23 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política de consenso y de convivencia para Caldas.

14 de mayo de 2013

ferney pazDemasiados son los cuestionamientos que se plantean frente a la orientación dada por las recientes administraciones, dejando una estela de duda respecto a lo que debe entenderse por un correcto ejercicio del poder, que no es más que ser el verdadero representante de la equidad social, máxime cuando se llega a gobernar por  la expresión popular.

Los diferentes  movimientos y grupos que integran el mapa político de Caldas, están en la obligación de entender que se debe desligar el espíritu de partido, del espíritu de  gobierno y que la campaña electoral para la elección del nuevo gobernador, por las circunstancias jurídico procesales que  dieron origen al relevo del saliente, se realice dentro del marco de una política de  consenso, de unión, de convivencia , en la  búsqueda de un ciudadano que aglutine las aspiraciones frustradas de tiempo atrás de los caldenses, con programas de beneficio social, alejado de ambiciones sin horizontes , con la única consigna de ser un gobernante al servicio de la comunidad y no la comunidad al servicio del gobernante.

Es indudable que el nuevo sistema electoral para la elección popular de alcaldes y gobernadores, ha creado una situación real para el desarrollo de las luchas partidistas y para la  manifestación  política de las necesidades de la población, hoy agobiada por cargas impositivas, ausencia de infraestructura vial, deserción escolar, desempleo, abandono del campo, crisis hospitalaria, inseguridad urbana y rural, etc.

Ahora bien,  reconociendo que  estas consideraciones  hacen parte  de la agenda de los partidos, debe primar el interés por desarrollar un trabajo mancomunado y en el caso de Caldas se hace  evidente, golpeado por  débiles e irresponsables  administraciones que  llevaron al Departamento a una crisis fiscal  y de tesorería, en ley de quiebra, a la que debe sobreponerse y ejercer a futuro el liderazgo perdido.

Con la escogencia de un buen  gobernante y la región los tiene en el sector político, academia, privado e industrial, estaríamos seguros que centraría su gestión en tres aspectos  que bien podría llevar a puerto seguro a esa sección del país: sentido de pertenencia por la región, reformas sociales y revolución educativa.

Sentido de pertenencia  integral, que le permita asumir la convicción firme frente a los organismos centrales, que  Caldas tiene derecho a aspirar a un mejoramiento económico y tratamiento igual frente a otras secciones del país, alejando el fanatismo y se sustituya   la pugna indebida y pasional de las diversas tendencias políticas, buscando la colaboración armoniosa y eficaz de todos los caldenses, en la máxima tarea de hacer del Departamento un modelo de gestión y de transparencia administrativa.

Reformas sociales, restableciendo los fueros de la equidad y justifique la estructura político jurídica del país, de ser un Estado social de derecho, haciendo del campesino envilecido y abandonado en la provincia un ciudadano comprometido con  su trabajo.

Revolución educativa, con una mejor enseñanza, con educadores   al servicio de la juventud, pedagogos de verdad,  alejando sus nombramientos de las recomendaciones de directorios, que se llegue por el conocimiento, acercándolos  al mundo moderno, de la informática, del correo electrónico, fomento de la lectura, del  manejo de otro idioma.

Pero para obtener lo anteriormente planteado, se requiere un firme propósito de cambio en las costumbres y ejercicio  de la actividad política,  anteponiendo intereses personales y de grupo para la defensa de lo colectivo, con el máximo respeto por las ideas contrarias  y presto a la rendición de cuentas frente a la comunidad, exponiendo siempre la verdad, por cuanto ésta no necesita de votos.

Inmensa responsabilidad la de la clase política  de Caldas en los actuales momentos, y ojalá no se acuda  a los acuerdos englobantes de buscar raros apoyos por medio de una mal llamada capacidad de negociación, correspondiéndole a la sociedad caldense decidir su propio futuro y para ello el camino seguirá siempre abierto.

Adenda. No es  sano el protagonismo mediático de los entes de control, con anuncios para agradar a la galería y ciertos  sectores de opinión, como el  publicitado anuncio de  la señora Contralora Sandra Morelli, de iniciar investigaciones fiscales a ciertos  magistrados que integran la Sala  jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura,  por el denominado “carrusel” de las pensiones y concretamente por el indebido uso del régimen especial consagrado por el decreto 546 del 71 , articulo 6, para los funcionarios de la Rama judicial y Ministerio público, que alude  a unos derechos por tiempo de servicio en la jurisdicción y un total de semanas  cotizadas, sin que se conozcan hasta el momento los resultados de dichas diligencias, pero sí  las consecuencias de haber estigmatizado  ese marco jurídico, avalado por la jurisdicción constitucional y contenciosa administrativa.  

La falta de un pronunciamiento definitivo por parte de esta entidad, coincide  con la  dilación o congelamiento de  las investigaciones que cursan en la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes por los mismos hechos, como lo  publica  “el tiempo “, pagina  4, edición del pasado domingo 12 de mayo.

Igual situación frente a las averiguaciones fiscales anunciadas para un grupo de parlamentarios  por  actuaciones al parecer no justificadas frente a la DNE (Dirección Nacional de Estupefacientes), así como en el caso de “Interbolsa”.

Si bien  la sonoridad del micrófono y el brillo de las cámaras hacen parte del ejercicio público, la sociedad tiene derecho a que se  le informe  sobre los resultados de las investigaciones.

Bogotá, Mayo 14 de 2013.

Columnas del autor

*Sevilla: la del Valle
*La cooptación restringida.
*
El voto y un catálogo de necesidades sociales.
*La igualdad ante la ley. La detención intramural

*Aspirantes a granel. Y los programas?

*9 de abril: magnicidio de Gaitán.
*Las paradojas de la actividad financiera.
*Marcha por la paz y la debida justicia
*Relación periodismo-justicia.
*Colpensiones: una ofensa a la seguridad social
*
Blindar el voto
*Aerocafé: con la cruz a cuestas
*La edad de retiro forzoso en la rama judicial
*Esfuerzo presupuestal del Estado VS eficiencia judicial
*La circunscripción nacional para Senado en Colombia
*
La mal llamada reforma tributaria.
*En la búsqueda de un año promisorio.
*
Reflexiones de fin de año.
*Los cacos de «Interbolsa»

*El desplome de Interbolsa.
*¿Qué hacer para que los fallos judiciales se profieran a tiempo?
*
Recuperar la confianza pública
*Por un Caldas diferente
*Una causa justa
*El adiós a un gran señor
*Estado de Derecho o Estado Rodín
*La verdadera labor del político
*Preguntas que requieren respuestas
*Política social e intercambio humanitario
*¿Cuál democracia?
*Solo la verdad en la búsqueda de la paz
*Por el decoro y dignidad profesional del abogado
*La crisis del Estado e indiferencia ciudadana
*Se agitan tesis de revocatoria
*Reforma a la justicia: un compromiso institucional
*Santos y de la Calle, los ases para la paz
*La libre expresión y la paz como política de Estado
*A propósito de un fallo judicial