19 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta

16 de mayo de 2013
16 de mayo de 2013

hernan penagos

Si logra su elección, como se prevé, el cargo le servirá como pasaporte a posiciones representativas, un ministerio por ejemplo. Depende de como le vaya en el ejercicio del cargo, pero Penagos es un hombre inteligente, prudente, buen olfateador.Tiene un futuro bastante prometedor.

Foro sobre elección popular de alcaldes

A propósito de Penagos, este jueves preside el foro “25 años de la elección popular de alcaldes: ¿Hacia dónde va la descentralización?” Penagos Giraldo considera que este escenario es fundamental para analizar el presente y futuro de los alcaldes, y en general la situación de las entidades territoriales frente a los nuevos escenarios que la descentralización a nivel nacional impone. El foro arrancó a las 8:30 A.M y tiene transmisión por los canales Institucional y Congreso, en el auditorio Luis Guillermo Vélez ubicado en el edificio Nuevo del Congreso Carrera 7 # 8-68.

El negro Montoya, «pariente» de la Madre Laura

cesar montoyaEl negro Montoya nos resultó pariente de la Santa Madre Laura. Según escribe hoy en EJE 21, su abuelo «llegó de Jericó, hace una centuria,  a las tierras de Aranzazu». Y como para no dejar dudas dice que  «algunos glóbulos del Montoya, ahora en los altares, debían correr por sus arterias». Montoya, en sus mocedades, fue seminarista. En el seminario donde estuvo interno se le conoció con el nombre de «Crisóstomo Ignacio». A diferencia de la Madre Laura, no persistió en su vocación y se retiró a la vida mundana. También en contraste de la santa de Jericó que escribió sobre la vida de Jesús, Montoya, en un lenguaje lírico, trazó los itinerarios sentimentales que vivió en sus años juveniles en una deliciosa crónica que tituló «¡Ah veleidoso corazón».

No resistimos la tentación de extraer de este escrito esta sensual semblanza:

«Miryam. Debió huir de su marido aventurero. Inexperta llegó a las riveras de mi vida. Tenía la encantadora timidez de las gacelas. Reía a cuentagotas y se refugiaba en silenciones impenetrables. Conversaba con sus ojos vivarachos que expresaban recato, inseguridad y reclamaban con urgencia un apoyo varonil. Su voz era tenue como salida de los labios de una convaleciente. Su fragilidad me conquistó. A su lado me hice bohemio.

Ambos aprendimos el lenguaje de los tangos, le encontramos sabor a las baladas y nos volvimos baquianos en el manejo del ritmo de las gaitas. Parecía una antillana para agitar sus caderas de fuego, alzar sus brazos en movimientos epilépticos y bajarlos luego organizados en jarras coquetas. Era una tongolele con cintura eléctrica, hecha de vibración febril, artista en el zapateo, desenfrenada a veces y de repente rígida como una estatua. Encontró más tarde un adonís que la enfermó con ilusiones imposibles. En un bailongo se derrumbó, avariándose en su columna vertebral. Hoy rumia sus nostalgias sobre una silla de ruedas».

Tal como podemos apreciar en estas líneas, el negro Montoya siguió el camino opuesto de su «prima lejana», la Madre Laura.

Padres y madres podrán escoger primer apellido de sus hijos

En la plenaria del Senado de la República se aprobó en segundo de cuatro debates el proyecto de ley encaminado a otorgarles el derecho a las familias para que escojan el orden de los apellidos de sus hijos. Es decir, facultar a que padres y madres puedan poner en el orden que quieran los apellidos. Ya no sería sólo el apellido del padre el que predomine. La reforma al Estatuto del Registro del Estado Civil de las personas, presentado por el senador Armando Benedetti Villaneda cita textualmente:
En el registro de nacimiento se inscribirán como apellidos del inscrito, el primer apellido del padre y el primer apellido de la madre, en el orden que de común acuerdo determinen el padre y la madre, si fuere hijo matrimonial o extramatrimonial reconocido.
Si al momento de adelantarse el registro del menor de edad hubiere desacuerdo entre los padres, el funcionario encargado sorteará el orden de los apellidos.

La respuesta de Alonso a los verdes

Desde hace un par de meses los verdes y los sectores cercanos a Sergio Fajardo han venido tanteando la posibilidad de que éstos últimos regresen al Partido Verde. La Silla supo que Alonso Salazar, el ex alcalde de Medellín y cabeza visible de Compromiso Ciudadano, respondió ayer la carta que hace tres semanas le enviaron ocho figuras del Partido Verde, invitándolo a volver a trabajar juntos.

Salazar no había contestado la carta pero -como contó La Silla- había venido organizando reuniones individuales con varias figuras nacionales del partido, por lo que el regreso de los fajardistas era considerado como posible. “La invitación ha sido considerada colectivamente y creo que mas allá de una participación personal, lo importante es que Compromiso Ciudadano se reencuentre con otros sectores del partido en un propósito de unidad”, dice la carta del ex alcalde.

Su respuesta, llamativamente titulada “Mandamientos verdes”, llega precisamente el día antes de que se reúna la dirección nacional de los verdes y la propuesta de los fajardistas es que se reúnan próximamente en Medellín para discutir muchos de los cambios que ellos consideran necesita el partido. La Silla Vacía.