz
*La libre expresión y la paz como política de Estado
*A propósito de un fallo judicial