14 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta

22 de mayo de 2013
22 de mayo de 2013

Robledo es el exponente más destacado que tiene hoy la oposición en el Congreso. Su ojo agudo de águila siempre está al acecho del gobierno. Todo lo critica y alaba muy poco. En su última salida, aseguró que fracasó la restitución de tierras y que Santos  manipula la información para ocultar su verdadera política: TLC y concentración de la tierra.

Razones no le faltan. Las cifras muestran que los resultados de Santos en materia de entrega de restitución son normales e incluso peores que los de los gobiernos anteriores. El promedio anual de tierras tituladas en el gobierno de Santos es de cerca de 700 mil hectáreas, mientras que el promedio anual entre 1990 y 2010 fue de 993 mil hectáreas. A pesar de ello, este gobierno cacarea las cifras como si fueran excepcionales y Santos se autodenomina el presidente de los campesinos, afirmó Robledo.

¿Cómo sería un país construido por Robledo? ¿Corregiría los errores que tanto critica? Petro le está demostrando al pais que entre el dicho y el hecho hay mucho trecho. ¿Será que decir y hacer es tan difícil?

Candidatos más o menos definidos

Están más o menos definidos los candidatos de las dos coaliciones mayoritarias para las elecciones atípicas de gobernador de Caldas. Beatríz Peralta Duque, docente de la Universidad de Caldas, vieja aliada del saliente gobernador Guido Echeverry, es hasta hoy la carta de la coalición del Partido de la U y Salvación Nacional. También han figurado Bernardo Rivera y Juan Carlos Giraldo. Y Carlos Arboleda, ex secretario de Cultura de Caldas, es el candidato de la coalición que respaldó a Guido para la gobernación, o sea la que integran el ex senador Omar Yepes, el Partido Liberal y una fracción de Cambio Radical.

Guido con la otra coalición

guido echeverryNo faltarán los curiosos que se preguntarán por qué una candidata de Guido Echeverry es apoyada por la coalición contraria a la alianza que lo eligió gobernador? Por si no lo sabían, Guido terminó distanciado del ex senador Omar Yepes y de los liberales que siempre lo criticaron por la poca representación que les dió en el gabinete. En los estertores de su mandato, Echeverry tuvo en la cena de la burocracia departamental a recomendados de Mauricio Lizcano, Jaime Alonso Zuluaga y Luis Emilio Sierra.

Relaciones peligrosas

Esta semana nos enteramos que el misterioso Gabriel Ricardo Morales Fallón, el supuesto empresario colombiano que desató una tormenta política en Costa Rica por haber montado en su avión a la presidente de ese país Laura Chinchilla, es un viejo conocido del edificio del búnker de la Fiscalía en Bogotá. Cuentan que Morales era un asiduo visitante de esas dependencias entre 2001 y 2009.
%%%%%%%%%%%%%%
Es más: al menos dos exdirectores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) dejaron el ente investigador y se fueron a trabajar a las cuestionadas empresas de Morales Fallón. También lo hizo una chica que fue secretaria de un exfiscal General de la Nación. El señor Morales Fallón entra a engrosar la lista de “empresarios” amigos de fiscales anteriores, como los también “empresarios” Giorgio Sale y Ascencio Reyes. ¿En manos de quién ha estado la justicia? El Reverbero.

Despedida de Vargas Lleras

Hoy Germán Vargas Lleras se despidió formalmente del Ministerio de Vivienda. En un acto con los funcionarios del Ministerio, hizo un recuento de sus logros (diecisiete municipios con acueducto nuevo;  tres mil casas gratis ya entregadas; la inclusión en ‘Pipe’ de otras 86 mil viviendas) y dejó en el aire la idea de que Luis Felipe Henao, el viceministro de Vivienda, será su sucesor.

Terminando el evento le dijo a Luis Felipe Henao, quien quedará encargado del ministerio, que le auguraba muchos éxitos en el Ministerio. Como no se sabe quién va a reemplazar a Vargas y Henao suena mucho, entre algunos asistentes quedó flotando la idea de que ese deseo era un anuncio, pero acto seguido dijo que aunque él ya sabía el nombre del nuevo ministro, el país sólo lo conocerá mañana. La Silla Vacía.

Off the Record, el Nuevo Siglo

No se va

La posibilidad de que el procurador Alejandro Ordóñez renuncie en los próximos días para no inhabilitarse de cara a una eventual candidatura presidencial está cien por ciento descartada. Aunque  es verdad que desde algunas instancias políticas le han planteado en los últimos meses que analice esa eventualidad e incluso se dice que desde las toldas uribistas y varios sectores conservadores ya le habrían anunciado respaldo a una posible candidatura, lo cierto es que el jefe del Ministerio Público no saldrá de su cargo en el corto plazo, y así se lo habría confirmado a su equipo de trabajo más cercano semanas atrás.

Otro escenario

Es más, ayer en los pasillos de la Procuraduría se afirmaba que la advertencia que hiciera Ordóñez en Medellín el lunes en la noche, durante un homenaje que le hicieron sectores conservadores, muy cercanos al uribismo, en torno de que prefería renunciar en caso de que se firmara un proceso de paz que implicara impunidad a la guerrilla, fue el resultado -como se dice popularmente- de aquella premisa popular según la cual a la “gente hay que decirle lo que quiere oír”. En otras palabras, que su pronunciamiento correspondió al clima y tendencia del escenario en que se encontraba. ¿Será?

El riesgo

Sin embargo, en el Congreso se tenía una lectura distinta de la postura del Procurador. Por ejemplo, un senador conservador, que pidió la reserva de su nombre, dijo que entendía la advertencia de Ordóñez y por qué planteaba incluso la posibilidad de dimitir. “… Imagínese el problema en que se verían el Gobierno y las Farc si firmado el proceso de paz y estando pendiendo un mecanismo de refrendación popular de lo pactado, una persona de los quilates de Ordóñez, sin las ataduras que le impone ser el jefe del Ministerio Público, emprende una campaña contra lo acordado… Seguramente sus tesis de cero impunidad a la guerrilla podrían calar en muchos sectores y determinar un posible revés en las urnas para el acuerdo de paz… Vea que en Centroamérica hay un país en donde la gente votó negativamente el acuerdo de paz…”, precisó el parlamentario.

Palabra empeñada

¿Podría ser el procurador Ordóñez el plan B del expresidente Uribe ante la realidad inocultable de que sus precandidatos presidenciales no tienen chance real de derrotar a un Presidente-candidato como Santos? Esa es la pregunta que ayer circulaba en todos los corrillos políticos y las hipótesis que se manejaban eran muchas. Por ejemplo, se indicó que esa posibilidad no era viable porque ya Ordóñez le había dado su palabra a la dirigencia conservadora en noviembre pasado, cuando le fueron a preguntar qué prefería: repetir Procuraduría o terminar su período en enero y quedar listo para una eventual aspiración presidencial en 2014. Se inclinó por lo primero y dio su palabra.

Puente expresidencial

Sin embargo, otra hipótesis que ayer circulaba daba a entender que Ordóñez podría ser el puente definitivo para que los expresidentes Uribe y Andrés Pastrana terminaran trabajando activamente en la campaña anti-reeleccionista. La tesis de los que así pensaban era por demás sencilla: Ordóñez se lanzaría a nombre del conservatismo (cumpliendo así los lineamientos de Pastrana respecto de que el partido debe tener candidato propio para no perder vocación de poder) y Uribe encontraría, por fin, un rival fuerte que podría medírsele a Santos y tener chance de derrotarlo en las urnas.