20 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«Donde Dios me hubiera puesto estaría tomando del pelo»: Alexandra Montoya

11 de mayo de 2013
11 de mayo de 2013

alexandra montoya
Imagen Cambio.com

Por esa pequeña garganta pasan imitaciones de Shakira, María Emma Mejía, Piedad Córdoba, Salud Hernández, Natalia París, Claudia López, Diana Uribe, Dilian Francisca Toro o doña Pepita, una señora cachaca e impertinente.

Goza con su trabajo, inventa, crea, aporta. Ha sido la pionera en ese estilo de humor. Picante, satírica e irreverente. Quizá por ello, algunos políticos despistados tratan de acallar no solo al programa sino al talento de personajes como Alexandra. Estudió comunicación social en el Externado y ahora adelanta estudios de Derecho.
alexandra
— ¿Es usted la voz de las que sí tienen voz?

–Soy una voz de tantas en la radio

–¿Cuando llamaba a su mamá, ella sí le creía que es usted?

–Le tomaba el pelo pero siempre me pillaba.

–¿Cuándo realizó su primera imitación y a quién fue?

–Paola Turbay, hace más de diez años

–¿Es verdad que a Piedad Córdoba no le gusta ni cinco que la imiten?

–No sabía, no me ha dicho nada «Y en cañadas mas oscuras me ha cogido la noche»

–¿Se acuerda de su primer programa en radio y cómo fue esa experiencia?

–El primer programa en radio en el que estuve fue en Caracol, fui como estudiante, invitada a hablar del Río Bogotá. Era un programa que de emitía como a las 2 de la mañana en vivo . Precioso horario… La experiencia me encantó.

–¿Ha vuelto a hablar con Guillermo Díaz Salamanca?

–Poco, pero le guardo especial afecto y agradecimiento.

–¿Cuál ha sido el momento triste en La Luciérnaga?

–Cuando ocurrió la muerte de Juan Harvey Caicedo. Lo recuerdo con inmenso cariño.

–¿Si no hubiera sido por La Luciérnaga y sus imitaciones, qué estaría haciendo?

–No lo sé. Creo que donde Dios me hubiera puesto estaría siempre tomando del pelo.

–¿Ha escuchado El Tren de la Tarde?

–No me cuadra mucho el horario, pero alguna vez lo oí.

–¿Conoce a otras imitadoras de voces?

— Si conozco varias y lo hacen muy bien

–¿Cómo sería el mundo sin voces?

–Difícil, por que si así no mas, uno habla y denuncia, imagínese si nos cortaran la voz.

–¿Quién más hace voces en su familia?

–Por ahora mi bebe que tiene un año y ya sabe imitar a un gallo

–A una mujer tan seria como Diana Uribe, ¿le gusta que la ridiculicen?

–No creo que la este ridiculizando con mi imitación, me parece que es un personaje muy especial y su voz me ayuda mucho, la forma como cuenta las historias, las palabras que usa, etc . Es un personaje rico en recursos para el imitador.

–¿Cómo soporta a don Jediondo?

–Con cariño y paciencia.

–¿Es verdad que Salud Hernández le manda los textos para que la imite?

–Jamás, nunca me ha dicho algo para que yo lo diga. Hay creatividad del libretista y la mía del repentismo.

–¿Cuál es la magia de Hernán Peláez para tener tanto éxito?

–Es un hombre inteligente, sabe manejar la fama y su carácter le ayuda.

–¿Pudo pagar la valorización de sus propiedades en Bogotá?

–Ja ja ja esas propiedades no son mías, son de la Dian.

–¿Le piden voces los niños cuando va a mercar?

–No, me pida que les compre la fruta, la papa, la cebolla…

–¿Se tapa los oídos cuando grita Risa loca?

–Imposible, tengo audífono durante las tres horas de programa

–¿Ha vuelto a hablar con Gabriel de las Casas?

–No, pero la magia del Twitter acerca a mucha gente

–¿Qué hace los sábados o domingos que no tiene La Luciérnaga?

–Consentir a mi bebé y los trabajos y lectura de la Universidad que no faltan.

–¿Cuándo lanza al mercado las grandes voces de Alexandra Montoya?

–Sumercé… será en el mercado de Corabastos, porque por ahora el tiempo esta escaso.

–¿Le ha enseñado a alguien a imitar?

–Mi sobrina de años, me pregunta: «¿Tía así se hacen los paisas? » e imita muy bien con acento marcado.

–¿Qué es importante la voz o el libreto?

–Las dos mas un tercer elemento que hay en alta dosis dentro del programa y es la improvisación.

–¿Le da miedo a las gripas?

–Pues tanto como miedo no, pero si las evito y me cuido.

[email protected]