23 de octubre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Millonarios vuelve al grupo de los ocho con un contundente 4-1 a Patriotas

6 de mayo de 2013
6 de mayo de 2013

Con goles de Erick Moreno (17’), Rafael Robayo (58’ y 82’) y Wason Rentería (88’), los azules llegaron a 21 puntos. Para los de Tunja descontó con John Hernández (56’).

Millonarios volvió a ganar y fue contundente. Le cobró la revancha a Patriotas que le había ganado en su visita al Campín en 2012 (Gol de Lazaga) y con goleada 4-1 regresó a la victoria después de una mala racha que le duró cuatro fechas.

Patriotas, que fue solo líos hasta antes de llegar a Bogotá por el tema de los salarios, entró a la cancha a con hambre de triunfo. En el primer tiempo desconectó a Millonarios y fue el que creó las opciones de gol, una de ellas anulada por fuera de juego de Wilson Carpintero.

A pesar de los intentos del equipo boyacense, Erik Moreno volteó las cosas con una jugada personal en la que se deshizo de su marca pasándose el balón por detrás del talón y definiendo ante la salida de Nicolás Vikonis para abrir el marcador a favor de Millonarios, al minuto 17.

Patriotas se cayó y no volvió a ser peligroso en el primer tiempo, mientras que Millonarios por oleadas logró crear peligro y el arquero uruguayo del elenco visitante salvó en un par de oportunidades de que su vaya cayera por segunda vez.

Para el segundo tiempo, Patriotas volvió con su propuesta de salir jugando, mostrando ganas, incluso algunas veces se equivocó en la entrega y quedó mal posicionado para darle opciones a Millonarios que tuvo en Fredy Montero la oportunidad de aumentar.

El conjunto visitante empató el juego con una jugada rápida en la que John Hernández al llegar al área definió al palo derecho de Luis Delgado, Pedro Franco se atravesó en el remate y englobó el balón para mandarlo mucho más lejos del alcance del arquero albiazul, al minuto 57.

Millonarios reaccionó de inmediato y luego de que Erik Moreno peleara un balón en el área, Rafael Robayo recogió el rebote y no dudó un solo instante en patear fuerte y arriba para asegurar el segundo gol embajador, de ‘picabarra’, para hacerlo mucho más vistoso, en el minuto 58.

A siete minutos del final, de nuevo Robayo dijo presente y marcó su segundo gol en la tarde, al ganarle en el área a su marcador y de manera casi que incómoda aseguró el triunfo embajador.

Pero la cuenta no se cerró ahí, pues Wason Rentería, que inició como suplente y jugó los 25 minutos finales, de media vuelta en el área anotó un bonito gol y el cuarto en el marcador, a dos minutos del final.
No fue la mejor exhibición de Millonarios, que estuvo más atropellado que claro en el campo, pero sí tuvo para superar al penúltimo del campeonato, que a 48 horas del juego no sabía si iría o no al Campín y que sigue sin saber qué significa ganar en 2013.

En los primeros 10 minutos del juego de ayer los visitantes dominaron ampliamente. Generaron tres opciones claras de gol, dos de ellas invalidadas por fueras de lugar de Wilson Carpintero y Juan Carlos Escobar.
Pero en una buena acción colectiva los embajadores se fueron en ventaja en su primera incursión ofensiva. Érick Moreno, Máyer Candelo y Hárrison Otálvaro se juntaron desde la mitad de la cancha. Los seis toques concluyeron con un remate suave, pero bien ubicado, del delantero chocoano que superó al arquero Nicolás Vikonis.

Hasta ahí llegó el ímpetu de los boyacenses, que perdieron la iniciativa. Poco a poco Millonarios se apoderó de la pelota y comenzó a manejarla lejos de su arco, pero sin volver a acercarse con peligro al arco rival.

Los muchachos que dirige Hernán Torres no parecían ser conscientes de la necesidad de anotar más goles para meterse en el grupo de los ocho. Y, además, quedaban expuestos a que Patriotas empatara en cualquier momento. Y así fue. A los 56 minutos el cartagenero John Hernández igualó el marcador tras una precisa habilitación de Escobar.

Pero muy poco les duró la celebración a los boyacenses, porque casi de inmediato Rafael Robayo puso nuevamente arriba a los azules. El volante bogotano recogió un rebote en el centro del área y con un remate de pierna derecha les devolvió la tranquilidad a los cerca de 17 mil hinchas que llegaron al estadio El Campín.

Llegó luego el tercer gol embajador, segundo de Robayo, quien acompañó una incursión ofensiva de Lewis Ochoa. Casi al final llegó el cuarto. Wason Rentería, quien había ingresado por Freddy Montero, recibió un centro de Lewis Ochoa, eludió a dos rivales y definió fuerte arriba.
Eso gol metió a Millonarios entre los ocho y puede significar la reconciliación entre el delantero y la hinchada azul.