9 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Inicio de la campaña presidencial

20 de mayo de 2013

ferney pazEs entendible que esta  estrategia de conformar un equipo de primera línea, en donde se incluye al ex director de la Policía Nacional del gobierno del ex presidente Uribe y posible fórmula vicepresidencial, pretende agitar el panorama político del país, con la específica misión de defender las actuales  políticas de gobierno  y allanarle el camino al presidente  de buscar un nuevo mandato que hará público a final de año y evitarle que cualquier acción del ejecutivo hacia futuro sea considerada como actos de campaña.

Estos acontecimientos y anuncios  que marcan el despegue del debate presidencial, obligarían a que los otros partidos y movimientos de coalición se pronuncien y destapen sus cartas presidenciales, si aspiran a tener juego frente  al electorado que presenta facetas de división, desgano e incredulidad hacia la clase política.

La afirmación presidencial, “seré respetuoso de las reglas de juego y por lo tanto, no tomaré ninguna decisión formal sobre mi futuro sino hasta la fecha indicada en la ley 996 del 2005, es decir seis meses antes de las próximas elecciones presidenciales”, no deja de ser una manifestación más, por cuanto los hechos son evidentes de estar en marcha  todo un engranaje para la búsqueda de la reelección, la cual no ha tenido mucho éxito en la historia institucional del país y la experiencia reciente lo confirma, que nos hace  recordar a Montesquieu, cuando expresaba, con razón o sin ella, que “cuando un gobierno dura mucho tiempo se descompone poco a poco sin notarlo.”

Le corresponderá a la sociedad  colombiana  calificar el desempeño del actual gobierno, si  lo considera eficiente, transparente y si sus políticas oficiales han tenido calado social dentro del marco jurídico que estableció la constitución del 91, porque constituye una burla para la población decir  a través de los informes de los organismos estatales que todos somos iguales ante la ley, sino lo somos ante la vida.

Es de esperarse que la  gestión de  la administración continúe sin altibajos, y no  se divida al país en la búsqueda de la permanencia en el gobierno y se  den como lo manda la Constitución, todas las garantías a las diferentes tendencias políticas que buscan el favor popular, vigilando que las campañas no vayan a estar mediatizadas por el poder del dinero y de poderosos grupos que a lo largo de los años, han impuesto su dominio, hasta el extremo de avalar candidatos y aplicar una ley de terror, impidiendo la real expresión popular.

Abrigamos la esperanza que el tema de la paz, se maneje  como política de Estado y no al vaivén de las emociones y encuestas electorales. Mientras ese anhelo no se consiga, mientras  haya  violencia organizada o esporádica, mientras haya quienes deriven provecho de dar muerte o convertido en regular un modo de vivir belicoso y salvaje, los demás problemas de la nación no tendrán solución, comenzando por la economía, que se afecta por la  incertidumbre y la inseguridad  jurídica.

Dentro de los postulados de la rendición de cuentas estaremos pendientes de lo que se nos diga en materia de justicia, de salud, de educación, infraestructura vial, seguridad urbana y rural, las explicaciones por la pérdida de  mar territorial, la omisión en la vigilancia y control del sistema financiero y bursátil, las acciones para mitigar la situación de los miles de desplazados, como víctimas de un conflicto  que los ha convertido en parias, las políticas desarrolladas para la defensa de la tercera edad y su régimen de pensión, por cuanto dicho beneficio es un derecho  y no un regalo del Estado y demás asuntos que hacen parte  del desarrollo de una sociedad .

Que sea la voluntad popular la que decida  el camino  a seguir y ese apoyo se ha visto reflejado de manera invariable a lo largo de la historia, en las aspiraciones populares en las jornadas democráticas: Trust the people. “la confianza en el pueblo”, principio del liberalismo inglés.

ADENDA: Es urgente la necesidad de fortalecer los partidos, de renovarlos, de vincular nuevos sectores de la opinión pública, de  enrutarlos como guías ideológicos y constituirse en alternativas de poder: quién gane gobierne y ejecute sus programas y quién pierda ejerza un control  político.

Ante la imposibilidad de concretar estos postulados en la democracia restringida que tenemos, se ha acudido al juego de las coaliciones, de alianzas para asegurar votos, que ha producido en nuestro medio genios de la vaguedad y napoleones de la milemetrìa,que solo buscan cuotas de poder burocrático, dejando de lado el interés colectivo.

Lo anterior, para significar lo que se denuncia respecto al veto o rechazo por parte de un neófito e irreverente senador a la postulación que varios grupos de opinión  hicieran del nombre del Dr. Julián Gutiérrez Botero, como  posible candidato a la gobernación de Caldas, solo por pertenecer a la corriente  liberal, estigmatizando y generalizando los errores de unos pocos y fomentando un apasionamiento y sectarismo partidista, que pensábamos pertenecía al pasado.

El Dr. Gutiérrez Botero,  constituye prenda de garantía para el ejercicio del gobierno, por su trayectoria profesional, social, cívica, e industrial, pasado transparente, vocación de servicio, un apellido para honrar, y defensor de primera línea de las causas liberales, cuando se le ha solicitado su concurso.

Continúan   los vicios de una vieja y desgastada clase política, que debe ser rechazada por las gentes de bien de un departamento que solo aspira a tener un mejor futuro.

Bogotá, Mayo 21 de 2013

Columnas del autor

*Política de consenso y de convivencia para Caldas.
*Sevilla: la del Valle
*La cooptación restringida.
*
El voto y un catálogo de necesidades sociales.
*La igualdad ante la ley. La detención intramural

*Aspirantes a granel. Y los programas?

*9 de abril: magnicidio de Gaitán.
*Las paradojas de la actividad financiera.
*Marcha por la paz y la debida justicia
*Relación periodismo-justicia.
*Colpensiones: una ofensa a la seguridad social
*
Blindar el voto
*Aerocafé: con la cruz a cuestas
*La edad de retiro forzoso en la rama judicial
*Esfuerzo presupuestal del Estado VS eficiencia judicial
*La circunscripción nacional para Senado en Colombia
*
La mal llamada reforma tributaria.
*En la búsqueda de un año promisorio.
*
Reflexiones de fin de año.
*Los cacos de «Interbolsa»

*El desplome de Interbolsa.
*¿Qué hacer para que los fallos judiciales se profieran a tiempo?
*
Recuperar la confianza pública
*Por un Caldas diferente
*Una causa justa
*El adiós a un gran señor
*Estado de Derecho o Estado Rodín
*La verdadera labor del político
*Preguntas que requieren respuestas
*Política social e intercambio humanitario
*¿Cuál democracia?
*Solo la verdad en la búsqueda de la paz
*Por el decoro y dignidad profesional del abogado
*La crisis del Estado e indiferencia ciudadana
*Se agitan tesis de revocatoria
*Reforma a la justicia: un compromiso institucional
*Santos y de la Calle, los ases para la paz
*La libre expresión y la paz como política de Estado
*A propósito de un fallo judicial