20 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Santos quiere otra cumbre mundial en Cartagena

7 de mayo de 2013

Nos cuenta Angel Romero, jefe de redacción del diario La Opinión, de Cúcuta, que se están cursando las invitaciones al secretario general de la ONU, Ban – ki – mon; a los presidentes de Estados Unidos, Barak Obama; de Cuba, Raúl Castro; de Argentina, Cristina Fernández; de  Venezuela, Nicolás Maduro; de Brasil, Dilma Rousseff y de Ecuador, Rafael Correa, así como los dignatarios de la OEA y Unasur.

Los preparativos se adelantan sobre esta arriesgada posibilidad: El gobierno del presidente Santos y la guerrilla de las Farc están convencidos que para esa fecha se habrá llegado a un acuerdo de paz para Colombia en La Habana, y se aprovechará la Independencia de Cartagena para firmarlo en forma solemne.

¿Será verdad tanta belleza?

La salud del decano del Senado

Nos la describe apoyándose en fuentes médicas el colega Juan Carlos Martínez, de [email protected]: El senador Roberto Gerlein Echeverría  ha sufrido en las últimas semanas un significativo deterioro de su salud que lo llevó (para no sufrir un paro cardiaco) a someterse hace menos de 60 días a la implantación en sus arterias de 6 ten o tubos que permiten la circulación normal de la sangre con un total de 12 aparatos.

Subir de Barranquilla a la altiplanicie de  Bogotá se le hace cada vez no solo más problemático sino sumamente riesgoso para su salud.

Después de asistir seguidamente por 45 años como congresistas, Gerleín Echeverría de 75 años, anunció que si su salud empeora, no aspirará al Senado para el período 2014-2018.

Sin heredero a la vista

El más veterano de los senadores colombianos no tiene, por ahora, heredero político a la vista.

“No creo que mi hermano tenga el menor interés en la cosa política para que recoja los votos”, dijo el senador conservador y se lamentó porque no haya un sucesor en su entorno para que lo reemplace. “Son muchos años de trabajo. No quisiera que se desperdiciaran”, se quejó.

A una pregunta del reportero político Carlos Murcia Jr. sobre la posibilidad para buscar una enésima reelección y continuar  en el Senado el 20 de julio de 2014, el legislador costeño dijo: “Depende de mi salud. Si tengo buena salud, probablemente aspire. Si no tengo buena salud, si concurrir a Bogotá se me vuelve un proceso que perturba mi salud, entonces difícilmente pensaría en regresar”.  

Anecdotario de Ardila Duarte

En su acostumbrada columna de la publicación especializada “Ámbito Jurídico” el historiador y escritor santandereano Benjamín Ardila Duarte trae esta anécdota de sabor británico:

“El sistema parlamentario británico ha tenido grandes admiradores, desde la enciclopedia francesa hasta el español Fraga Iribarne. Voltaire decía: ‘La nación inglesa ha establecido finalmente ese gobierno, sensato, en el cual el príncipe, quien es todopoderoso para hacer el bien, tiene las manos atadas para hacer el mal’. Ello explica por qué un gracioso epigrama dice: ‘Los ingleses han inventado la mermelada al desayuno, el agua caliente para el baño y el Parlamento para la democracia’”.

La capacidad de consumo

A raíz del hundimiento en el Senado del matrimonio gay, se han conocido interesantes datos sobre la capacidad de consumo de la comunidad LGBTI. Un revelador informe de la revista Dinero la calcula en 800.000 millones de pesos anuales en Colombia. En Estados Unidos, la oferta de servicios y productos para la comunidad homosexual se ha desarrollado a tal punto de que mueve 4.700 millones de dólares al año. Turismo, recreación, ocio y modas son los sectores de más consuno entre la comunidad gay. Un hombre homosexual gasta un promedio de 211.000 pesos mensuales en ropa, mientras que un heterosexual destina 151.000 pesos. En licores, un homosexual gasta 116.000 pesos, mientras un heterosexual 81.000 pesos. Las mujeres heterosexuales gastan en ropa 113.000 pesos, mientras las homosexuales 364.000 pesos.  

A dormir en Gramalote

No ha habido en la historia patria un ex presidente que haya armado tanta camorra como Uribe.

En el momento está agarrado con el presidente Santos, quien algunas unas veces le presta atención, y con el presidente venezolano Nicolás Maduro, quien en su delirio chavista lo acusa de “querer asesinarlo”.

En estos rifirrafes el ex mandatario paisa ha encontrado en el también ex presidente Andrés Pastrana a su mejor aliado.   

Lo leímos en “Corto circuito”, de La Opinión, de Cúcuta: “Hay quienes consideran que el ex presidente Uribe utiliza la moderna herramienta del Twitter como si este fuera el megáfono que hasta hace poco usaron los políticos en los pueblos. A raíz de la foto que publicaron el domingo 28 de abril  los periódicos en la que aparece el presidente Santos en piyama, leyendo “El Pilón”, en una de las casas gratis entregadas en Valledupar, el expresidente trinó desde su pajarito – twitter: “… y por qué no se va a dormir a las casas de Gramalote…” Estamos esperando la respuesta del Fondo Adaptación”.

TOLON TILIN

Los críticos de mala leche del programa de viviendas gratis del binomio Santos-Vargas sostienen que esas casas son tan pequeñas que nos les cabe ni la menor duda y que para cambiar de carrizo, en la mini-sala, una pierna debe pedirle permiso a la otra.